La Cofepris autoriza el uso de emergencia de la vacuna Moderna en México
Dosis de la vacuna Moderna. Foto: Ricardo Maldonado Rozo/EFE.

La Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) autorizó  el uso de emergencia la vacuna Moderna en México. 

Con ello, el país ya ha autorizado ocho vacunas para el combate del covid-19: Pfizer, AstraZeneca, Cansino, Sputnik, Sinovac, Covaxin, Janssen y Moderna.

Mediante un comunicado, la Cofepris apuntó que el 16 de agosto sesionó y la vacuna de Moderna “recibió una opinión favorable de manera unánime por parte de las y los expertos”.

Añadió que como parte de la autorización de uso de emergencia se recibió la opinión de dictaminares especializados, quienes “realizaron una revisión de los expedientes, certificando que el biológico cumple los requisitos de calidad, seguridad y eficacia necesarios para ser aplicado”.

La autorización de la vacuna de Moderna es para personas mayores a 18 años. Dicho fármaco fue desarrollado en Estados Unidos y está elaborado mediante la tecnología de ARN mensajero. 

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), la vacuna tiene una eficacia del 94.1% en contra de la Covid-19, después de 14 días de la primera dosis. El 30 de abril de este año fue incluida en la lista de uso de emergencia, también cuenta con el aval de los Centros de Control de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos, y la Agencia Europea de Medicamentos (EMA, por sus siglas en inglés).

Los organismos de salud han recomendado la aplicación de dos dosis, con 0.5 mililitros cada una, con un intervalo de 28 días.

Sin embargo, tanto la OMS como Estados Unidos han mencionado que el intervalo entre dosis podría ser de hasta 42 días. Incluso, estudios han señalado que a mayor tiempo de distancia entre las aplicaciones, el número de anticuerpos puede crecer.

La OMS ha detallado, en una actualización del uso de la vacuna, que las variantes B.1.1.7 y 501Y.V2, no alteran la eficacia de la vacuna. También ha mostrado eficacia ante la variante Delta, catalogada como de preocupación y que actualmente es la de mayor presencia en el mundo.