Ciudad alemana rastreará el ADN de los perros que ensucien la calle
Las heces de los perros serán analizadas para extraer el ADN. Foto: Pexels / Naomi Salomé

Los mil 586 perros de la ciudad de Weilerswist, en Alemania, podrían pronto estar vigilados para evitar que sus dueños incumplan con su obligación de limpiar sus heces de las calles de la urbe, anunció la alcaldesa del municipio.

Mediante una base de datos creada con el ADN recogido de las muestras de heces que no son limpiadas en la vía pública, las autoridades municipales intentarán rastrear a los dueños para imponerles multas por sus faltas cívicas.

“Es un hecho que hay algunos propietarios de perros que no cumplen con la obligación de retirar los excrementos de los perros”, apuntó Anna-Katharina Horst, alcaldesa de la ciudad ubicada al oeste de Bonn.

Entre las razones para imponer esta medida, catalogada por la alcaldesa como disuasoria, es que los dueños de los perros han abusado de espacios como parques, calles y cementerios para llevar a sus mascotas a realizar sus necesidades fisiológicas, exponiendo a los empleados del ayuntamiento a riesgos sanitarios.

Según un estudio realizado por la Universidad Autónoma Metropolitana, cuando las heces de los perros se secan pueden diseminar parásitos que afectan la salud humana, al contaminar alimentos y fuentes de agua.

“La contaminación ambiental con heces caninas facilita la transmisión de zoonosis parasitarias, especialmente las causadas por nematodos intestinales del perro, como Toxocara canis, que en el humano produce los síndromes de larva migratoria visceral y ocular”, se lee en el informe.

De acuerdo con Horst, otros municipios de la región de Renania del Norte-Westfalia estarían evaluando realizar bases de datos similares, las cuales permitirán saber quiénes son los dueños que no cumplen con sus obligaciones tanto con respecto a sus conciudadanos como con sus perros.