¿Podrías lavar tu auto con un vaso de agua?
Foto: Cortesía Cleapy

En medio de la reciente crisis de agua en Nuevo León, donde miles de personas no tienen el acceso al líquido para lavar, cocinar y bañarse, lavar el auto parece un verdadero lujo. En ese contexto, Miguel Vázquez, de 26 años de edad, logró cumplir su sueño.

Nuevo León no es el único lugar en el país que enfrenta un panorama como este, al menos 16 estados de la República se encuentran en la categoría de sequía severa (D2), es decir, con probables pérdidas en cultivos o pastos, alto riesgo de incendios, la escasez de agua es común y se deben imponer restricciones en el uso del agua, según el Monitor de Sequía en México, con información publicada al 19 de agosto de este año.

Sin embargo, este emprendedor regiomontano dice no haber aprovechado esta coyuntura para lanzar su idea de negocio: Cleapy, una app para ofrecer y recibir el servicio de lavado de auto con tan solo 330 mililitros (ml) de agua y 20 ml de un champú ecológico y biodegradable que protege la carrocería del vehículo.

Miguel había trabajado en un proyecto de autolavado a domicilio en Estados Unidos y decidió replicar el modelo en su ciudad de origen.

“Veía que era un negocio rentable, pero se desperdiciaba mucha agua en lavar un vehículo, el promedio que tenemos es de 165 litros por lavado”, explica. Con el modelo de lavado de Cleapy se ahorra más del 99% en comparación con los sistemas de lavado tradicionales. 

Comenzamos a desarrollar productos naturales con ceras naturales para proteger la pintura del vehículo sin que fuera corrosivo y que tuviera un impacto positivo en el medio ambiente”, explica Miguel, quien estudió Administración de Empresas por el Tec Milenio y director de Cleapy, una startup en Monterrey.

Los Cleapers, que son los socios lavadores encargados de llegar hasta la ubicación del auto para lavarlo, rocían el producto sobre el auto y éste encapsula la suciedad, después se remueve con una microfibra y deja el auto encerado con una capa de protección que puede durar de seis a ocho días. El servicio tarda alrededor de 40 a 45 minutos, pero depende de lo sucio que esté el vehículo.

¿Cómo funciona Cleapy?

Cleapy opera actualmente en la zona metropolitana de Monterrey, tiene dos aplicaciones: una para el cliente y otra para los Cleapers. Para tener acceso, se deben seguir los siguientes pasos:

  • Descargar la app, registrarte e iniciar sesión. 
  • Dentro de la app se solicita el servicio de lavado y se ofrecen los datos del vehículo, marca, modelo, placas, color, así como una foto.
  • Pagar el servicio (140 a 160 pesos) y de inmediato se contacta a un socio lavador.

De febrero a agosto, la aplicación de Cleapy ha tenido 4 mil 500 descargas, más de mil 500 servicios de lavado, dice Mario. En promedio, brinda de 40 a 50 servicios diarios y cuenta con 12 lavadores y cuatro contratados directamente por ellos.

En seis meses de operación, solo una vez no pudieron atender la demanda después de que se prohibiera lavar autos y regar el jardín por la escasez de agua. “(En ese momento) tuvimos picos de hasta 300 a 400 servicios, la demanda nos superó, pero se reagendó”, cuenta Vázquez.

Ahora trabajan en membresías y planean que este 2022 Cleapy llegue a Ciudad de México y Guadalajara, mientras que para el siguiente año buscarán entrar a Florida y convertirse en el siguiente unicornio. “Creemos que tenemos las bases, el equipo y el producto para poder serlo”.