Urge que más mujeres participen en el desarrollo de proyectos de Inteligencia Artificial: UNESCO y WEF
Foto: Tima Miroshnichenko/Pexels

Vivimos la cuarta revolución industrial, pero en pleno siglo XXI la Inteligencia Artificial (IA) enfrenta un sesgo de género. En el marco del Día Internacional de la Mujer la UNESCO (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura) y el Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés) realizaron la mesa redonda Girl Trouble: Rompiendo el sesgo en Inteligencia Artificial para abordar la baja participación de las mujeres en esta área y las implicaciones que esto tendría para el futuro.

Esta urgencia se hace aún más relevante al ver que solo el 1% de las solicitudes laborales para puestos como expertos en IA y ciencia de datos son emitidas por mujeres. El panorama se vuelve hostil para que niñas y mujeres se queden lejos de en la ocupación de estos empleos, pues tienen cuatro veces menos probabilidades de tener conocimientos de programación informática, trece veces menos de registrar patentes tecnológicas y es menos probable que tengan acceso a puestos de dirección en empresas tecnológicas.

También lee: Fotogalería #8M2021 | Un muro que hablará por todas

Además, la baja representación de mujeres en la industria, así como los prejuicios y estereotipos de género se están reproduciendo en las tecnologías de la IA, de acuerdo con las expertas, muestra de ello se ve en las asistentes virtuales como Siri, Alexa o Cortana. “El servilismo y a veces la sumisión que expresan son un ejemplo de cómo la IA puede (seguir) reforzando y difundiendo los prejuicios de género en nuestras sociedades”, afirma la Recomendación sobre la Ética de la Inteligencia Artificial.

Se prevé que para 2022, el 85% de los proyectos de IA darán resultados erróneos debido a sesgos en los datos o algoritmos, según una investigación de la empresa Gartner. Por lo que las expertas mostraron una preocupación frente al panorama actual y coincidieron en que se deben tomar medidas desde las empresas, gobiernos y escuelas para reforzar y promover la participación de las mujeres. 

“Si tenemos más mujeres en los equipos de desarrollo de Inteligencia Artificial brindaremos un mundo digital que no solo es bueno para las mujeres sino para todos”, dijo Gabriela Ramos, subdirectora general de Ciencias Sociales y Humanas de la UNESCO.

“Debemos asegurarnos que las mujeres en la Inteligencia Artificial son increíbles modelos a seguir para que las niñas vean y se interesen por una trayectoria profesional en esta área”, señaló Kay Firth-Butterfield, directora de IA y Aprendizaje Automático y miembro del Comité Ejecutivo del WEF.

Dentro de los riesgos de no implementar acciones se encuentran que se propaguen y refuercen estereotipos de género perjudiciales que estigmaticen y marginen aún más a las mujeres a escala mundial. Así como con la automatización de los empleos, en su mayoría ocupados por mujeres como cajeras o administrativos, impacten de forma negativa al empoderamiento y autonomía económica.

En el evento, moderado por Natashya Gutiérrez, jefa de redacción de la revista Vice Asia, participaron: Ashwini Asokan, directora general de Mad Street Den, con sede en Chennai (India), Adriana Bora, investigadora, Anne Bioulac, miembro de la iniciativa “Mujeres en África”, y Meredith Broussard, desarrolladora de software y profesora asociada de periodismo de datos en la Universidad de Nueva York.

Así como Latifa Mohammed Al-Abdul Karim, una de las cien mujeres más destacadas en la ética de la inteligencia artificial, de acuerdo con la revista Forbes, Wanda Muñoz, de la Red de Seguridad Humana en América Latina, es una de las constructoras de paz de la Iniciativa de Mujeres Nobel 2020, Nanjira Sambuli, miembro del Grupo de Alto Nivel sobre Cooperación Digital del Secretario General de la ONU y asesora de la Alianza A+ para los algoritmos inclusivos, y Jutta Williams, directora de producto de Twitter.