Síguenos

 

Tecnología

Un argentino adquirió el dominio local de Google por dos dólares

El diseñador de Buenos Aires dice que compró google.com.ar cuando se dio cuenta que estaba disponible en el registro de dominios.

Foto: Solen Feyissa en Unsplash

Recibe en tu correo el newsletter de La-Lista

La presencia entera de Google en Argentina fue redirigida momentáneamente durante la semana pasada al sitio web de un diseñador web de 30 años, quien adquirió el nombre del dominio por tan solo 2.7 dólares.

Nicolas Kuroña, residente de Buenos Aires, dice que se percató de que los servicios de la compañía se encontraban caídos cuando comenzó a recibir mensajes de sus amigos por WhatsApp. Pero en lugar de hacer lo que muchos hubieran hecho, y volver a trabajar (o tomar la caída como una señal para ir por un té) se dirigió al registro de dominios de Argentina, NIC Argentina, para ver qué se podía hacer.

Después, dice, una búsqueda del URL de Google, google.com.ar, reveló que el nombre estaba disponible por el diminuto precio de 270 pesos argentinos (2.7 dólares).

El dominio expiró, logré comprarlo legalmente”, tuiteó esa tarde, cuando otros usuarios argentinos de la web encontraron su nombre en los nuevos registros. “Tengo el recibo de compra, entonces estoy tranquilo”.

Cuando concluyó el proceso de compra y aparecieron mis datos, supe que algo iba a suceder … estaba muy ansioso”, dijo a la BBC. “No podía creer lo que acababa de pasar”.

“Quiero dejar claro que jamás tuve malas intenciones”, añadió. “Simplemente intenté comprarlo y la NIC me lo permitió”.

Lee también: Google engañó a usuarios sobre recolección de datos, según justicia australiana

“Domain squatting”, la práctica de adquirir los nombres de dominios por ninguna razón más que su conveniencia para otros, es bastante común, y muchos países establecieron políticas para asegurarse de que los propietarios legítimos del nombre de un dominio puedan reclamarlo sin costo. Pero el caso de Argentina es inusual, porque el nombre del dominio de Google no tendría que haber estado a la venta en ningún momento: su licencia expiraba en julio de este año.

Aún así, Kuroña no logró retener el nombre del dominio que poseyó brevemente. Lo transfirieron de vuelta a Google poco después de que lo registró, y no reembolsaron la cuota.

Google fue contactada para escuchar sus comentarios.

The Guardian
Contribuye a The Guardian

También te puede interesar

Mundo

Alberto Fernández generó polémica en las redes sociales después de errar una frase que atribuyó erroneamente a Octavio Paz; ofreció disculpas.

Medio Ambiente

El documental 'Punto de no retorno' se estrenará este sábado con motivo del Día Mundial del Medio Ambiente.

Medio Ambiente

Los navíos, principalmente de China, apagan sus señales de rastreo para evadir la detección mientras se dedican a una posible pesca ilegal.

Política

En entrevista para La-Lista, Alejandro Armenta, presidente de la Comisión de Hacienda en el Senado, detalla sus planes sobre la creación de un Instituto...

Publicidad