El Banco Mundial ‘pierde oportunidades vitales de apoyar’ la respuesta al Covid: Oxfam
Foto: Canva

Kate Hodal/The Guardian

Millones de personas de países con bajos ingresos se han visto forzados a seguir si servicios de salud o a pagar por él durante la pandemia del coronavirus  a pesar de los miles de millones de dólares para emergencia de los fondos del Banco Mundial, señala un estudio.

Los 6 mil millones de dólares del Banco Mundial del fondo de emergencia para 71 países como respuesta para el covid 19 no pudieron fortalecer los sistemas de salud o reducir las barreras financieras para usarlos, según indica un reporte de Oxfam que se publicó el viernes.

Oxfam revisó los documentos del proyecto del Banco Mundial para valorar su apoyo para agua, servicios sanitarios, servicios de higiene y salud pública; las acciones para reducir las barreras financieras para los servicios médicos ; y para trabajar en el aumento de la oferta de trabajadores de la salud y el papel del sector privado en la respuesta a la salud pública.

Aunque los fondos eran fuertes en algunas áreas, especialmente en la prevención de enfermedades, el Banco Mundial “perdió buenas oportunidades para fortalecer los sistemas de salud pública para enfrentarse al Covid 19 y proporcionar salud a todos en el futuro”, señala el reporte.

“Estamos a la mitad de una emergencia de salud global. Todos los países se enfrentan a un aumento de la demanda para servicios de salud.  Nunca hubo un tiempo de mayor importancia para el liderazgo del Banco Mundial y los fondos para que los servicios de salud fueran gratuitos, para apoyar a los millones de nuevos doctores, enfermeras y trabajadores de la salud y pagarles y protegerlos. Necesitan cambiar urgentemente  el curso para lograr esto”, dice la asesora de políticas de salud de Oxfam, Anna Marriott.

El peor fracaso fue la reducción de gastos en efectivo, encuentra Oxfam. Cada año, las cuotas de usuario bloquean a mil millones de personas de acceder a servicios de salud lo que provoca muertes que pueden evitarse y aumento  en las enfermedades

A pesar de las guías de la OMS de que los países deberían retirar las cuotas de usuarios de los servicios de salud, al menos durante la duración de la pandemia, el 89% de los proyectos de los países del Banco Mundial no se comprometieron a hacerlo. Ocho lo hicieron pero ninguno especificó que el retiro de cuotas era para todos los servicios, y tres de esos ocho sólo cubrían los tratamientos relacionados con Covid19.

“No se puede negar que los pagos por los servicios de salud matan y están llevando a mucha gente a la pobreza”, dijo Marriott.

“Frente a esta pandemia, el Banco Mundial tiene una responsabilidad moral de apoyar el retiro de cuotas”.

Los proyectos tampoco sirvieron para aumentar el número de trabajadores, según el reporte. Dos terceras partes no tenían planes de contratar a más doctores o enfermeras y otros sólo a trabajadores temporales. En 49 países, 69% del total, el número de enfermeras por cada 10 mil personas quedaba por debajo de lo que la OMS recomendaba como mínimo, con 34 países que no cumplen ni la mitad de esa cifra.

En Malawi, sólo hay un doctor por cada 50 mil personas. Bridget Malewezi, una doctora en la capital Lilingwe,  dijo a The Guardian que la pandemia expusó las vulnerabilidades del país.

“Incluso antes de que llegara el Covid 19, teníamos vacantes de 48%, lo que quiere decir que si necesitábamos 10 personas en nuestros hospitales, la realidad es que sólo teníamos cinco”, dijo Malewezi.

“En marzo, el gobierno reclutó a 2 mil trabajadores adicionales, pero eso fue apenas una gota en el océano en comparación con lo que se necesitaba. En Malawi no hay cuotas, así es que los servicios de salud son técnicamente gratuitos, pero como los recursos están restringidos, por lo general terminan pagando de tu bolsillo.

“Tenemos doctores y enfermeras capacitados pero están en casa porque la falta de fondos significa que todavía no están en el sistema. Mientras vemos como la segunda o tercera ola de Covid cruza el planeta y llega a lugares más cercanos, como a Kenia, nos preocupa no estar preparados para una segunda ola”.

En una declaración, el Banco Mundial señaló que: “El Grupo del Banco Mundial está trabajando para apoyar la respuesta de salud por el covid 19 en más de 110 países en vías de desarrollo, que son el hogar de 70% de la población mundial.

“Nuestra respuesta tiene el objetivo de salvar vidas y de proteger a los hogares más pobres, para que la gente pueda volver a construir sus vidas y lugares donde habitan. Estamos trabajando para que al menos 100 países puedan estar listos para repartir las vacunas de Covid19, los tratamientos y las vacunas, para conseguir que los países en desarrollo no se queden rezagados durante esta crisis sin precedentes”.

Traducida por Andrés González.

Consulta el artículo original haciendo click en el logo:

The Guardian