He tratado de criar a mi hija con valores feministas pero estoy batallando con su ropa. ¿Qué le digo?
Foto: Jon Flobrant on Unsplash

He tratado de criar a mi hija con valores feministas pero estoy batallando con la ropa que quiere usar. Ella y sus amigas usan la ropa muy entallada, los shorts muy cortos. Me parece magnífico que se sientan bien usando esa ropa, yo a su edad no lo estaba, pero me preocupa que atraigan cierto tipo de atención para la que no están preparadas. Tiene 13 años y su cuerpo cambió mucho este año.

Cuando salimos juntas me doy cuenta de que los hombres ya la están viendo. Ella parece no darse cuenta y aunque yo se lo digo ella sólo voltea los ojos, como si yo fuera una hipócrita y no me preocupara por su bienestar. Sé que si quiero implantar reglas ella sólo va a querer romperlas. ¿Existirá alguna manera de hacerle entender que aunque las mujeres tengan la libertad de usar la ropa que quieran, a su edad no es todavía una mujer, aunque empiece a parecer una?

Eleanor dice: Las hijas no nacen sabiendo lo que le pasa a las mujeres. Ninguna parte de su experiencia con el cuerpo les puede decir que aparentemente es tan digno de burla como de deseo y que va a ser difícil saber qué tanto de la burla es deseo y qué tanto del deseo es burla.

Te puede interesar: La-Lista de 10 libros sobre grandes pensadores

Así es que las hijas van a tener que descubrirlo. Y lo más terrible para uno como padres que eso pasará si ustedes se lo dicen o si ellas lo descubren. Ambas experiencias son horribles. Y sí estoy entendiendo bien lo que dices, lo que quieres hacer es mandar dos mensajes: pueden pasar cosas malas si enseñas tu cuerpo, y no es tu culpa si pasan.

No creo que las cosas se resuelvan si se juntan los mensajes. Deberíamos revisar mejor el mensaje. ¿Qué es lo que ella necesita de ti, su madre?

Creo que lo que ella necesita de ti, todo el tiempo, constantemente, es escuchar que cuando los hombres hacen cosas malas, no es culpa de ella. Que el resto del mundo le diga que ella obtendrá la atención sexual o el juicio desaprobatorio si enseña su cuerpo. Tiene 13 años así es que siento decirte que es muy probable que ya esté pasando, en la pornografía y en lo que sus amigos hombres ya estén viendo, en los términos que los ‘bullies’ aplican a hombres y mujeres por igual, en la ceja levantada de los padres de alguna amiga que dicen “esos tacones son muy altos”.

El mundo dejará llegar este mensaje en la sugerencia de que ella merece ser juzgada y cosificada por tratar de verse bonita. Yo le diría que eso tiene que ser lo que ella quiere. Y si por desgracia le sucede algo realmente malo, ella tendrá que haber internalizado el mensaje de que tenía que haber hecho algo diferente para prevenir. Así es que no se preocupen por que ella no aprenda que las cosas malas suceden, el mundo probablemente le enseñará

Lee también: El tráfico de mujeres embarazadas de Islas Marshall a EU para ‘comprar sus bebés’

Pero eres su madre. Puedes y tienes que amplificar el otro mensaje, el que pocas veces sobrevive a la adolescencia: Nadie puede decirte que tienes que tomar tus decisiones mirándote primero con ojos masculinos. No es tu responsabilidad tomar en cuenta la reacción de los hombres. 

Deja que tenga una voz fuerte y clara en casa para que pueda contrarrestar todos los murmullos imperiosos. Deja que tenga al menos una persona que le enseñe que no tiene que temer a su cuerpo, porque mientras crece seguramente tú vas a ser la única. Al menos tiene a alguien que le grabe el mensaje como campana de vaca para que la pueda sonar en la cara de los chicos tontos, entonces va a tener un talismán.

La verdad es que ningún largo de short la va a mantener a salvo. Puede pasar 10 ó 15 años probándolos y probando diferentes personalidades y jugando con su apariencia para provocar el balance correcto de respeto y deseo. Pero tú y yo sabemos que esto es una mentira que hace perder el tiempo a las mujeres. No hay dosis correcta. Los hombres van a ser unos bastardos. Al menos tú puedes salvarla de la preocupación de está en ella detenerlos.