Después de 51 años descifran un mensaje encriptado del Asesino del Zodiaco
Foto: Michal Jarmoluk en Pixabay

Un equipo de expertos de tres países tardó 51 años en descifrar una carta encriptada del Asesino del Zodiaco, quien aterrorizó a las comunidades del norte de California en los 1960s y 70s. Pero el viernes, el descodificador David Oranchak reveló por primera vez el inquietante mensaje del asesino.

“Espero que se diviertan intentando atraparme”, dice el mensaje enviado al San Francisco Chronicle en noviembre de 1969 con una serie de símbolos. “No le temo a la cámara de gas porque me enviará al paraíso más pronto porque ahora tengo suficientes esclavos que trabajan para mí”.

El FBI confirmó que la noticia es real, pero dijeron que no es de mucha ayuda para las investigaciones sobre la identidad del asesino serial.

Te puede interesar: Cartel Project | ‘Culpables’: estos países venden las armas que matan a periodistas en México (IV)

“El Asesino del Zodiaco aterrorizó a muchas comunidades en el norte de California y aún después de décadas, seguimos buscando justicia para las víctimas de sus crímenes brutales”, dijo la portavoz del FBI Cameron Polan en un comunicado para el San Francisco Chronicle, primer medio en revelar la historia.

Polan añadió que el caso del Asesino del Zodiaco sigue abierto y bajo investigación de la división de San Francisco. “Dada la naturaleza de las investigaciones, y por respeto a las víctimas y sus familiares, no proporcionaremos más información por el momento”, dijo.

Esta es la segunda carta del Asesino que logran descifrar. La primera la resolvió casi de inmediato una pareja local. Igual que la segunda, el contenido de esa carta sólo buscaba provocar miedo. No decía mucho sobre la identidad del Asesino, sólo la aberrante razón detrás de los actos: “Me gusta matar” decía el código, “porque es muy divertido”.

El Asesino del Zodiaco está oficialmente vinculado con cinco muertes en la Bay Area, entre 1968 y 1969. Dos víctimas adicionales escaparon y se cree que la persona que se auto adjudicó la responsabilidad de otras 37 muertes.

Lee también: El asesinato de un reportero eleva la terrible cifra de violencia contra periodistas mexicanos

En 1969, el Asesino, probablemente un hombre blanco, empezó a contactar a los periódicos y a llamar a la policía, identificándose como “Zodiac”. Solía buscar que sus crímenes recibieran mucha atención, y amenazaba a los periódicos con matar a más personas si no imprimían sus mensajes codificados. Hubo cuatro códigos en total, en uno dijo que revelaría su identidad. Aunque, durante los años, han surgido muchas teorías sobre la identidad de Zodiac, ha logrado evitar que las autoridades lo descubran durante cinco décadas.