Ralph Lauren vestirá a Biden en su toma de posesión en un mensaje ‘Made in USA’
Joe Biden presta juramento mientras su esposa Jill observa durante la ceremonia de inauguración del presidente Barack Obama el 20 de enero de 2009. Fotografía: Jim Bourg / Reuters

A Joe Biden lo vestirá la marca de moda Ralph Lauren para su inauguración presidencial el 20 de enero, de acuerdo a Women’s Wear Daily, en una jugada que causa una ronda de especulación sobre su significado y motivos en tiempos de crisis en EU. 

En la superficie, la elección de Biden de Ralph Lauren no es sorpresa. Una marca de moda con una imagen clásica, americana. De los Oscars al centro comercial es lujosa y de alta gama, y de gama media y accesible. Se espera que el traje de Biden tenga un saco de dos botones en un tono de azul oscuro con una camisa blanca o azul cielo. 

Ralph Lauren es una marca que se convirtió en sinónimo de Estados Unidos en el mundo”, dijo Emma McClendon, que curó Power Mode: La Fuerza de La Moda en el Museum at FIT en Nueva York. “Desde las campañas publicitarias colegiales, a los uniformes rojos, blancos y azules que Lauren diseñó para el equipo olímpico de EU”. 

Pero, como muchas cosas en la vida pública de Estados Unidos, las elecciones sartoriales de Biden no se separan de su contexto político. 

Lauren encaja con el tono sobrio y discreto que tendrá la inauguración en Washington, mientras que los cuatro años turbulentos de Donald Trump terminan con un ataque al capitolio por una multitud de extremistas de derecha. 

La elección también podría leerse como una respuesta sutil a la inflada era de Trump. “¿Acaso no se supone que un traje de Ralph Lauren es una expresión de moderación, de confiabilidad sobria y hasta de predictibilidad?” dijo Michael Zakim, autor de A History of Men’s Dress in the American Republic.

Con tres años entre ellos, Biden y Lauren son miembros de la llamada “generación silenciosa”. “Es una forma masculina de modestia sin ostento que supone que nadie debe hacerse notar, contrasta con la impulsividad clínica de Trump y su necesidad de atención”, dijo Zakim. 

No te pierdas: Joe Biden revertirá acciones de Trump sobre el clima, Irán, el Covid, y más

Ralph Lauren ha vestido a figuras de estado democráticas y republicanas, incluida Melania Trump, quien usó un vestido azul claro para la inauguración de Trump. Fue uno de los pocos diseñadores que vistieron a la saliente primera dama y causó el hashtag #boycottralphlauren. “A los diseños de Lauren se les asocia más con las mujeres de la Ala Oeste que con los hombres”, dijo McClendon. 

Así como Melania, McClendon nombra a Hillary Clinton cuando usó un traje blanco de Ralph Lauren para aceptar su nominación presidencial en la convención demócrata de 2016. “De esta manera, la elección de Biden de Ralph Lauren puede verse como unificadora, elige una marca estadounidense que usan ambos lados del pasillo”, que también encaja con el tema de la inauguración de “América Unida”. 

La famosa mano firme de Lauren puede parecer demasiado inflada para algunos, pero hay un paralelo feliz con Biden, cuyo estilo preppy no ha cambiado mucho desde la década de los 70. 

Aún así, la elección del diseñador para la inauguración diverge un poco de la elección esperada de Brooks Brothers, que se declararon en bancarrota el año pasado. Cuarenta y uno de los últimos 45 presidentes usaron la marca, incluidos Barack Obama y Trump. 

“Biden obviamente se siente cómodo con su ropa y proyecta la imagen que es, al mismo tiempo, juvenil y maduro”, dijo Djurdja Bartlett, quien editó el libro Moda y Política. 

Lee también: Desde Washington, cobertura especial Biden 2021

Ralph Lauren, con su producción doméstica, reafirma el mensaje del excepcionalismo estadounidense. “Ideológicamente, el estilo de Biden es un testamento visual de Americana en su versión más idealizada. Las suyas son prendas sencillas que le recuerdan a los estadounidenses y al mundo los tiempos cuando Estados Unidos era sencillamente grande”, dijo Bartlett. 

Cuando The Guardian contactó a Ralph Lauren, un vocero dijo: “Desafortunadamente, no podemos comentar”.