Vladimir Putin no le teme a Alexei Navalny, según el Kremlin
Vladímir Putin habló durante el Valdai International Discussion Club. Foto: Alexei Nikilsky/EFE.

Vladimir no le teme a Alexei Navalny, según un portavoz del Kremlin, pero aún es probable que las autoridades de Moscú bloqueen las protestas planeadas para el próximo sábado en apoyo al líder de la oposición encarcelado.

Navalny “no tiene relación con el presidente ruso y de ninguna manera se le puede vincular con él”, dijo Dmitri Peskov, cuando le preguntaron si Putin veía a Navalny como su rival.

“Las sugerencias de que alguien le teme a otra persona no son más que basura”.

Navalny fue arrestado el domingo en el Aeropuerto Sheremetyevo de Moscú, en su regreso al país después de someterse a un tratamiento en el extranjero por un supuesto atentado contra su vida por parte de la agencia de espionaje rusa FSB.

Lee también: Putin, alarmado con la nueva cepa de Covid-19

Un juez ordenó mantenerlo bajo custodia durante 30 días hasta que se lleve a cabo la revisión de su libertad condicional, lo que podría encarcelar durante años. Por ello, el crítico del Kremlin convocó protestas masivas el próximo sábado.

“No hay nada que estos ladrones en búnkeres le teman más que a la gente en las calles”, dijo Navalny. Es posible que lo envíen a una colonia penal a finales de mes si el tribunal revoca su libertad condicional.

El presidente ruso aún no ha comentado públicamente sobre el arresto de Navalny. Putin apareció en el noticiero del estado este martes en un video nadando en una piscina congelada en su residencia suburbana para la celebración ortodoxa de la Epifanía. Como lo dicta la tradición, se sumergió tres veces y se persignó después de cada una.

Peskov dijo que Rusia bajo ninguna circunstancia cederá ante la presión internacional para liberar a Navalny. Los que repudian el arresto incluyen a Jack Sullina, el consejero de seguridad nacional para la entrante administración de Joe Biden, y al informante Edward Snowden.

Te puede interesar: Niegan libertad bajo fianza a Julián Assange

“Se trata de la violación de la ley rusa por parte de un ciudadano ruso, es un asunto completamente interno, y no permitiremos que nadie interfiera”, dijo Peskov. “No tenemos la intención de escuchar esas declaraciones”.

Las autoridades de Moscú indicaron que planean prohibir las protestas del sábado, y se preparan para los enfrentamientos entre la policía y los manifestantes. Los analistas creen que el número de personas en las calles puede influenciar la resolución para Navalny, ya sea con una sentencia más fuerte o con su liberación.

Al citar a una fuente, el newswire ruso Interfax reportó que la protesta podría ser declarada como ilegal con base en la restricción de eventos públicos hasta que termine la pandemia de coronavirus. Peskov dijo que el llamado de Navalny a protestar es “perturbador”.

Los abogados de Navalny dijeron que fue convocado a la corte el miércoles por el caso separado de la difamación de un veterano de la Segunda Guerra Mundial que apareció en videos apoyando las enmiendas constitucionales que le permitirían a Putin postularse hasta 2036. Navalny llamó “traidores” a los participantes de los videos. Los cargos por calumnia pueden llevar una sentencia de hasta cinco años en prisión.

Un oficial de la policía que filtró los datos que los investigadores de Bellingcat utilizaron para rastrear a un escuadrón de la FSB acusado de envenenar a Navalny podría pasar 10 años en prisión, según el periódico de negocios RBC en su edición del martes. Rusia se ha rehusado a abrir una investigación criminal contra el envenenamiento de Navalny, pero sí han castigado a quienes exhibieron el atentado contra su vida con veneno novichok, similar al utilizado en los ataques de Salisbury en 2018.

Te recomendamos: TV UNAM transmitirá la serie documental ‘Rusia, poder y cine’

Vladimir Ashurkov, un simpatizante de Navalny que reside en Londres, publicó una lista de rusos acaudalados que dijeron que el líder de la oposición debería ser castigado en relación con su envenenamiento y arresto. La lista incluye a varios oligarcas rusos, funcionarios del gobierno, y los hijos de las cabezas de la FSB y el director del Consejo de Seguridad.

“El occidente debe castigar a los que toman las decisiones y a los que cuidan su dinero”, dijo Ashurkov. “Nada menos tendrá un impacto sobre la conducta de las autoridades rusas”.