‘Esto es trágico’: el temor por los jóvenes latinoamericanos ante la aceleración del Covid
Los manifestantes en Brasilia se manifiestan contra el manejo de la pandemia por parte del gobierno. Fotografía: Eraldo Peres / AP

Un número cada vez mayor de vidas jóvenes se está extinguiendo a medida que se acelera el Covid-19 en América Latina y el Caribe, según el director de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

La doctora dominicana Carissa F Etienne, directora del grupo, dijo que temía que con el aumento de infecciones en países como Argentina, Colombia, Guatemala y las Guyanas, los próximos tres meses podrían traer más dolor a una región de por sí golpeada por la pandemia de 14 meses. América Latina alberga al 8% de la población mundial, pero la semana pasada sufrió más de un tercio de todas las muertes por Covid, una proporción creciente de ellos jóvenes.

“Actualmente, más países latinoamericanos reportan más de 1,000 casos al día, y nuestros hospitales están más llenos que nunca… Mire alrededor de las unidades de cuidados intensivos en toda nuestra región y verá que están llenas no solo de pacientes ancianos sino también con los más jóvenes”, mencionó Etienne, y señaló cómo las tasas de hospitalización de menores de 39 años habían aumentado más del 70% en Chile en los últimos meses.

Te recomendamos: Contagios más rápidos y severos: por qué jóvenes brasileños mueren por Covid

En Brasil, las tasas de mortalidad se han duplicado entre los menores de 39 años. Se ha cuadriplicado entre los de 40 años y se ha triplicado entre los de 50 años entre diciembre de 2020 y marzo de 2021”, agregó Etienne. “Esto es trágico y las consecuencias son nefastas para nuestras familias, nuestras sociedades y nuestro futuro”.

Colombia, que también enfrenta el capítulo más mortífero de su epidemia, se ha visto sacudida simultáneamente por una semana de disturbios, con cientos de heridos y decenas de muertos durante las protestas contra un aumento de impuestos planificado relacionado con la emergencia sanitaria.

El jefe de la OPS dijo que la lenta distribución de las vacunas significaba que la única forma de reducir las infecciones era endureciendo las restricciones y las medidas preventivas.

“Sabemos lo que se necesita para llegar allí: el distanciamiento social, el uso de máscaras, evitar reunirse en espacios cerrados son la clave para reducir la transmisión, especialmente a medida que preocupa la circulación de las peligrosas variantes”.

Sin embargo, en muchos países hay pocas señales de que las autoridades estén dispuestas a tomar tales medidas. El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, ha trivializado repetidamente el Covid y ha socavado las medidas de contención, dijo en un evento que estaba “enfermo hasta el copete” de las máscaras y amenazó con emitir un decreto contra los líderes regionales que buscaban “oprimir” a los ciudadanos con restricciones ante el Covid.

Lee también: Jóvenes viajan a Cancún para celebrar su graduación: 44 regresan a Argentina con Covid-19

La exministra de seguridad de Argentina, Patricia Bullrich, a quien se ha comparado con Bolsonaro, ha criticado los esfuerzos del gobierno para controlar el brote con un toque de queda por coronavirus y el cierre de escuelas, a pesar de haberse contagiado recientemente.

Etienne indicó que los gobiernos que se resisten a medidas más estrictas necesitan cambiar de táctica con urgencia y preparar sus sistemas de salud para un nuevo ataque. “Los países deben estar preparados para lo que les espera”, dijo.