Síguenos

 

Política

El ataque al Capitolio de EU fue planeado a plena luz del día, dice un informe del Senado

A pesar de la amplia evidencia de conspiraciones, hubo un colapso de inteligencia y falta de preparación, pero un reporte elude las causas de los disturbios.

La policía dijo a los senadores que se quedaron sin rumbo cuando los sistemas de mando se estropearon. Foto: Kent Nishimura / Los Angeles Times / Rex / Shutterstock

Recibe en tu correo el newsletter de La-Lista

La mortal insurrección en el Capitolio de Estados Unidos fue “planeada a plena luz del día”, pero fallas de inteligencia dejaron a los oficiales de policía expuestos a una turba violenta de partidarios de Trump, según una investigación del Senado.

La división de inteligencia de la policía del Capitolio había estado recopilando datos en línea desde diciembre sobrelos planes para asaltar el edificio el 6 de enero, incluidos mensajes como: “Traigan armas. Es ahora o nunca”.

Pero una combinación de mala comunicación, mala planificación, equipo defectuoso y falta de liderazgo resultó en que las advertencias no fueran escuchadas, lo que permitió a los insurrectos invadir el Capitolio e interrumpir la votación de certificación de la victoria electoral de Joe Biden. Cinco personas murieron.

La investigación bipartidista no examina las causas del motín, ni evalúa si Donald Trump lo incitó al llamar a sus partidarios a “luchar como el infierno”, y ni siquiera utiliza el término “insurrección”.

Te sugerimos: ‘La ayuda está en camino’: Kamala Harris llega a México

En el pleno del Senado, el martes, el líder de la mayoría demócrata Chuck Schumer dijo: “Igual de evidente es lo que el informe no consideró. De hecho, lo que no se le permitió considerar. El informe no investigó, informó o apenas hizo referencia a la causa real, el ímpetu real, del ataque del 6 de enero“.

Pero los senadores pintan un retrato de las fallas burocráticas que dejaron a la policía del Capitolio luchando por proteger a los miembros del Congreso y al vicepresidente Mike Pence. También destacan el fracaso del FBI para recopilar información sobre extremistas dentro del país, a pesar de la gran cantidad de evidencia en las redes sociales.

Gary Peters, presidente demócrata del comité de seguridad nacional del Senado, dijo a los reporteros: “Hubo fallas significativas, generalizadas e inaceptables en la recopilación de inteligencia… La falla en evaluar adecuadamente la amenaza de violencia ese día contribuyó significativamente a la violación del Capitolio. El ataque fue, francamente, planeado a plena vista”.

El informe de 127 páginas de los comités de Seguridad Nacional y de Reglas encontró que la policía del Capitolio se enteró en diciembre de amenazas detalladas al corazón de la democracia estadounidense.

No dejes de leer: Reforma fiscal del G7: ¿Qué se ha acordado y a cuáles empresas afectará?

“A través de la recopilación de datos de código abierto, tips del público y otras fuentes, la división de inteligencia conoció las publicaciones en las redes sociales que llamaban a la violencia en el Capitolio el 6 de enero, incluido un complot para irrumpir en el Capitolio, el intercambio en línea de mapas de los sistemas de túneles del complejo del Capitolio y otras amenazas específicas de violencia”, dice el informe.

La división compiló comentarios en línea que incluyen: “Traigan armas. Es ahora o nunca“; “Si un millón de patriotas aparecen listos y armados con sus rifles AR, ¿qué tan valientes crees que serán aquellos cuando se trata de hacer cumplir sus leyes inconstitucionales? No te acobardes. Es matar o morir. Traigan sus armas”; y “A rodear cada edificio con un tunel de entrada/salida. Tendrán que cavar un túnel hasta China si quieren escapar”.

Pero esos datos de inteligencia no se pasaron al FBI ni a los departamentos de Defensa, Justicia o Seguridad Nacional. El departamento de Justicia, la agencia líder para la seguridad, no creó un plan de seguridad ni coordinó una respuesta.

Y a pesar de los informes de los medios sobre posibles amenazas a la ratificación del Colegio Electoral cuando Trump promovió falsas acusaciones de fraude electoral, la policía del Capitolio no tenía un plan operativo o de personal para la sesión conjunta del Congreso, dice el informe.

La policía en el frente sufrió quemaduras por químicos, lesiones cerebrales y huesos rotos y dijo a los senadores que se quedaron sin directrices cuando los sistemas de cadena de mando fallaron.

Sigue de cerca: AMLO recibe a Kamala Harris en Palacio Nacional; firman memorándum migratorio

“Las comunicaciones fueron caóticas, esporádicas y, según muchos oficiales de primera línea, inexistentes”, dice el informe.

Un oficial anónimo dijo: “Estábamos mal preparados. NO fuimos informados con datos de inteligencia. Nos traicionaron. Nos abandonaron TODOS los subjefes ylos de más arriba ese día. Todavía no nos han dicho dónde estaban exactamente los jefes ese día y cuál fue su papel el día 6″.

Otro dijo: “Me horrorizó que NINGÚN subjefe o superior estuviera en la radio o ayudándonos. Durante horas, los gritos en la radio fueron horribles, las imágenes inconcebibles y hubo una pérdida total de control… Durante horas, NINGÚN jefe o superior tomó el mando y el control. Los oficiales rogaban y suplicaban ayuda para el triage médico“.

Los agentes no tenían el equipo ni la formación adecuados y se vieron obligados a improvisar. En al menos un caso, cuando un pelotón intentó recuperar el equipo, “su autobús estaba bloqueado, dejando al pelotón sin acceso a este equipo crítico”.

Otras fuerzas de seguridad tardaron en responder. El informe detalla horas de llamadas entre funcionarios del Capitolio y el Pentágono mientras el entonces jefe de policía del Capitolio, Steven Sund, rogaba ayuda.

Te recomendamos: Olimpiadas contemplan vacunar contra Covid-19 a 70 mil voluntarios

El Pentágono desperdició horas en la “planificación de la misión” y buscó múltiples niveles de aprobación incluso cuando a la policía del Capitolio la abrumaban y golpeaban. El Pentágono corrigió en exceso el tratar de evitar parecer demasiado agresivo luego de su respuesta dura a las protestas de Black Lives Matter.

Los senadores criticaron al FBI y a la seguridad nacional por restar importancia a las amenazas y no emitir boletines formales de inteligencia que ayudasen a planificar la aplicación de la ley.

También reprendieron a la junta de policía del Capitolio, un panel de tres miembros que incluye a los jefes de seguridad de la Cámara y el Senado y al arquitecto del Capitolio. Dos de los tres miembros, los sargentos de armas de la Cámara y el Senado, fueron expulsados ​​después del ataque. Sund también dimitió.

El informe recomienda cambios inmediatos para darle al jefe de policía del Capitolio más autoridad y la capacidad de llamar directamente a la Guardia Nacional, proporcionar una mejor planificación y equipo para la aplicación de la ley y agilizar la recopilación de inteligencia.

Los hallazgos se producen dos semanas después de que los republicanos bloquearon una comisión independiente bipartidista para investigar la insurrección de manera más amplia. El alcance limitado del informe del Senado dejó a los demócratas insistiendo en que aún es necesaria una comisión.

El departamento de policía del Capitolio reconoció la necesidad de mejoras y dijo que ya se estaban haciendo algunas.

“Los organismos encargados de hacer cumplir la ley en todo el país dependen de la inteligencia, y la calidad de esa inteligencia puede significar la diferencia entre la vida y la muerte“, dijo un comunicado.

The Guardian
Contribuye a The Guardian

También te puede interesar

Mundo

La fría realidad se cuela en los primeros meses de Biden, mientras que a los demócratas de izquierda les frustra que la agenda del...

Mundo

"(Espero) que no se olvide lo que pasó, porque si se olvida volverá a ocurrir", dijo en el evento Terrence, hermano de George Floyd.

Fotografía

Joe Biden y Vladimir Putin tienen su primer encuentro e Indonesia se acerca a los dos millones de infectados por covid. Eso y más...

Mundo

En su declaración, el líder norcoreano también planteó que podría haber confrontación con el gobierno de Joe Biden.

Publicidad