Síguenos

 

Salud

‘La gente está muy exhausta’: trabajadores esenciales de EU luchan mientras se levantan las restricciones

Los trabajadores luchan por mejoras permanentes en sus salarios y prestaciones; a muchos les preocupa la seguridad y les enojan las condiciones laborales.

Un carnicero almacena una vitrina en Novato, California. Foto: Justin Sullivan / Getty Images

Recibe en tu correo el newsletter de La-Lista

Los trabajadores considerados esenciales durante la pandemia de coronavirus y elogiados públicamente por continuar trabajando, ahora luchan por mejoras permanentes en las condiciones de trabajo, los salarios y prestaciones, a medida que se eliminan las protecciones de seguridad y persiste el impacto de trabajar durante la larga crisis.

Millones de trabajadores esenciales contrajeron Covid-19 mientras trabajaban durante la pandemia. Miles murieron como resultado o perdieron compañeros de trabajo, amigos y familiares por el virus. Muchos de los que contrajeron el virus aún experimentan síntomas a largo plazo y los casos y muertes de Covid-19 siguen siendo una preocupación en muchas áreas de Estados Unidos. Esto es más visible en las comunidades de bajos ingresos, predominantemente negras y latinas, donde las tasas de vacunación se han rezagado a pesar de que estas comunidades son las más afectadas por el virus.

Ahora, como las restricciones de Covid-19 se han levantado en franjas de Estados Unidos y la economía ha vuelto a la vida, muchos trabajadores esenciales todavía temen por su seguridad y están enojados con sus condiciones de trabajo.

Por si te lo perdiste: Las comunidades negras y latinas se quedan atrás en la vacunación contra Covid-19

Clara Vega perdió a cuatro miembros de su familia por coronavirus y se enfermó ella misma en julio de 2020, junto con muchos de sus compañeros de trabajo. Ella es gerente general de mercaderías en una cadena de supermercados Food4Less propiedad de Kroger en Los Ángeles, California, que ha trabajado en la compañía durante 29 años.

Vega explicó que durante la pandemia constantemente le preocupaba enfermarse ella, los contagios en su familia y que, de manera regular, tenía que lidiar con clientes que se negaban a seguir las pautas de seguridad del coronavirus, como el uso de máscaras y el distanciamiento social. Ella perdió un mes de trabajo después de contraer el coronavirus y experimentó síntomas de larga duración durante varios meses hasta que la vacunaron.

Pero todavía le teme al virus, tanto por ella como por los miembros de su familia, ya que se han eliminado los mandatos de máscaras para aquellos que han sido vacunados, pero no hay forma de que los trabajadores hagan cumplir esas restricciones.

Su sindicato, UFCW Local 770, está en negociaciones de nuevos contratos con Food4Less en el sur y centro de California. Vega criticó a Food4Less por no haber negociado un contrato en este punto, mientras que Kroger proporcionó más de 22 millones de dólares como compensación a su CEO en 2020.

Ahora esperan que ejecutes todo igual que antes del Covid. Y no es lo mismo, todo es diferente. Recibes presión de la dirección de que tienes que terminar tu trabajo en determinado tiempo o te pondrán un reporte o te llamarán de la oficina, y no es justo. No entiendo por qué esperan que seamos así”, afirmó.

Se considera que un tercio de los adultos estadounidenses fueron identificados como trabajadores esenciales durante la pandemia, y se reportó un aumento entre estos trabajadores de las tasas de problemas de salud mental causados ​​por trabajar en persona durante la pandemia. Algunos síntomas fueron mayores tasas de ansiedad, depresión, estrés, pensamientos suicidas, insomnio y agotamiento.

Te recomendamos: La oficina vacía: lo que perdemos cuando trabajamos desde casa

“La gente está muy agotada”, dijo Donna Nelson, enfermera de la unidad de comportamiento del centro de salud Logan en Kalispell, Montana, con respecto a los problemas de personal que persistieron durante la pandemia, ya que se les pide constantemente a los trabajadores que vengan a cubrir varios turnos. “Me parece que no hay absolutamente ninguna intención de cuidar a las enfermeras durante la pandemia, que están en las trincheras cuidando a las personas. Y luego se nota mucho en la mesa de negociaciones, porque no quieren hacer nada diferente de lo que ya están haciendo”.

Nelson es una de las 650 enfermeras de su hospital en Kalispell, Montana, que actualmente luchan por su primer contrato sindical, representado por la sección SEIU 1199NW. Recientemente llevaron a cabo una huelga de tres días. Explicó que en la pandemia la falta de personal ha impedido que las enfermeras puedan tomar descansos o ir al baño, mientras que les preocupa tener equipo de protección personal adecuado, el que tengan que reutilizar máscaras y arriesgarse al virus o tener que tomarse un tiempo libre o cubrir turnos.

Queremos poder brindar la mejor atención para todos, pero tenemos que poder cuidarnos a nosotros mismos y eso no está sucediendo”, agregó Nelson.

A pesar de los riesgos e impactos que experimentaron los trabajadores esenciales durante la pandemia, la mayoría de los empleadores que ofrecieron un aumento de pago por condiciones de vida peligrosas solo lo hicieron temporalmente. Aproximadamente la mitad de todos los trabajadores en ocupaciones de bajos salarios se consideraron esenciales durante la pandemia, con un estimado de 22.3 millones con salarios medios por debajo de 15 dólares la hora.

Si bien el salario siguió siendo bajo para millones de trabajadores esenciales, varios de los empleadores más grandes de Estados Unidos reportaron ganancias récord durante la pandemia, pero compartieron solo una fracción de esas ganancias con sus trabajadores en forma de aumentos o bonificaciones de pago por riesgos. La riqueza de los multimillonarios estadounidenses en los primeros 13 meses de la pandemia aumentó en 55%, en más de 1.6 billones de dólares.

Charlie Ulch, de 24 años, trabajó en Peet’s Coffee en el área de Chicago durante la pandemia. Se involucró con la organización sindical para tratar de coordinarse con sus compañeros de trabajo para exigir que su gerencia implemente protecciones y protocolos de seguridad Covid-19 para los trabajadores.

En los últimos meses, las protecciones de seguridad del coronavirus, como la obligación de llevar cubrebocas, se han reducido, mientras que se espera que los trabajadores que se consideraron esenciales durante la pandemia trabajen con normalidad con poco o ningún cambio en la forma en que los tratan en el lugar de trabajo.

“Durante todo este tiempo nos han dicho que somos esenciales, que somos vitales, que importamos. Pero no nos están dando ninguna de las herramientas que eso implica. No nos dan estabilidad financiera. La dirección dirá: ‘Todos somos una gran familia’, pero dirá ‘no’ cuando solicitemos cosas como tiempo pagado por enfermedad o pago por riesgos”, declaró Ulch.

Añadió: “Si somos esenciales, merecemos una voz y un asiento en la mesa cuando se trata de cómo se toman las decisiones en el lugar de trabajo, porque una y otra vez nos han dicho o prometido cosas, pero nunca cumplen. Creo que la gente está empezando a darse cuenta de que las empresas nunca nos van a dar el respeto que realmente nos merecemos a menos que los obliguemos, y es una triste realidad que hayamos llegado a esto”.

The Guardian
Contribuye a The Guardian

También te puede interesar

Opinión

Lejos de su discurso que aplaude la democracia y el diálogo multilateral en el mundo, en este caso es evidente que Estados Unidos desprecia...

Turismo

Se estima que al menos 2 millones de mexicanos se han inmunizado en Estados Unidos.

Entretenimiento

Jaime Aymerich también es productor ejecutivo de la serie de Netflix 'Julie and the Phantoms', que recientemente ganó tres premios Emmy.

Mundo

Es la mayor disminución en un año en la esperanza de vida de EU desde 1943.

Publicidad