Síguenos

 

Mundo

Médicos en Londres son agredidos por pacientes a quienes les recuerdan que se pongan la vacuna anticovid

El personal que realiza llamadas de recordatorio está siendo amenazado al realizar su trabajo, dicen los líderes médicos.

Una protesta anticonfinamiento y antipasaportes de vacuna en Londres en junio. Foto: Guy Bell/Rex/Shutterstock

Recibe en tu correo el newsletter de La-Lista

Los médicos de cabecera están recibiendo maltratos y amenazas todos los días por parte de los pacientes a quienes contactan para recordarles que se pongan la vacuna contra Covid-19, revelaron los líderes médicos en Londres.

“El maltrato a nuestro personal de atención medica es ahora una incidencia diaria y está aumentando su frecuencia”, dijo el Dr. Michelle Drage, director ejecutivo de los Comités Médicos Locales de Londres.

“Los practicantes en Londres ya han estado recibiendo cartas llenas de blasfemias y mensajes de texto en respuesta a los recordatorios de la vacunación, y aquellos que hacen llamadas son maltratados y amenazados con ser denunciados ante los reguladores, e incluso con violencia, todo por hacer el trabajo como instruyó el Servicio Nacional de Salud”, añadió Drage.

Lee también: La efectividad de la vacuna Covid-19 en adolescentes es limitada, afirma autoridad europea

Las personas involucradas han reaccionado con enojo tras ser invitados por medio de cartas, mensajes de texto o llamadas telefónicas para agendar una cita para vacunarse. La mayoría no está vacunada y muchos son jóvenes adultos.

Aunque muchos de los abusos a los médicos de cabecera, enfermeras y personal administrativo parecen ser cometidos por personas antivacunas, “se sabe que incluso aquellos que simplemente están indecisos sobre las vacunas se han vuelto agresivos después de contactarlos repetidamente”, comentó Drage.

En un incidente reciente, personal de cirugía llamó a la policía después de que un hombre – que no usaba cubrebocas– pasó por la recepción sin personal, entró a la oficina trasera y enfrentó al personal. Uno de los dos médicos de cabecera que disipó el incidente dijo: “(Él) estaba gritando y restregando su teléfono y una carta que le habíamos enviado a la cara de una recepcionista y exigiéndole repetidamente que la leyera en voz alta. Estaba molesto porque le habíamos enviado otra invitación para vacunarse después de que él nos había pedido específicamente que no lo hiciéramos.

“Salí a la recepción al escuchar toda la conmoción, junto con otro colega clínico. El hombre se comportó lo suficientemente agresivo que tuvimos que llamar al 999, gritando, maldiciendo y acercándose mucho a nosotros, a pesar de mis intentos por reconocer nuestro error y disculparnos, y ofrecerle que platicáramos”.

Lee también: Estados Unidos da luz verde a vacuna Covid de Pfizer para mayores de 12 años

Cuando un médico del sur de Londres mandó mensajes de texto a los pacientes menores de 30 años para recordarles aplicarse la primera dosis, las respuestas incluyeron “¡¡Déjame SOLO!!, “Vete a la mierda”, “Tú en verdad tratas de matarme” y “¿Por qué iría por una vacuna asesina, experimental y no probada…?”

Otro practicante comentó que un tercio de las respuestas que recibió después de una invitación parecida fueron agresivas. En otro consultorio, el personal recibió una carta, dirigida a cada integrante de forma personal, en la que afirmaba que habían cometido “crímenes de guerra” por participar en el programa de vacunación.

El profesor Martin Marshall, director del Colegio Real de Médicos de Cabecera, criticó a los responsables de las agresiones. “No solo es inaceptable que cualquiera que trabaje en el programa de vacunación enfrente maltratos simplemente por tratar de dar lo mejor de ellos para ayudar a la gente, pero la retórica subyacente de los opositores a la vacuna es engañosa y peligrosa, dado que la vacuna es nuestra mejor protección contra el Covid-19 y la mejor ruta para una forma de vida más normal”, dijo.

“Las vacunas solo funcionan si las personas las tienen y los pacientes deberían tener la certeza de que las vacunas Covid-19 que estamos usando en Reino Unido son ambas seguras y efectivas, con importante evidencia clínica para respaldar lo dicho”, añadió.

Lee también: OMS reafirma su oposición al ‘pasaporte de vacuna anticovid’

Tuvieron que llamar a la policía el sábado cuando un autobús de vacunas, que estaba aplicándolas a las personas en Hove, Sussex, tuvo que cerrar después de que fuera atacado por antivacunas, incluyendo a Piers Corbyn, que había organizado una protesta contra el bloqueo en Brighton.

Gritaron insultos y comentarios sobre la vacuna y arrojaron algunos objetos hacia el autobús. Llamaron a la policía, quien vino y los desplazó”, dijo una fuente del Servicio Nacional de Salud.

El grupo clínico encargado de Brighton y Hove decidió no dar el servicio como estaba planeado el día siguiente “para asegurar que todos puedan recibir la vacuna de forma segura y sin tener presión sobre ellos”.

Un voluntario en el autobús comentó: “Solo tuvieron éxito en insultar y tratar de intimidar al personal y voluntarios del Servicio Nacional de Salud en el autobús. Habíamos terminado de vacunar a poco menos de 200 personas. La policía al final tuvo que escoltarnos fuera del autobús”.

The Guardian
Contribuye a The Guardian

También te puede interesar

Actualidad

Pfizer calcula que esa tercera dosis podría potencialmente multiplicar por 100 la neutralización de la variante delta en comparación con un esquema de dos...

Mundo

El gobierno de Lenin Moreno retiró la nacionalidad ecuatoriana a Julian Assange tras casi siete años de asilo en la embajada de Ecuador en...

Mundo

El informe sobre los abusos sexuales en los hogares infantiles del ayuntamiento de Lambeth describe la experiencia de muchas víctimas.

Mundo

Los médicos dicen que la mayoría de los pacientes que ahora llegan a cuidados intensivos no están vacunados, y que lamentan profundamente su decisión.

Publicidad