Odio en secreto el sexo y ahora temo perder a mi novia
‘Ella no conoce mi verdadero yo y siento que quiero ser honesto con ella. Foto: Klaus Tiedge/Getty Images

Soy un chico de unos 25 años que también es asexual. Y no, no soy homosexual. Simplemente no puedo sentir mucho, físicamente. No lo veo como un problema, pero la gente saca conclusiones en internet. Nadie más que yo lo sabe. Estoy en una relación con esta chica encantadora y solo hemos tenido intimidad física de forma ocasional (una o dos veces al mes, llevo cuatro meses con ella), pero está bien porque ella no tiene una necesidad insaciable. Pero no conoce mi verdadero yo y siento que quiero ser honesto con ella. Y tengo miedo de que me deje porque una vez dijo que el sexo resuelve todos los problemas en una relación, y yo no lo creo.

Para mí, el sexo es repulsivo. Lo odio. También tengo problemas de erección, porque simplemente no siento nada. Ella piensa que es una disfunción eréctil. No quiero perderla. Desearía poder estar solo con gente asexual, pero ese escenario es bastante abismal.

Quiero tener un amor honesto, soy romántico, me encanta abrazar, besar, acurrucar, apapachar, lo que sea, pero no el sexo. Y estoy tan deprimido que no puedo ser yo mismo. Quiero amar a alguien que me ame por igual. El amor es amor, el amor no es sexo y el sexo no es amor. ¿Debería decírselo o debería ocultar este horrible secreto y enterrarlo junto con mi cuerpo en descomposición a dos metros bajo tierra dentro de unos 60 años?

Me preocupé cuando leí: “Estoy tan deprimido que no puedo ser yo mismo”. Ser uno mismo con los demás es importante si no quieres sufrir una eterna soledad. Es particularmente importante con una pareja o con una posible pareja. Parece un obstáculo tan grande para ti que tu solución, presentada como una broma, es esperar el alivio a través de la muerte. Me alegra que veas esto como algo lejano en el futuro, pero que menciones la muerte como una solución me preocupa.

Lee también: Mi pareja está feliz de que yo tenga un amante del mismo sexo, pero ¿cómo encuentro uno?

Para entender realmente a otra persona y para ser entendido, no tenemos que ser iguales. No tenemos que tener los mismos sentimientos, o la misma falta de sentimientos, la misma etiqueta, ni siquiera tener las mismas opiniones. Pero sí tenemos que estar dispuestos a hacernos vulnerables para compartir cómo nos sentimos a nosotros mismos y nuestro mundo, y estar dispuestos a compartir esas respuestas, sentimientos y pensamientos con el otro, y tenemos que estar abiertos a recibir el impacto del otro, a su vez. Lo importante es que podamos llegar a entender cómo se siente alguien y sentir por esa persona y ser sentidos por esa persona a su vez.

La imagen que me vino a la cabeza sobre esto es que te acercas y luego te alejas rápidamente por si te quemas. Tu experiencia fue que las personas sacan rápidamente conclusiones. ¿Crees que es posible, y puede que me equivoque, que hayas sacado conclusiones sobre ellos y que después hayas asumido que te trataron de la misma forma? Sentí que tus palabras, “Y, no, no soy homosexual”, me alejaban porque no me gustó que asumieras cuál sería mi respuesta. Me hizo preguntarme si puedes permitirte no estar seguro sobre cómo otra persona podría percibirte. También me pareció, cuando contaste que tu novia había dicho: “El sexo resuelve todos los problemas de una relación”, que quizás también estabas asumiendo por ella, en lugar de averiguar lo que realmente quería decir, porque una frase así podría tener muchas interpretaciones. Si solo tenemos una relación con otra persona en nuestra cabeza asumiendo que sabemos cómo va a responder a nosotros, en realidad no estamos en una relación con esa persona.

No te apresures a ponerte a ti mismo o a otras personas en una casilla. Un juicio es como una parada total y pone un freno para descubrir más. Una vez que le ponemos una etiqueta a algo, nos cerramos a nosotros mismos a descubrirnos a través de nuestra propia experiencia única y a través de conversaciones honestas con los demás. Te percibes a ti mismo como asexual y no tienes ningún problema con ello. ¡Eso es estupendo! Es una orientación sexual sana, así como ser homosexual o heterosexual, y puedes seguir teniendo relaciones normales. Pero no creo que tu asexualidad tenga que impedir que sientas curiosidad sobre ti mismo. Tu sentimiento “el sexo es repulsivo” podría ser una área de exploración. Otras preguntas sobre las que podrías reflexionar son: ¿de quién sacaste la idea de que el sexo es repulsivo? ¿Y cómo ha influido tu historia personal en tu forma de pensar y sentir sobre el sexo? Mientras más aumente tu autoconocimiento en torno a esto, más podrás compartir con las personas con las que quieres experimentar la intimidad. Tienes razón, para experimentar la intimidad y el amor no tienes que ser necesariamente sexual, sin embargo, sí tienes que ser abierto.

Respuesta corta, sí, arriésgate al rechazo y habla con tu novia. Mantente abierto al diálogo y no cierres la conversación con suposiciones. Mantente curioso sobre ti mismo y sobre los demás. Si tu novia siente que no puede vivir sin el sexo, es posible que te entristezca y lo siento si es así, pero aproximadamente el 1% de los adultos comparten tu orientación. No veo que tu problema sea tanto la falta de posibles parejas sino tu miedo a quemarte. Tal vez no te queme, solo dolerá un poco, y luego podrás volver a intentarlo. Tal vez si puedes mantenerte curioso, ese escenario asexual no sea tan terrible como supones.

Si tienes una pregunta, envía un breve correo electrónico a [email protected]

La-Lista Síguenos en nuestras redes sociales