La policía de Pakistán retira los cargos de blasfemia contra un niño de ocho años
Los hindúes protestan después de que una turba musulmana atacara un templo en Rahim Yar Khan, provincia de Punjab. Foto: Shahzaib Akber/EPA

La policía de Pakistán retiró los cargos de blasfemia contra un niño hindú de ocho años después de la presión de los medios de comunicación y el gobierno respecto a su arresto.

El niño, el paquistaní más joven en ser acusado del crimen, fue señalado por orinar intencionalmente sobre una alfombra en la biblioteca de una madrasa, donde se guardaban libros religiosos, en julio.

Su liberación bajo fianza provocó un ataque contra un templo hindú por parte de una turba musulmana en el distrito conservador de Rahim Yar Khan, en Punjab.

Los cargos contra el niño eran infundados“, anunció Tahir Mehmood Ashrafi, representante especial del primer ministro sobre armonía religiosa.

Lee también: Niño de ocho años se convierte en la persona más joven acusada de blasfemia en Pakistán

Ashrafi dijo que los policías que acusaron al niño fueron arrestados. “Las minorías son ciudadanos iguales y estas son personas analfabetas que atacan lugares de culto”, comentó. “Nuestro Islam no permite atacar los lugares de culto de ninguna otra religión”.

El gobierno reparó el templo y lo devolvió a la comunidad hindú en una ceremonia el miércoles. Decenas de personas fueron detenidas por vandalizar el templo y las autoridades locales les han dicho que tendrán que pagar por las reparaciones.

El niño y su familia siguen escondidos y bajo custodia policial protectora por temor a represalias.

Ramesh Kumar Vankwani, jefe del Consejo Hindú de Pakistán, comentó: “Estamos contentos de que se retiren los cargos y de que se repare el templo. Fue posible tras la presión de los medios de comunicación y la presión del gobierno sobre las autoridades (locales)”.

El lunes, Amnistía Internacional exigió que se retiraran los cargos de blasfemia contra el niño. “Las leyes de blasfemia de Pakistán se han utilizado durante mucho tiempo para atacar a los grupos minoritarios, pero este caso supone una divergencia escandalosa y extrema”, afirmó.

Amnistía le ha pedido al gobierno que proporcione protección adecuada para el niño, su familia y la comunidad hindú en general.