Apple retrasa su regreso a las oficinas corporativas hasta 2022 por Covid-19

Apple comunicó a su personal a nivel mundial que no regresará a sus oficinas corporativas al menos hasta enero de 2022, debido a las preocupaciones por el aumento de los casos de Covid-19 provocados por la propagación de la variante Delta.

El fabricante de iPhone, que seguirá manteniendo abierta su red de tiendas minoristas, informó anteriormente a su personal que el regreso a las oficinas se realizaría de forma escalonada a partir de octubre. El retraso del regreso a la oficina aplica para su personal internacional, incluidos aquellos que se encuentran en Reino Unido.

De acuerdo con Bloomberg News, la empresa le comunicó a su personal en un memorándum que confirmaría los planes de reapertura un mes antes de que los empleados tuvieran que regresar a la oficina.

El memorándum, enviado por la jefa de recursos humanos y ventas minoristas, Deirdre O’Brien, añadió que la empresa no contempla por el momento el cierre de sus oficinas o tiendas minoristas, pero instó firmemente al personal a vacunarse.

“Sé que existe un sentimiento de frustración por el hecho de que aún no hemos superado la pandemia”, escribió. “Para muchos colegas en todo el mundo este periodo ha sido un momento de mucha tragedia, sufrimiento y angustia. Por favor, sepan que todos estamos aquí para apoyarnos unos a otros y apoyarnos en estos momentos tan difíciles”.

Apple, que el mes pasado restableció la política de uso de cubrebocas para el personal en las tiendas, la cual había decidido suspender en junio, había planeado previamente solicitarle al personal que regresara a sus oficinas los lunes, martes y jueves a principios de septiembre, antes de retrasarlo a octubre. Los empleados podrían trabajar a distancia los miércoles y viernes.

En Reino Unido, la empresa emplea a 7 mil personas y opera 38 tiendas minoristas, la mayor cantidad en cualquier país de Europa. Las principales oficinas de Apple en Reino Unido se encuentran en Regent Street, en el centro de Londres, y en Stockley Park, cerca de Heathrow.

Está construyendo nuevas oficinas en un terreno de 17 hectáreas junto a la central eléctrica de Battersea, donde trabajarán 4 mil personas y cuya apertura estaba prevista para este año. La sede europea de Apple se encuentra en Cork, Irlanda.

El anuncio del gigante tecnológico se realiza en un momento en el que Estados Unidos se enfrenta a un nuevo aumento de los contagios de coronavirus provocado por la variante Delta, con un promedio superior a los 130 mil casos diarios después de meses de disminución.

Apple es la última gran empresa que anuncia que las condiciones no son lo suficientemente seguras como para permitir que su personal regrese a las oficinas.

A principios de este mes, Microsoft comunicó que retrasaría la reapertura de sus oficinas corporativas de septiembre hasta al menos el 4 de octubre.

El personal de Amazon seguirá trabajando a distancia al menos hasta el 3 de enero, mientras que Google ha ampliado su periodo de trabajo voluntario desde casa hasta el 18 de octubre, después de haber anunciado previamente sus planes para regresar en septiembre.

El mes pasado, el servicio de transporte Uber retrasó su regreso a la oficina hasta octubre, mientras que su rival Lyft no tiene previsto que su personal administrativo regrese hasta febrero de 2022.

Recientemente, Apple declaró que parte de su personal de ventas podría trabajar desde casa atendiendo a los usuarios a través de internet.