Mi papá desprecia mis metas profesionales, ¿cómo puedo evitar que nos peleemos?
'Puede que tu papá nunca te entienda de la manera que quieres, pero eso no debería resultar en una relación rota'. Ilustración: Lo Cole/The Guardian

Acabo de cumplir 17 años y pronto entraré a la universidad. Siempre me ha ido bien en la escuela; no bebo, no consumo drogas ni siquiera tengo novio, y me gustaría pensar que soy responsable. Pero me ha resultado difícil elegir una carrera profesional.

Quería ser maestra, pero mi papá me repitió incesantemente que no eligiera ese camino porque el salario no es bueno. Acabé aceptando y no seguí ese camino. Quiere que estudie Derecho; le dije que intentaría entrar a una buena escuela para hacerlo, ya que parece que eso es lo que él quiere.

Mi padre trabajó muy duro toda su vida y nos encontramos en una situación cómoda, pero nunca pasó mucho tiempo con su familia. Yo no quiero eso. Quiero tener tiempo para pasarlo con mis hijos y estar cerca de ellos. Tampoco quiero que mi padre me vea como un fracaso, pero parece que no puedo hacerlo cambiar de opinión, sin importar cuánto cumpla con sus deseos para mi futuro.

Dije que quería vivir una vida feliz y cómoda, y que quería pasar tiempo con mi familia. Se molestó mucho y me dijo que destruiría el trabajo de su vida. No sé qué hacer, él no se siente satisfecho con lo que haga.

También soy lo opuesto a una persona que gasta mucho: él lo es, sorprendentemente. El dinero me hace sentir ansiedad y no me importan las marcas de diseño o los bienes caros. En lo único que gasto dinero es en algunos videojuegos y en mi colegiatura.

¿Cómo puedo hacer que mi papá me entienda de una manera que no arruine nuestra relación?

He perdido la cuenta de la cantidad de personas que me platican que ahora están estudiando una segunda carrera porque sus padres no los dejaron elegir la primera.

¿Cómo no arruinar tu relación con tu papá? No depende completamente de ti. Él tiene que asumir el 50% de la responsabilidad de su relación, no es solo tu responsabilidad. Los niños, incluso los niños adultos, nunca son los responsables de la felicidad de sus padres o de hacer que sus padres se sientan satisfechos con su vida. Esa es una tarea exclusiva de los padres, al igual que, en última instancia, tu felicidad es tu responsabilidad.

Sentí una gran admiración por ti y por lo considerada que eres. Me gustaría saber qué opina tu mamá sobre todo esto. ¿Está ella presente? ¿Tienes a algún familiar que pueda actuar como puente entre tú y tu padre y que te ayude a exponer tu punto de vista?

Para que tu padre te entienda, pídele un momento para hablar (no esperes a que haya una discusión para decirle cómo te sientes). Piensa en cómo y cuándo se comunican mejor los dos. ¿Es frente a frente, o mientras hacen algo juntos? Si tienes a alguien que pueda actuar como mediador (y sientes que lo necesitas), haz que esté presente durante la plática. Por lo demás, ayudar a las personas a asimilar información que quizás no quieran aceptar es una habilidad, así que no seas demasiado exigente contigo misma si aún no lo has conseguido. Tienen que mostrarse receptivos.

Intenta encontrar puntos en común. ¿Cómo fue tu papá a los 17 años? ¿Hizo lo que sus padres querían? Si puedes ayudar a tu padre a recordar cómo era a los 17 años, puede resultar útil. Si sale mal, inténtalo de nuevo. Tu papá es un hombre de negocios, por lo que estará acostumbrado a negociar. Si dice cosas exageradas pero que no tienen sentido, como “vas a arruinar tu vida“, pídele que te explique con detalle.

¿Tuvo algún profesor que lo haya inspirado en la escuela? Muchas personas tuvieron al menos una persona que los comprendió y los ayudó. Si pudieras recordarle eso a tu papá, podría entender que algunas profesiones no giran en torno al dinero. Probablemente sea mejor no utilizar lo que tu padre hizo “mal” para lograr que esté de acuerdo en que lo que tú quieres hacer está “bien”. Así que si le dices algo parecido a “quiero pasar tiempo con mi futura familia y no ser como tú”, eso podría hacer que se pusiera a la defensiva y ampliar la distancia entre ustedes.

Puede que tu papá nunca te entienda de la manera que quieres, pero eso no debería resultar en una relación rota. Debería respetar tus decisiones, porque serán los pilares de tu vida, no los suyos. Tú eres una persona totalmente diferente a él, con tus propios miedos y esperanzas. Los cuales son dignos de ser discutidos.

Cada semana, Annalisa Barbieri trata un problema relacionado con la familia enviado por un lector.