Me preocupa que el uso de pornografía de mi esposo haya arruinado su deseo sexual
Foto compuesta. Getty

Cuando me casé con mi esposo, una de las condiciones fue: cero pornografía. Hemos estado casados durante 25 años. En 2018 descubrí que mi esposo llevaba seis años viendo pornografía con regularidad. Lo descubrí porque le provocó disfunción eréctil. Dijo que lo dejaría, lo hizo durante 18 meses. Después comenzó de nuevo. Me enojé mucho. Fuimos a terapia. Mi esposo solo quiere tener lo que yo considero ‘sexo cansado’. Solo quiere tener sexo cuando se despierta con una erección. Le he dicho que para mí también es importante hacer el amor y tener sexo por la noche. Me preocupa que su uso regular de pornografía a largo plazo haya afectado su deseo de tener intimidad y de hacer el amor, ya que solo quiere tener sexo cuando ya la tiene dura. Me hace sentir que yo no lo excito.

Esto no necesariamente está relacionado contigo, con el deseo o la falta de deseo que siente tu esposo por ti, y es posible que su uso de pornografía no esté relacionado con sus necesidades respecto al momento de tener relaciones sexuales contigo. Muchos hombres tienen tanto miedo de no ser capaces de lograr una erección que solo se acercan a sus parejas para tener sexo cuando ya están excitados, y para él eso puede ocurrir solo por las mañanas.

Ciertamente, el uso de la pornografía puede afectar la capacidad de una persona para tener verdadera intimidad en una relación, pero es posible que el uso de la pornografía de tu esposo esté más bien relacionado con una lucha contra la sensación de presión sobre su desempeño. Desafortunadamente, tal vez estás agravando esa presión.

Intenta ser más amable con él. El uso de la pornografía es extremadamente común y, a menos que sea compulsivo hasta un grado en el que interfiera seriamente en la vida de una persona, probablemente no le restará capacidad para mantener una relación sexual con alguien.

Entiendo que anhelas tener una verdadera intimidad, pero en general esto no ocurrirá si no hay una mejor conexión en la relación. Busca una forma para escuchar sus problemas y resolver tu enojo, y rompe el obstáculo del enojo y la represión que representan el verdadero obstáculo para tener intimidad en este caso.

Pamela Stephenson Connolly es una psicoterapeuta ubicada en Estados Unidos que se especializa en el tratamiento de trastornos sexuales.