Huelga climática global: miles de personas se unen a la acción coordinada
Fridays for Future: las protestas por el clima arrancan con Greta Thunberg en Berlín.

Cientos de miles de personas de 99 países participaron en una huelga climática global coordinada para exigir medidas urgentes para combatir la crisis ecológica.

La huelga del viernes, la primera medida climática mundial desde que se produjo la pandemia de coronavirus, se lleva a cabo semanas antes de la cumbre climática de la COP26 en Glasgow, Reino Unido.

En Alemania, dos días antes de las elecciones generales del país, Greta Thunberg comentó ante una multitud de más de 100 mil personas que “ningún partido político” estaba haciendo lo suficiente.

La activista sueca, cuya huelga en solitario en 2018 inspiró el movimiento mundial Fridays for Future, dijo a sus seguidores que debían mantener la presión sobre los líderes políticos de Alemania, incluso después del día de las elecciones.

“Sí, debemos votar, tienen que votar, pero recuerden que solo votar no será suficiente. Debemos seguir saliendo a la calle”, señaló.

Los organizadores del evento mundial indicaron que se realizaron protestas en más de mil 800 pueblos y ciudades de todo el mundo, con grandes concentraciones en Europa, África y América del Norte y del Sur.

En México, los manifestantes se concentraron frente al Palacio Nacional de la Ciudad de México para exigir que Pemex presente un plan de descarbonización, mientras que en Bangladesh los activistas exigieron que se descarten los proyectos de las nuevas centrales eléctricas de carbón y gas.

En Sudáfrica se realizaron manifestaciones en 12 ciudades en el marco de una huelga de tres días para exigir al gobierno una transición justa para dejar los combustibles fósiles. En Londres, los manifestantes se reunieron frente al Parlamento para escuchar a los oradores que exigieron al gobierno del Reino Unido una mayor actuación para cumplir sus objetivos climáticos. También se preveían grandes manifestaciones en Canadá, Brasil y Argentina.

A principios de este año, el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático señaló que las emisiones de carbono en el mundo deben reducirse a la mitad para 2030 para mantener el calentamiento global por debajo de 1.5°C por encima de los niveles preindustriales, el límite que los países acordaron alcanzar en 2015 en París.

Pero la ONU informó el 17 de septiembre que los compromisos actuales de los países conducirían a un aumento del 16% en la próxima década.

En los últimos días se han producido algunos avances positivos, como la declaración de China de que terminará la financiación de centrales eléctricas de carbón altamente contaminantes en el extranjero, aunque no en su país, y la duplicación de la financiación para el clima por parte de Estados Unidos para los países vulnerables. Esta subvención ayuda a los países ricos a alcanzar los 100 mil millones de dólares anuales que prometieron hace una década y que se consideran fundamentales para el éxito de la COP26.