El vino supera al whisky y a las bolsas Hermès como principal inversión de lujo
El interés de los coleccionistas ha contribuido para que el vino supere la competencia de los relojes y los automóviles y se sitúe a la cabeza del índice de inversiones de lujo de Knight Frank. Foto: JG Photography/Alamy

No ha habido resaca para los inversionistas del vino durante la pandemia, ya que las botellas de Bordeaux han demostrado ser una mejor apuesta que guardar el dinero en un bolso Hermès o en un whisky raro.

El interés de los coleccionistas contribuyó a que el vino eliminara la competencia de los relojes y los automóviles y se situara a la cabeza del índice de inversiones de lujo de Knight Frank, ya que los precios de vinos de grado de inversión aumentaron un 13% durante el año hasta finales de junio. Este rendimiento superó a los relojes y a los automóviles en el segundo y tercer puesto, con ganancias del 5% y el 4%.

Debido a que la pandemia ha creado condiciones turbulentas para los inversionistas, el editor del índice, Andrew Shirley, comentó que la caída del valor de las raras botellas de whisky y de los bolsos Hermès significó que cedieron sus lugares en la cima de la tabla de posiciones.

“El vino ocupa el primer lugar en los 12 meses hasta finales de junio de 2021, con un incremento de sus precios del 13% y del 119% en un lapso de 10 años“, explicó Shirley.

Los activos alternativos, como los cuadros, el vino y los automóviles clásicos, atraen a inversionistas de alto poder adquisitivo capaces de convertir sus pasiones y aficiones privadas en inversiones potencialmente lucrativas. Sin embargo, también pueden ser riesgosas, ya que son más difíciles de vender que las acciones de las empresas que cotizan en Bolsa.

Nick Martin, director ejecutivo de la plataforma de colección de vinos en línea Wine Owners, señaló que los precios del vino “no están enloqueciendo”, sino que están creciendo de forma satisfactoria: “No hay signos de exuberancia”. Destacó el éxito del mercado de los vinos de Bordeaux, debido a que los coleccionistas se dieron cuenta de que las cosechas anteriores, como las de 1996 y 2000, tenían una “gran relación calidad-precio”.

En los últimos años, el bolso Birkin de Hermès, que lleva el nombre de la actriz y cantante Jane Birkin, se ha promocionado como una astuta inversión. La casa de lujo francesa ya no tiene lista de espera para el Birkin y solo los fabrica para “amigos”, lo que genera un enorme mercado de reventa. Hace dos años, un Birkin se vendió por 162 mil 500 libras en una subasta en Londres.

El atractivo permanente de los relojes de alta gama queda ilustrado por el reciente éxito de empresas como Watches of Switzerland, cuyas acciones ascendieron más de un 200% en el último año. El éxito del mayor vendedor de relojes Rolex y Omega del Reino Unido ocurre a pesar de que el gasto promedio es de aproximadamente 6 mil libras.

El mercado de automóviles clásicos también goza de buena salud, de acuerdo con el índice, ya que el valor de una selección de los vehículos más raros y coleccionables del mundo aumentó un 4%. Sin embargo, la mayor parte del interés procede de coleccionistas y concesionarios experimentados.