Richard Gere accede a testificar en el juicio contra Matteo Salvini por impedir el desembarco del Open Arms
Richard Gere en una conferencia de prensa en apoyo a Open Arms en Lampedusa, agosto de 2019. Foto: Guglielmo Mangiapane/Reuters

Richard Gere accedió a testificar contra el exministro del Interior de extrema derecha de Italia, Matteo Salvini, quien se encuentra en juicio por negarse a permitir que un barco español de rescate de migrantes atracara en un puerto italiano en 2019.

Los fiscales de Sicilia han acusado a Salvini de incumplimiento del deber y secuestro por impedir que el buque de la organización Open Arms atracara en agosto de 2019 como parte de su política de puertos cerrados. A bordo se encontraban 147 personas rescatadas en el Mediterráneo. Durante el bloqueo, mientras el barco permanecía anclado frente a la isla de Lampedusa, algunas personas se arrojaron por la borda en un acto de desesperación.

Cuando Gere, quien en ese momento se encontraba de vacaciones con su familia en la Toscana, se enteró del barco varado, habló con la organización y viajó a Sicilia para ayudar a entregar alimentos y suministros a las personas a bordo.

El actor, de 72 años, asistió posteriormente a una conferencia en Lampedusa y apareció en un mensaje en video pidiendo a la gente apoyar a la organización benéfica y a las personas que rescató.

“Todas las manos a bordo se habrían perdido”, comentó Gere en el video.

“Ya he viajado a Lampedusa, hace dos o tres años, para visitar el punto crítico de los migrantes, así que conocía la situación de primera mano”, señaló. “Son personas que han vivido historias horribles. Han sufrido mucho. Los llaman migrantes, pero son refugiados que necesitan ayuda“.

Después de 19 días, todos los migrantes y refugiados pudieron desembarcar en Lampedusa. Salvini indicó que solo había hecho su trabajo al negar la entrada al barco.

“¿Voy a ser juzgado por haber defendido a mi país?”, dijo. “Iré con la cabeza en alto, también en su nombre”, comentó previamente a los medios de comunicación.

La semana pasada, los abogados que representan a Open Arms presentaron una lista de testigos dispuestos a declarar contra Salvini, entre ellos Gere. Cuando The Guardian los contactó, Open Arms confirmó que Gere estaba dispuesto a testificar, si el juez lo permitía. Se espera la decisión del tribunal para el 23 de octubre.

“Si alguien quiere convertir el juicio en un espectáculo y quiere ver a Richard Gere, que vaya al cine, no a un tribunal”, comentó Salvini a la prensa. “Lo conozco como actor, pero no entiendo qué clase de lecciones quiere darme“, añadió, prometiendo pedir un autógrafo para su madre.

Si es condenado, Salvini podría enfrentarse a hasta 15 años de prisión.