Facebook ‘destruye nuestras sociedades’: extractos clave de una denunciante
La denunciante de Facebook Frances Haugen conversa con Scott Pelley, de la CBS. Foto: Robert Fortunato/AP

La entrevista de Frances Haugen en el programa de noticias estadounidense 60 Minutes incluyó una letanía de declaraciones condenatorias sobre Facebook. Haugen, exempleada de Facebook que se incorporó a la empresa para ayudarla a combatir la desinformación, dijo al programa de CBS que la empresa tecnológica daba prioridad a las ganancias sobre la seguridad y que estaba “destruyendo nuestras sociedades“.

Haugen testificará en Washington este martes, mientras aumenta la presión política sobre Facebook. Estos son algunos de los principales extractos de la entrevista de Haugen.

Elegir las ganancias por encima del bien público

Las palabras de Haugen reflejan lo que se está convirtiendo en un refrán habitual de los políticos de ambos lados del Atlántico: que Facebook antepone las ganancias por encima del bienestar de sus usuarios y del público.

“Lo que vi en Facebook una y otra vez fue que existían conflictos de intereses entre lo que era bueno para la gente y lo que era bueno para Facebook. Y Facebook, una y otra vez, eligió la optimización para sus propios intereses, como ganar más dinero“.

También acusó a Facebook de poner en peligro la seguridad pública al revertir los cambios en su algoritmo una vez terminadas las elecciones presidenciales estadounidenses de 2020, permitiendo que la desinformación se volviera a difundir en la plataforma. “Y tan pronto como terminaron las elecciones, los volvieron a desactivar (los sistemas de seguridad) o cambiaron la configuración a como estaba antes, para priorizar el crecimiento sobre la seguridad. Y eso me parece realmente una traición a la democracia“.

El enfoque de Facebook sobre la seguridad comparado con otras empresas

En una carrera de 15 años como profesional de la tecnología, Haugen, de 37 años, ha trabajado para empresas como Google y Pinterest, pero dijo que Facebook tenía el peor enfoque para restringir el contenido dañino. Comentó: “He visto un montón de redes sociales y fue considerablemente peor en Facebook que en cualquier otra cosa que hubiera visto antes”. Sobre Mark Zuckerberg, fundador y director ejecutivo de Facebook, señaló: “Siento mucha empatía por Mark. Y Mark nunca se ha propuesto crear una plataforma de odio. Pero ha permitido que se tomen decisiones cuyo efecto secundario es que el contenido de odio y de polarización tenga más distribución y alcance”.

Instagram y la salud mental

El documento filtrado que tuvo mayor repercusión fue una serie de diapositivas de investigación que mostraban que la aplicación Instagram de Facebook estaba dañando la salud mental y el bienestar de algunos usuarios adolescentes, ya que el 32% de las adolescentes sentían que empeoraba su descontento con su cuerpo.

Dijo: “Y lo que es súper trágico es que la propia investigación de Facebook dice que, a medida que estas jóvenes comienzan a consumir este contenido de desórdenes alimenticios, se deprimen más y más. Y eso hace que usen más la aplicación. Y así, terminan en este ciclo de retroalimentación en el que cada vez odian más sus cuerpos. La propia investigación de Facebook indica que no se trata únicamente de que Instagram sea peligroso para los adolescentes, que los perjudique, sino que es claramente peor que otras formas de redes sociales“.

Facebook ha descrito la información del Wall Street Journal respecto a las diapositivas como una “interpretación errónea” de su investigación.

El motivo por el que Haugen filtró los documentos

Haugen comentó que “una persona tras otra” había intentado solucionar los problemas de Facebook, pero que fueron derrotados. “Imagina que sabes lo que pasa dentro de Facebook y sabes que nadie de fuera lo sabe. Supe cómo se vería mi futuro si seguía dentro de Facebook, es decir, persona tras persona tras persona ha abordado esto dentro de Facebook y ha sido aplastada“.

Tras incorporarse a la compañía en 2019, Haugen comentó que decidió actuar este año y comenzó a copiar decenas de miles de documentos del sistema interno de Facebook, que, en su opinión, demuestran que Facebook no está, a pesar de los comentarios públicos contrarios, realizando progresos significativos en la lucha contra el odio y la desinformación en línea. “En algún momento, en 2021, me di cuenta: ‘De acuerdo, voy a tener que hacer esto de forma sistemática, y tengo que sacar lo suficiente como para que nadie pueda cuestionar si esto es real'”.

Facebook y la violencia

Haugen dijo que la compañía había contribuido a la violencia étnica, en referencia a Myanmar. En 2018, tras la masacre de musulmanes rohingya por parte del ejército, Facebook admitió que se había utilizado su plataforma para “fomentar la división e incitar a la violencia fuera de línea” en relación con el país. Al hablar en el programa 60 Minutes, Haugen comentó: “Cuando vivimos en un entorno informativo lleno de contenidos de ira, odio y polarización, erosiona nuestra confianza cívica, erosiona nuestra fe en los demás, erosiona nuestra capacidad de querer cuidar de los demás. La versión que existe hoy de Facebook está destruyendo nuestras sociedades y provocando violencia étnica en todo el mundo“.

Facebook y los disturbios en Washington

Los disturbios del 6 de enero, cuando una multitud de manifestantes de la derecha irrumpió en el Capitolio, se produjeron después de que Facebook disolvió el equipo de Integridad Cívica del que Haugen formaba parte. El equipo, que se encargaba de cuestiones relacionadas con las elecciones en todo el mundo, fue enviado a otras unidades de Facebook después de las elecciones presidenciales de Estados Unidos. “Nos dijeron: ‘Vamos a disolver Civic Integrity’. Básicamente dijeron: ‘Qué bien, sobrevivimos a las elecciones. No hubo disturbios. Ahora podemos deshacernos de Civic Integrity. Avancemos un par de meses, tenemos la insurrección. Y cuando se deshicieron de Civic Integrity, fue el momento en el que me dije: ‘No creo que estén dispuestos a invertir lo que hay que invertir para evitar que Facebook sea peligroso‘”.

El cambio de algoritmo de 2018

Facebook cambió el algoritmo de su feed de noticias, la característica principal de Facebook, que suministra a los usuarios un feed personalizado de contenido como fotos de amigos e historias de noticias, para priorizar el contenido que aumentaba el involucramiento de los usuarios. Haugen comentó que esto hizo que el contenido divisivo fuera más prominente.

“Una de las consecuencias de la forma en que Facebook selecciona ese contenido actualmente es que está optimizando el contenido que consigue el involucramiento, o la reacción. Pero su propia investigación revela que el contenido de odio, de división, de polarización, inspira más fácilmente el enojo de las personas que otras emociones”. Y añadió: “Facebook se ha dado cuenta de que si cambia el algoritmo para que sea más seguro, la gente pasará menos tiempo en el sitio, harán clic en menos anuncios y ganarán menos dinero”.

Haugen comentó que los partidos políticos europeos contactaron a Facebook para señalar que el cambio en el feed de noticias los obligaba a adoptar posiciones políticas más extremas para ganar la atención de los usuarios. Al describir las preocupaciones de los políticos, dijo: “Nos están forzando a tomar posturas que no nos gustan, que sabemos que son malas para la sociedad. Sabemos que si no adoptamos esas posturas, no ganaremos en el mercado de las redes sociales“.

En una declaración a 60 Minutos, Facebook comentó: “Cada día nuestros equipos tienen que equilibrar la protección del derecho de miles de millones de personas a expresarse abiertamente con la necesidad de mantener nuestra plataforma como un lugar seguro y positivo. Seguimos introduciendo mejoras significativas para combatir la difusión del contenido que desinforma y es nocivo. Sugerir que fomentamos el contenido nocivo y no hacemos nada es simplemente falso. Si alguna investigación hubiera identificado una solución exacta a estos complejos desafíos, la industria tecnológica, los gobiernos y la sociedad los habrían resuelto desde hace mucho tiempo”.