Daniel Craig dice que va a los bares gay para evitar las peleas en los locales heterosexuales
Daniel Craig: '(Los bares gay) son un buen lugar para ir'. Foto: Valérie Macon/AFP/Getty Images

Desde su interpretación de un Bond más vulnerable hasta su saco color cereza en la alfombra roja, Daniel Craig se ha esforzado por desafiar las expectativas de masculinidad, por lo que no fue una sorpresa cuando el actor reveló que le gustaba frecuentar bares gay para evitar el “agresivo intercambio de pitos” de los espacios heterosexuales.

“He ido a bares gay desde que tengo uso de razón”, comentó Craig en el podcast Lunch with Bruce. “Una de las razones: porque no me meto en peleas en bares gay con tanta frecuencia”.

El actor de 53 años dijo que comenzó a ir a los bares gay cuando era joven porque quería evitar acabar “en una pelea” durante una salida nocturna, algo que, según comentó, ocurría “con bastante frecuencia” en los locales heterosexuales.

Craig, que desde hace una década está casado con Rachel Weisz, también comentó que cuando estaba soltero era una buena opción para conocer mujeres.

“(Los bares gay) simplemente eran un buen lugar para ir”, dijo. “Todo el mundo estaba relajado, todo el mundo. No tenías que declarar de alguna forma tu sexualidad. Estaba bien. Y era un lugar muy seguro. Y podía conocer chicas ahí, porque hay muchas chicas ahí exactamente por la misma razón por la que yo estaba ahí. Era una especie de motivo oculto”.

Craig, que se dio a conocer junto a Jason Isaacs en Angels in America, la obra de teatro ganadora del premio Pulitzer que analiza el SIDA y la homosexualidad en Estados Unidos en la década de 1980, siempre se ha sentido cómodo traspasando los límites de su sexualidad.

Recientemente hizo que los fanáticos se sorprendieran cuando le contó a Stephen Colbert que besaba a todos sus protagonistas, después de que el villano de No Time to Die, Rami Malek, contara que una vez tuvieron un beso juguetón después del ensayo. “La cosa es, simplemente, que rompe el hielo“, agregó Craig.

Sus comentarios en el podcast fueron ampliamente bien recibidos por la comunidad LGBT el jueves, aunque algunas personas se sintieron incómodas por sus intentos de conocer mujeres en espacios gay. “Está bien, la última parte es un poco asquerosa, pero ¿quién de nosotros no ha llevado a un amigo heterosexual a un bar gay que terminó tirando?”, escribió la revista cultural The Glue.

Craig y el presentador del podcast, Bruce Bozzi, que son viejos amigos, también recordaron que fueron fotografiados abrazados afuera de un bar gay en Venice Beach, California, en 2010, lo que en su momento desató especulaciones de la prensa sensacionalista sobre la sexualidad de Craig.

“Somos táctiles, nos queremos. Nos damos abrazos, está bien. Somos dos malditos hombres adultos”, comentó Craig. “Para mí, fue una de esas situaciones y la ironía es que, ya sabes, en cierto modo nos sorprendieron, supongo, lo que fue un poco raro porque no estábamos haciendo absolutamente nada malo”.

“Lo que pasó es que estábamos pasando una noche agradable y como que te estaba hablando de mi vida cuando mi vida estaba cambiando y nos emborrachamos y yo estaba como, ‘Oh, solo vayamos a un bar, vamos, salgamos de una maldita vez'”.

El mes pasado una publicación viral de TikTok provocó un debate sobre si los espacios gay deberían estar reservados para los miembros de la comunidad LGBTQ+. Mientras que los heterosexuales opinaban que dichos espacios los hacían sentir seguros, otros decían que se estaban utilizando los clubes gay como una “estética” por parte de aquellos que no los necesitaban.

Craig recientemente recibió una estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood. No Time to Die ha recaudado más de 50 millones de libras en la taquilla de Reino Unido tras solo dos fines de semana, convirtiéndola ya en una de las 10 películas de Bond más taquilleras.