Twitter admite que su algoritmo favorece a los políticos y medios de comunicación de derecha
Los investigadores descubrieron el sesgo en Reino Unido, Estados Unidos, Canadá, Francia, España y Japón, pero no en Alemania. Foto: Matt Rourke/AP

Twitter admitió que amplifica en mayor medida los tuits de políticos y medios de comunicación de derecha en comparación con los contenidos de fuentes de la izquierda.

La plataforma de redes sociales analizó los tuits de los funcionarios electos de siete países: Reino Unido, Estados Unidos, Canadá, Francia, Alemania, España y Japón. Además estudió si el contenido político de las organizaciones informativas se amplificaba en Twitter, centrándose principalmente en fuentes informativas estadounidenses como Fox News, New York Times y BuzzFeed.

El estudio comparó la línea de tiempo de “Inicio” de Twitter, la forma predeterminada en que se muestran los tuits a sus 200 millones de usuarios, en la que un algoritmo adapta el contenido que ven los usuarios, con la línea de tiempo cronológica tradicional, en la que aparecen primero los tuits más recientes.

La investigación descubrió que en seis de los siete países, a excepción de Alemania, los tuits de los políticos de derecha recibían una mayor amplificación del algoritmo que los de la izquierda; se amplificaban en mayor medida las organizaciones informativas de la derecha que las de la izquierda; y, en general, los tuits de los políticos recibían una mayor amplificación de la línea de tiempo algorítmica que de la cronológica.

De acuerdo con la investigación de 27 páginas, Twitter encontró una “diferencia estadísticamente significativa que favorece a la derecha política” en todos los países, excepto en Alemania. Conforme a la investigación, un valor del 0% significaba que los tuits llegaban al mismo número de usuarios en la línea de tiempo adaptada al algoritmo que en su homóloga cronológica, mientras que un valor del 100% significaba que los tuits conseguían el doble de alcance. Sobre esta base, la discrepancia más marcada entre la derecha y la izquierda se produjo en Canadá (liberales 43%; conservadores 167%), seguido de Reino Unido (laboristas 112%; conservadores 176%). Incluso excluyendo a los altos funcionarios del gobierno, los resultados fueron similares, señaló el documento.

Twitter comentó que no tenía claro el motivo por el que su línea de tiempo de Inicio producía estos resultados e indicó que ahora podría tener que cambiar su algoritmo. En una publicación del blog de Rumman Chowdhury, director de ingeniería de software de Twitter, y de Luca Belli, investigador de Twitter, se dijo que los hallazgos podrían ser “problemáticos” y que era necesario realizar más estudios. La publicación reconocía que era preocupante si ciertos tuits recibían un trato preferente como resultado de la forma en que los usuarios interactuaban con el algoritmo que adapta su línea de tiempo.

“La amplificación del algoritmo resulta problemática si existe un trato preferente en función de cómo se construye el algoritmo en contraposición a las interacciones que la gente tiene con él. Se requiere un análisis más profundo de la causa principal para determinar qué cambios son necesarios, si es que se requieren, para reducir los impactos adversos de nuestro algoritmo de línea de tiempo en el inicio”, señaló la publicación.

Twitter informó que pondría su investigación a disposición de personas ajenas a la empresa, como los académicos, y se está preparando para permitir que terceros tengan un mayor acceso a sus datos, en una medida que probablemente presionará a Facebook para que haga lo mismo. Los políticos de ambos lados del Atlántico instan a Facebook a que distribuya sus investigaciones a terceros después de que la denunciante Frances Haugen filtró decenas de miles de documentos internos, entre los que se incluía la revelación de que la empresa tenía conocimiento de que su aplicación Instagram dañaba la salud mental de los adolescentes.

El estudio de Twitter comparó las dos formas en las que un usuario puede ver su línea de tiempo: la primera utiliza un algoritmo para ofrecer una visualización personalizada de los tuits que podrían ser de interés para el usuario en función de las cuentas con las que más interactúa y otros factores; la otra consiste en la línea de tiempo más tradicional en la que el usuario lee las publicaciones más recientes en orden cronológico inverso.

El estudio comparó los dos tipos de línea de tiempo considerando si algunos políticos, partidos políticos o medios informativos presentaban una mayor amplificación en comparación con otros. El estudio analizó millones de tuits de funcionarios electos entre el 1 de abril y el 15 de agosto de 2020 y cientos de millones de tuits de organizaciones informativas, sobre todo en Estados Unidos, durante el mismo periodo.

Twitter informó que pondría su investigación a disposición de terceros, pero señaló que la preocupación por la privacidad le impedía poner a disposición los “datos sin procesar”. El mensaje decía: “Pondremos los conjuntos de datos agregados a disposición de los investigadores externos que deseen reproducir nuestros principales resultados y validar nuestra metodología, mediante una solicitud previa”.

Twitter añadió que se estaba preparando para poner los datos internos a disposición de fuentes externas de forma regular. La empresa comentó que su equipo de ética, transparencia y responsabilidad de aprendizaje automático estaba finalizando los planes de manera para que se protegiera la privacidad de los usuarios.

“Este enfoque es nuevo y no se ha utilizado a esta escala, pero somos optimistas de que abordará las compensaciones entre privacidad y responsabilidad que pueden obstaculizar la transparencia del algoritmo”, señaló Twitter. “Estamos entusiasmados por las oportunidades que este trabajo puede abrir para la futura colaboración con investigadores externos que buscan reproducir, validar y ampliar nuestra investigación interna”.