La policía española detiene a dos mujeres por presunta estafa en una residencia de ancianos
Oficiales muestran parte del dinero incautado. Foto: Guardia Civil/EPA

La policía española que investigaba a una empresa de cuidados que presuntamente estafó los ahorros y la propiedad de al menos una clienta británica anciana y vulnerable detuvo a dos mujeres e incautó 45 mil euros en efectivo.

Las mujeres, una británica y otra española, fueron detenidas la semana pasada en la provincia de Murcia, en el sureste del país, como sospechosas de fraude con agravantes, falsificación de documentos y falsa administración.

Los agentes de la Guardia Civil que registraron la sede de la empresa también recuperaron 3 mil 600 libras en efectivo, así como documentos, tarjetas bancarias y cuentas de ahorro pertenecientes a ancianos británicos residentes en la ciudad murciana de Mazarrón. Temen que hasta una docena de personas podrían haber sido víctimas del fraude.

La investigación se inició cuando la policía tuvo conocimiento de que una mujer británica de 90 años, “vulnerable y dependiente”, que vivía sola en Mazarrón, fue víctima de una estafa que la despojó de su casa y sus ahorros.

También descubrieron que confiaba y dependía en gran medida de su cuidadora británica, que también vivía en la ciudad, y que no tenía ningún apoyo familiar.

“Los oficiales determinaron que la cuidadora abusó de la confianza de la anciana y tomó el control de su casa y sus ahorros”, señaló la Guardia Civil en un comunicado. “La mujer vendió el inmueble, se hizo cotitular de la cuenta bancaria de la mujer y gastaba el dinero en compras para ella misma que no tenían ninguna relación con las necesidades de la víctima”.

La policía también encontró documentos legales que supuestamente muestran que la cuidadora persuadió a su presunta víctima para que modificara su testamento a su favor.

“Los oficiales averiguaron que la británica detenida buscaba a compatriotas que vivían en Mazarrón, principalmente personas mayores sin apoyo familiar y sin conocimiento del español, y les ofrecía cuidados a domicilio”, señaló el comunicado.

Un vocero de la Guardia Civil dijo que la investigación continuaba, pero agregó que era probable que varias personas hubieran sido estafadas.

“Suponemos que podría haber muchas otras víctimas de esta trama, quizás hasta una docena“, comentó. “Nuestros agentes llevaron a cabo las detenciones para evitar que alguien más fuera víctima de estos fraudes. Estamos analizando la información y el material que tenemos para determinar cuántas víctimas podrían haber”.