El jefe de Moderna predice que las vacunas actuales podrían ser menos eficaces contra ómicron
Jeringas cargadas con medias dosis de la vacuna Moderna para las dosis de refuerzo contra el Covid-19 en una instalación en Berlín. Foto: Sean Gallup/Getty Images

El director general de la empresa farmacéutica estadounidense Moderna predijo que las vacunas existentes serán menos eficaces contra la variante ómicron en comparación con la variante Delta, lo que provocó una fuerte caída de los mercados de valores mundiales.

Stéphane Bancel señaló que, a pesar de que se necesitarán dos semanas para obtener información sobre los resultados de las vacunas existentes contra la nueva variante del Covid-19, y si esta provoca una enfermedad grave, se necesitarán varios meses para modificar las vacunas actuales para combatir la variante ómicron.

“Creo que no hay ningún mundo en el que [la eficacia] sea del mismo nivel… que tuvimos con Delta”, dijo Bancel al Financial Times.

Sugirió que las empresas farmacéuticas tendrían que debatir entre centrarse en la variante ómicron y en las variantes existentes del Covid-19, y advirtió que sería arriesgado reorientar toda la capacidad de producción de Moderna hacia una vacuna específica para la variante ómicron.

Mientras tanto, Bancel sugirió que podría ser conveniente administrar refuerzos más potentes a los ancianos o a las personas con sistemas inmunológicos comprometidos.

Pfizer y su socio alemán BioNTech indicaron el viernes que podrían producir y distribuir una versión actualizada de su vacuna en un plazo de 100 días si se descubre que la nueva variante del Covid-19 detectada en el sur de África evade la inmunidad existente.

Bancel comentó que el elevado número de mutaciones de la variante ómicron en la proteína spike, la que utiliza el virus para infectar las células humanas, y la rápida propagación de la variante en Sudáfrica sugerían que las vacunas existentes no serían muy efectivas, por lo que se preveía una “caída importante” de la efectividad.

Sus comentarios provocaron nuevas caídas de las cotizaciones bursátiles en todo el mundo, que se sumaron a la venta del viernes. El índice bursátil de Hong Kong cerró en su nivel más bajo en más de un año, con una caída del 1.6%, y el índice FTSE 100 de Londres cayó un 1.5% hasta su nivel más bajo en siete semanas.

El FTSE 100 está en camino de sufrir su peor mes en más de un año, cotizando con una caída de aproximadamente el 3% en noviembre, la mayor caída desde octubre de 2020, cuando perdió casi el 5%, justo antes de que el éxito de los ensayos de las vacunas provocara un repunte global en noviembre de 2020.

Mohit Kumar, director general de Jefferies, señaló que los comentarios de Bancel eran “preocupantes”. “Los comentarios probablemente reflejan la realidad de la situación actual y la incertidumbre que rodea el impacto de la variante ómicron. Deberíamos contar con mayor claridad en un par de semanas, pero hasta entonces el mercado seguiría sujeto al riesgo de los titulares”.