Por qué alimentar a tus mascotas con insectos se puede convertir en la última moda
'Los gatos no son quisquillosos respecto a comer insectos, pero algunas personas pueden serlo', dice Solitaire Townsend. Foto: Jaromir Chalabala/Alamy

Primero fue el reciclaje, después la reducción de los vuelos, y ahora el alimentar a las mascotas con insectos es la última opción de estilo de vida para contribuir a la lucha contra el cambio climático.

Los dueños de mascotas con mentalidad ecológica están eligiendo alimentar a sus mascotas con alimentos hechos de grillos, gusanos de harina y moscas soldado negras en un intento para frenar las enormes emisiones de carbono producidas por la cría de ganado para dietas tradicionales basadas en la carne.

Los expertos señalan que se puede alimentar a las mascotas con insectos, ya que son ricos en proteínas, y que las especies cultivadas también pueden contener altos niveles de grasas, aceites, minerales y vitaminas. Las investigaciones preliminares también sugieren que cuando se crían insectos con fines comerciales, las emisiones, el agua y el uso de la tierra son menores que en la cría de ganado.

Nicole Paley, subdirectora ejecutiva de la Asociación de Fabricantes de Alimentos para Mascotas (PFMA), dijo: “Cuando se convierten en un alimento nutricionalmente completo para mascotas, las proteínas de los insectos pueden contribuir a la elaboración de productos nutritivos y apetecibles que, además, pueden ser sustentables desde el punto de vista medioambiental. Los productos elaborados a base de insectos ofrecen una alternativa a los dueños que prefieren alimentar a sus mascotas con una dieta procedente de ingredientes distintos de los animales de ganadería tradicionales”.

Según las predicciones de Rabobank, una multinacional holandesa, que calcula que el mercado de alimentos para mascotas a base de insectos podría multiplicarse por 50 en 2030, fecha en la que se prevé la producción de medio millón de toneladas métricas.

Por qué alimentar a tus mascotas con insectos se puede convertir en la última moda - larvas-comida-de-mascotas
Larvas de mosca soldado negra. Los expertos señalan que se puede alimentar a las mascotas con insectos, ya que son ricos en proteínas, sin embargo, se debe consultar al veterinario antes de cambiar la dieta. Foto: Sumaya Hisham/Reuters

Andrew Knight, profesor de ciencias veterinarias en la Universidad de Winchester, comentó que esto reflejaría el creciente interés de los consumidores por los alimentos alternativos para mascotas, que incluyen dietas veganas, por razones de sustentabilidad.

Esto se debe, en parte, a la preocupación de los dueños por la elevada huella de carbono asociada a la industria de alimentos para mascotas, que, según una investigación de la UCLA, representa alrededor del 25% del daño medioambiental asociado a la industria cárnica, y equivale a 64 millones de toneladas de dióxido de carbono al año, el mismo impacto climático que 13.6 millones de vehículos conduciendo durante un año.

Sin embargo, Knight añadió que la “repugnancia a las dietas basadas en insectos” de muchos consumidores puede suponer un obstáculo para extender su aceptación.

La comida para mascotas elaborada con insectos también suele ser más costosa que las gamas tradicionales. Por ejemplo, una bolsa de alimento balanceado a base de insectos Lovefood cuesta 12 libras el kilo, en comparación con las 9.75 libras de una bolsa de 2 kilos de alimento deshidratado con pollo para gatos de Iams.

Solitaire Townsend, cofundadora de Futerra, que colabora con Mars Petcare para producir Lovebug, su primera gama de alimentos a base de insectos para gatos, señaló que su estudio de mercado sugería que casi la mitad (47%) de los dueños de mascotas considerarían la posibilidad de alimentarlas con insectos, y que el 87% de los encuestados indicó que el tema de la sustentabilidad era una consideración importante al momento de elegir los alimentos para mascotas.

Townsend explicó que, como vegetariana por razones climáticas, quería una alternativa “para mi gato y mi conciencia”. Y añadió: “Los gatos no son quisquillosos respecto a comer insectos, pero algunas personas pueden serlo. Por supuesto, millones de personas en todo el mundo comen insectos como algo normal dentro de su dieta. Tal vez en el Reino Unido puede parecer un poco inusual, pero soy lo suficientemente mayor como para recordar cuando el sushi, e incluso la pasta, estaban en la misma situación”.

Indicó que los dueños deben ser conscientes de que las mascotas pueden ser sensibles a los cambios bruscos en su dieta, y recomendó una transición de una semana, empezando con una proporción del 75% de la comida antigua y el 25% de la nueva, y modificando poco a poco el balance.

Justine Shotton, presidenta de la Asociación Británica de Veterinarios, comentó que los dueños deben asegurarse de que los alimentos para mascotas a base de insectos satisfagan las necesidades nutricionales de sus mascotas, y que era necesario seguir realizando investigaciones.

“Por el momento, no existen pruebas suficientes para respaldar el hecho de que las proteínas procedentes de insectos sustituyan por completo a las actuales dietas de alimentación completa para mascotas, pero es otra opción que se podría considerar en el futuro. Los dueños siempre deberían asegurarse de que cualquier cambio en la dieta de su mascota sea supervisado por un veterinario con profundos conocimientos nutricionales”, señaló.

Según la Asociación de Fabricantes de Alimentos para Mascotas, en la UE están autorizados siete insectos para su uso como ingredientes de alimentos para mascotas. Los insectos de granja son alimentados con granos usados, almendra de palma, frutas y subproductos de cultivos vegetales, y aunque la mayoría de las granjas se encontraban originalmente en los trópicos, en la actualidad existen más de 100 en Europa.