Novak Djokovic: Australia todavía considera la cancelación de la visa del jugador y si tenía ‘pruebas aceptables’
Novak Djokovic practica antes del Abierto de Australia. El tenista número 1 del mundo todavía está a la espera de saber si su visa será cancelada. Foto: Loren Elliott/Reuters

El primer ministro de Australia, Scott Morrison, insinuó que Novak Djokovic no tendrá permitido permanecer en el país y competir en el Abierto de Australia a menos que pueda justificar una exención médica que le permita no estar vacunado contra el Covid-19.

Expresándose antes de que el ministro de Inmigración, Alex Hawke, tome una decisión formal, Morrison se negó el jueves a comentar directamente sobre el caso de Djokovic, aunque dijo que esperaba que las autoridades “aplicaran la política del gobierno” de permitir únicamente la entrada a Australia de personas completamente vacunadas o de aquellas que cuenten con exenciones médicas.

Djokovic obtuvo una visa el 18 de noviembre y llegó a Melbourne el 5 de enero con una exención aprobada por el jefe médico de Tennis Australia y un panel de expertos independiente del gobierno del estado de Victoria. Sin embargo, Djokovic fue detenido y su visa fue cancelada con el argumento de que una reciente infección de Covid-19 en sí misma no era suficiente para otorgar una exención de los estrictos requisitos de vacunación de Australia.

A pesar de que Djokovic ganó el lunes una batalla legal para restablecer su visa, se enfrenta a una inquietante espera mientras Hawke decide si ejercerá su poder independiente para volver a cancelarla.

El jueves, Morrison se refirió al comunicado de Hawke del miércoles en el que señaló que el ministro de Inmigración seguía considerando la posibilidad de cancelar la visa de Djokovic.

Sin embargo, el primer ministro también indicó que las personas que lleguen a Australia –como los turistas– deben tener las dos vacunas necesarias para entrar al país.

Cuando se le preguntó si los no ciudadanos y no residentes que no tienen la doble vacunación constituían un riesgo para la salud pública, Morrison evitó el caso de Djokovic refiriéndose a “otros asuntos que se están considerando en este momento”.

“Todo lo que me limitaré a decir es que el motivo que tenemos desde el 15 de diciembre, en el que los titulares de las visas elegibles completamente vacunados podían viajar a Australia sin necesidad de solicitar una exención de viaje… esa persona tiene que demostrar que tiene la doble vacunación o debe proporcionar pruebas aceptables de que no se puede vacunar por razones médicas”, respondió.

“Esa es la política, esa política no ha cambiado… por supuesto esperaríamos que las autoridades aplicaran la política del gobierno cuando se trata de esos asuntos“.

Morrison señaló que los no ciudadanos y no residentes podían obtener una visa, pero que ello no garantizaba que cumplieran con los requisitos para entrar al país.

“Es posible que hayan obtenido una visa recientemente, o que hayan obtenido una visa hace algún tiempo y estén regresando, cuando algunas de estas cuestiones no existían en ese entonces”, comentó.

“Por este motivo resulta importante distinguir entre la visa y la condición para entrar en la frontera. No son lo mismo y con frecuencia se confunden y no debería ser así”.

“Si no eres ciudadano o residente, entonces las normas de salud que tenemos para proteger nuestras fronteras (se aplican), y nuestras políticas que protegen nuestras fronteras son fundamentales para los logros del gobierno cuando se trata (del Covid-19) y los logros de Australia en general de tener una de las tasas de mortalidad más bajas”.

El miércoles, Djokovic admitió que su representante cometió un “error administrativo” cuando declaró que no había viajado en las dos semanas anteriores a su vuelo a Australia y reconoció un “error de juicio” al no aislarse en Belgrado después de dar positivo en la prueba de Covid-19 el 16 de diciembre.