Revelación: La agencia de fronteras de la Unión Europea está implicada en cientos de expulsiones de refugiados
Tres migrantes en el mar tras saltar de un bote inflable que transportaba a siete personas de vuelta a aguas turcas, el 2 de abril. Foto: Guardia costera turca

La agencia de fronteras de la Unión Europea estuvo implicada en la devolución de al menos 957 solicitantes de asilo en el mar Egeo entre marzo de 2020 y septiembre de 2021, indica una nueva investigación.

Frontex, la agencia mejor financiada de la Unión Europea, con un presupuesto de 758 millones de euros, se encuentra bajo investigación por acusaciones anteriores de complicidad con las autoridades griegas en la devolución ilegal de solicitantes de asilo, algo que la organización ha negado.

Ahora, una investigación conjunta de los medios Lighthouse Reports, Der Spiegel, SRF Rundschau, Republik y Le Monde reveló la implicación de Frontex en lo que parecen ser devoluciones, reveló su propia base de datos. Según la investigación conjunta, una solicitud de libertad de información (FOIA) descubrió que la base de datos interna de informes de incidentes de la agencia, llamada Jora, registró avistamientos de devoluciones de solicitantes de asilo en el mar Egeo clasificados por los funcionarios como “prevención de salida”. Las directrices de Frontex definen esto como un incidente en el que los migrantes son detenidos en el mar por las autoridades de países no europeos en sus aguas territoriales y devueltos a su punto de salida.

Frontex proporcionó una versión redactada de la base de datos, sin embargo, incluyó descripciones de 145 casos clasificados como “prevención de salida“, que diferían de los informes de los mismos incidentes de la guardia costera turca, los testigos, los documentos filtrados y otras fuentes confidenciales, cuando se realizó una referencia cruzada.

En al menos 22 incidentes, los solicitantes de asilo fueron sacados de botes inflables, puestos en botes salvavidas griegos y dejados a la deriva en el mar.

El 28 de mayo del año pasado, un grupo de casi 50 solicitantes de asilo que ya habían desembarcado en la isla griega de Lesbos contactó a la organización noruega Aegean Boat Report, a la cual enviaron fotos y un mensaje de WhatsApp que mostraba su ubicación cerca de la capital de la isla, Mitilene.

Horas más tarde, algunas personas del grupo fueron encontradas por la guardia costera turca en el mar en botes salvavidas de color naranja. Este caso fue registrado posteriormente en la base de datos de Frontex como “prevención de salida”.

Dos fuentes de Frontex afirmaron a los periodistas que las devoluciones ilegales en el mar Egeo terminan en la base de datos de Jora como “prevención de salida”. “¿Por qué no lo llaman simplemente ‘devoluciones’ y se lo quitan de encima?“, dijo un oficial de los oficiales de la guardia costera griega.

Los grupos de derechos humanos han calificado las devoluciones en el mar Egeo como “sistemáticas”.

Las nuevas acusaciones formuladas contra Frontex aparecen antes del referéndum del 15 de mayo en Suiza sobre la implicación del país en la agencia de fronteras de la Unión Europea. En 2021, Suiza donó 24 millones de francos suizos (CHF) a la agencia y el gobierno planea aumentar esta donación a 61 millones de francos suizos para el año 2027.

No obstante, los opositores a la ampliación de la agencia señalan que esta haría que Suiza fuera directamente responsable de las violaciones de los derechos humanos que se produzcan en las fronteras europeas. El referéndum fue convocado después de que una petición recabara más de 62 mil firmas en apoyo al recorte del financiamiento de la agencia.

Grecia y Frontex niegan las acusaciones de devoluciones e indican que sus oficiales acatan la legislación sobre derechos humanos, sin embargo, ha aumentado la presión sobre el director ejecutivo de Frontex, Fabrice Leggeri, y la Unión Europea congeló parte de su presupuesto mientras se investigan las acusaciones.

Revelación: La agencia de fronteras de la Unión Europea está implicada en cientos de expulsiones de refugiados - 82561
Migrantes protestan contra las devoluciones en la frontera con Turquía, cerca del parlamento griego en Atenas el 20 de febrero de 2022. Foto: Louisa Gouliamaki/AFP/Getty Images

Tineke Strik, eurodiputada holandesa y miembro del Grupo de Trabajo de Control de Frontex, solicitó la suspensión de las operaciones de la agencia de fronteras en Grecia.

Resultaba necesario “un cambio fundamental en la cultura” de la agencia de fronteras de la Unión Europea, dijo, incluyendo un cambio de liderazgo, debido a que Leggeri ha “perdido credibilidad en cuanto a tomar con seriedad los derechos fundamentales”.

“(Frontex) debería suspender sus operaciones en Grecia”, comentó Strik. “Tenemos muchos informes confiables de autoridades como la ONU y el Consejo Europeo, que dicen que las devoluciones son sistemáticas. Es necesario tomar más medidas, de lo contrario te conviertes en parte de las violaciones y en cómplice, y este es el problema al que se enfrenta Frontex”.

Frontex indicó que no tenía facultad para investigar las acciones de los distintos países y que “garantiza y promueve el respeto de los derechos fundamentales en todas sus actividades de gestión de fronteras”. La agencia señaló que estaba “plenamente comprometida con el mantenimiento de los más altos estándares de control fronterizo en nuestras operaciones y que nuestros agentes están sujetos a un código de conducta. Este es el estándar que aportamos en cada una de nuestras operaciones”.

En un comunicado, la agencia añadió: “Los derechos fundamentales, incluido el respeto del principio de la no devolución, se encuentran en el centro de todas las actividades de la agencia”.

La no devolución es el principio fundamental en el que se basa el derecho internacional de los refugiados: una persona que necesita protección no puede ser devuelta de forma forzada a un lugar en el que se enfrentará a daños.

La agencia añadió que el personal estaba obligado a denunciar cualquier violación de derechos y que la agencia contaba con más de 20 monitores.