Greg Norman dice que ‘todos cometemos errores’ cuando le preguntan sobre el asesinato de Khashoggi
El campeón de golf australiano Greg Norman dijo que el gobierno saudita quería 'seguir adelante'. Foto: Paul Childs/Action Images/Reuters

El campeón de golf Greg Norman intentó desestimar las preguntas sobre el asesinato del periodista Jamal Khashoggi en un consulado saudita como un “error”, añadiendo que el gobierno saudita “quiere seguir adelante”.

Norman habló en un evento promocional celebrado en Reino Unido para un torneo de golf respaldado por Arabia Saudita, el LIV Golf Invitational Series. Norman, de 67 años, es el director ejecutivo de LIV Golf Investments, financiado principalmente por el fondo de riqueza soberano saudita.

La competencia de 225 millones de dólares, diseñada para rivalizar con otras grandes series de golf, atrajo la controversia sobre el historial de derechos humanos de Arabia Saudita, incluyendo el asesinato y desmembramiento de Khashoggi en el consulado saudita en Estambul en 2018.

El año pasado las agencias de inteligencia estadounidenses concluyeron que el príncipe heredero de Arabia Saudita, Mohammed bin Salman, autorizó el asesinato del periodista.

“Todo este asunto sobre Arabia Saudita y Khashoggi y los derechos humanos; hablemos de ello, pero también hablemos acerca de lo bueno que está haciendo el país al cambiar su cultura”, dijo Norman. “Miren, todos hemos cometido errores y uno simplemente quiere aprender de esos errores y sobre cómo uno puede corregirlos en el futuro”.

El jugador australiano de golf dijo que no se había reunido con Mohammed Bin Salman “pero, al mismo tiempo, leo que el gobierno saudita ha hecho sus declaraciones y comentarios al respecto y que quieren seguir adelante”.

Cuando se le preguntó cómo se sintió cuando se enteró de la ejecución de 81 hombres en Arabia Saudita en marzo, Norman respondió: “Recibí muchos mensajes pero, sinceramente, yo miro hacia adelante. No miro hacia atrás. No me fijo en la política de las cosas. No me voy a meter en el embrollo de lo que sea que ocurra en el mundo de los demás. Lo supe y simplemente seguí adelante”, dijo.

Khashoggi acudió al consulado de Arabia Saudita en Estambul el 2 de octubre de 2018 para recoger los documentos necesarios para casarse con su prometida turca, Hatice Cengiz.

El asesinato fue captado por dispositivos de escucha colocados por el servicio de inteligencia turco. El disidente fue estrangulado por asistentes de seguridad y después desmembrado por un especialista forense que trabajaba para el servicio de inteligencia saudita. Posteriormente, su cuerpo fue trasladado en pedazos a la cercana residencia del cónsul general de Arabia Saudita, donde se cree que fue quemado en un horno al aire libre. Nunca se han encontrado los restos.

Este artículo fue modificado el 12 de mayo de 2022 para indicar correctamente que el cuerpo de Jamal Khashoggi fue trasladado a la residencia del cónsul general saudita, y no a la residencia del cónsul general turco, como indicaba una versión anterior.

PA y Reuters contribuyeron a este artículo.