La hija de Elon Musk cambia legalmente su nombre y corta lazos con su padre
El fundador de SpaceX, Elon Musk, habla en una conferencia de prensa posterior a un lanzamiento en Cabo Cañaveral, Florida, Estados Unidos, en marzo de 2019. Foto: Mike Blake/Reuters

La hija de Elon Musk, de 18 años, cambió legalmente su nombre para desvincularse de su padre multimillonario, según indican los documentos legales que salieron a la luz el lunes.

“Ya no vivo con mi padre biológico ni deseo estar relacionada con él de ninguna manera, forma o modo“, indicó en una petición tanto de cambio de nombre como de un nuevo certificado de nacimiento.

La hija de Musk también cambió la identificación de su género de hombre a mujer después de haber cumplido los 18 años, la edad de consentimiento en California.

Los documentos fueron presentados ante el tribunal superior del condado de Los Ángeles en Santa Mónica en abril y recientemente se dieron a conocer en informes de los medios de comunicación en internet.

Su nuevo nombre fue redactado en el documento digital. Su madre es Justine Wilson, quien estuvo casada con Elon desde el año 2000 hasta el 2008, cuando se divorció de él. Musk y Wilson tienen cinco hijos juntos. Musk también tiene dos hijos con la cantante Grimes.

Wilson comentó en un tuit el martes que está orgullosa de su hija. No respondió de forma inmediata a la solicitud para conocer sus comentarios adicionales.

No fue posible contactar inmediatamente a los representantes de la hija de Musk.

No se proporcionaron más detalles sobre la ruptura entre la hija de Musk y su padre, el jefe de Tesla y SpaceX.

Musk, el hombre más rico del mundo, se encuentra inmerso en una oferta de alto perfil de 44 mil millones de dólares para adquirir la plataforma de redes sociales Twitter. El martes, la junta directiva de Twitter recomendó por unanimidad que los accionistas aprueben la propuesta de venta, según indica un documento regulatorio. Musk reiteró su deseo de seguir adelante con la adquisición la semana pasada durante una reunión virtual con los empleados de Twitter, a pesar de que el CEO también señaló que hay varios “asuntos sin resolver” relacionados con el acuerdo.

En un comunicado enviado al medio Daily Beast, Musk criticó a los medios de comunicación por publicar la historia sobre su hija y su nombre.

“Ella no desea ser una figura pública”, señaló. “Creo que es importante defender su derecho a la privacidad. Por favor, no expongan a una persona en contra de su voluntad: no está bien”. Musk no respondió de forma inmediata a la solicitud de sus comentarios adicionales.

La audiencia para finalizar el cambio de nombre se llevará a cabo a finales de este mes.