El caso del príncipe Harry contra el Ministerio del Interior puede proseguir
El príncipe Harry presentó una demanda judicial por la decisión de no permitirle pagar la protección policial para él y su familia cuando se encuentren en el Reino Unido. Foto: Kena Betancur/AFP/Getty Images

El duque de Sussex ganó una parte de su demanda presentada ante el Tribunal Supremo contra el Ministerio del Interior en relación con sus medidas de seguridad durante su estancia en el Reino Unido.

El príncipe Harry emprendió una acción legal por la decisión de no permitirle pagar un servicio de protección policial para él y su familia cuando se encuentren en el Reino Unido. En una audiencia preliminar llevada a cabo el mes pasado, sus abogados solicitaron autorización para una revisión judicial completa de la decisión del Ministerio del Interior.

El príncipe impugna la decisión tomada en febrero de 2020 por el Comité Ejecutivo para la Protección de la Realeza y las Figuras Públicas (RAVEC) después de que se le informara que ya no se le proporcionaría el “mismo grado” de protección personal cuando estuviera de visita.

En una sentencia dictada el viernes, el juez del Tribunal Superior, Su Señoría Swift, indicó que el caso podía continuar, concediendo autorización para que una parte de la demanda del príncipe Harry fuera revisada judicialmente.

El juez señaló: “La solicitud de autorización para solicitar la revisión judicial es permitida parcialmente y rechazada parcialmente”.

El príncipe Harry pretende impugnar la decisión de no concederle protección policial de forma automática cada vez que se encuentre en el Reino Unido. Su equipo legal argumenta que los acuerdos de seguridad establecidos en una carta de RAVEC, y su aplicación cuando visitó el Reino Unido en junio de 2021, fueron inválidos debido a la “injusticia procesal” ya que no se le dio la oportunidad de presentar “alegaciones informadas de antemano”.

Shaheed Fatima QC, en representación del duque, comentó al tribunal a principios de este mes: “Él no sabía en ese momento que la Casa Real estaba involucrada en absoluto… se le informó que era una decisión independiente”.

Sus abogados habían argumentado que el secretario privado de la reina, Sir Edward Young, no debería haber intervenido en la decisión de negarle la protección policial en el Reino Unido debido a las “importantes tensiones” existentes entre ellos.

Los abogados del Ministerio del Interior argumentaron que RAVEC tenía derecho a tomar la decisión que tomó, es decir, que las medidas de seguridad del príncipe Harry fueran consideradas “caso por caso”, y que se debería negar la autorización para una revisión judicial completa.

El juez determinó que algunas partes de cuatro de los cinco motivos alegados por el príncipe Harry eran “discutibles”, lo que significa que ahora se llevará a cabo una audiencia completa en el Tribunal Supremo para revisar la demanda del duque.

El juez señaló que era discutible que las decisiones de RAVEC fueran jurídicamente irracionales y que se debería haber informado al duque sobre la política de RAVEC antes de su decisión en febrero de 2020; asimismo, era discutible si el duque “debería haber tenido la oportunidad de presentar alegaciones de forma directa a RAVEC, incluyendo la oportunidad de comentar sobre otras cuestiones consideradas por RAVEC”.

No obstante, el juez negó la autorización de otras partes de la demanda del príncipe Harry, entre ellas que se le debería haber informado quiénes eran los miembros de RAVEC y que no tuvo la oportunidad de discutir la “conveniencia” de que algunas personas formaran parte del comité.

El juez expresó: “En el transcurso de las presentaciones, se volvió evidente que, si bien el demandante pudo haber tenido desacuerdos con personas que eran miembros del comité de RAVEC, no había ninguna prueba que respaldara la afirmación de que algún miembro del comité hubiera tomado las decisiones con una mentalidad cerrada, o que cualquier decisión estuviera influenciada por la parcialidad”. Y añadió: “En última instancia, se reconoció a favor del demandante que no había, ni podía haber, ningún caso de este tipo”.

El juez añadió que el Ministerio del Interior “todavía no ha tenido la oportunidad de presentar pruebas” del proceso por el que RAVEC tomó su decisión y esto “debe ser considerado en una audiencia final”.