EU abre su primer caso por uso de información privilegiada de criptomonedas
Coinbase, uno de los principales intercambios de criptomonedas, indica que tiene 'tolerancia cero con este tipo de conductas indebidas'. Foto: Dado Ruvić/Reuters

Un exempleado de Coinbase y otras dos personas fueron acusados en lo que las autoridades federales describieron como el primer caso de uso de información privilegiada de criptomonedas del gobierno estadounidense.

Ishan Wahi, gestor de producción en el intercambio de criptomonedas, y su hermano Nikhil Wahi fueron detenidos en Seattle el jueves. Ellos y un tercer acusado, su amigo Sameer Ramani, quien sigue prófugo, también se enfrentan a cargos civiles por parte del organismo de control financiero estadounidense, la Comisión de Bolsa y Valores (SEC).

Los fiscales alegaron que Ishan Wahi, de 32 años, compartió información confidencial sobre los próximos anuncios de nuevos activos de criptomonedas que Coinbase estaba planeando o considerando incluir en su intercambio. Su hermano y Ramani presuntamente intercambiaron información al menos 14 veces antes de tales anuncios entre junio de 2021 y abril de 2022, indicaron los fiscales.

Nikhil Wahi, de 26 años, y Ramani, de 33, usaron carteras anónimas de la blockchain (cadena de bloques) de ethereum para adquirir los activos antes de los anuncios de Coinbase y posteriormente vendieron dichos activos para obtener una ganancia de al menos 1.5 millones de dólares, afirmaron los fiscales.

Damian Williams, el fiscal estadounidense del distrito sur de Nueva York, comentó que la Web3 –el término que engloba la última iteración de internet– no era inmune a las autoridades. El mes pasado presentó un caso de uso de información privilegiada contra un exempleado de OpenSea, el principal mercado de tokens no fungibles (NFT).

“Los cargos de hoy constituyen un nuevo recordatorio de que la Web3 no es una zona libre de leyes”, señaló Williams. “Solo el mes pasado, di a conocer el primer caso de uso de información privilegiada relacionado con los NFT, y hoy doy a conocer el primer caso de uso de información privilegiada que involucra a los mercados de criptomonedas. Nuestro mensaje con estos cargos es claro: el fraude es el fraude, ya sea que ocurra en la blockchain o en Wall Street”.

Howard Fischer, socio del despacho de abogados neoyorquino Moses & Singer, señaló que los individuos fueron acusados de delitos informáticos –que se refiere al fraude cometido en cualquier tipo de dispositivo electrónico– debido a que los criptoactivos no están definidos técnicamente como valores, es decir, activos financieros negociables como las acciones o los bonos.

Tradicionalmente, esto le ha permitido a los criptoactivos esquivar la regulación de la SEC y del Departamento del Tesoro de Estados Unidos, lo cual ha incrementado el atractivo de los criptoactivos y, al mismo tiempo, los ha vuelto más susceptibles al fraude debido a la falta de protección de los inversionistas.

“No se trata de un caso de uso de información privilegiada porque no existe como tal el uso de información privilegiada para un activo no bursátil como un criptoactivo, por lo que los fiscales tuvieron que utilizar la figura de los delitos informáticos”, explicó Fischer.

En una publicación de blog, el CEO de Coinbase, Brian Armstrong, señaló que la decisión de la SEC de presentar cargos por fraude de valores contra los tres hombres era una “distracción desafortunada”. Armstrong indicó que Coinbase había comunicado al Departamento de Justicia su preocupación respecto a los tres individuos.

“Coinbase toma con mucha seriedad las acusaciones de uso indebido de la información de la empresa, tal como lo demostró nuestra rápida investigación de este asunto. Nuevamente, tenemos tolerancia cero con este tipo de conductas indebidas y no dudaremos en tomar medidas contra cualquier empleado cuando encontremos alguna irregularidad”, indicó Armstrong.

Fischer señaló que es poco probable que la SEC logre sentar un precedente en materia de criptomonedas y valores con su acusación civil.

“Aunque la SEC también presentó un caso, alegando que los activos implicados son valores, debido a que es probable que ese proceso quede suspendido hasta que se resuelva el caso penal, es poco probable que se resuelva esta cuestión”.

Andrew St Laurent, abogado de Ishan Wahi, rechazó realizar comentarios. El abogado de Nikhil Wahi no respondió de forma inmediata la solicitud para conocer sus comentarios. La agencia de noticias Reuters no pudo identificar inmediatamente al abogado de Ramani.