Beyoncé cambiará la letra de una canción que contiene un insulto de discriminación
'Entiendo el poder que pueden tener las palabras'... Beyoncé. Foto: Chris Pizzello/Invision/AP

Beyoncé confirmó que eliminará de la letra de una canción de su nuevo álbum, Renaissance, un término ofensivo utilizado para referirse a las personas con discapacidad, después de que organizaciones benéficas y activistas que trabajan en el ámbito de la discapacidad lo calificaran como “discriminación contra las personas con discapacidad” y “ofensivo”.

En la canción “Heated”, coescrita con el rapero canadiense Drake, Beyoncé utiliza un término peyorativo para referirse a la diplejía espástica, un tipo de parálisis cerebral. Un representante de la música comentó al medio Insider que se cambiará la letra de la canción. “La palabra, que no fue utilizada intencionalmente de manera perjudicial, será reemplazada”, dijo en el comunicado.

En junio, la música estadounidense Lizzo también fue denunciada por utilizar el mismo término en la canción “Grrrls“, incluida en su nuevo álbum Special. Tras una rápida respuesta negativa, Lizzo se disculpó y sustituyó la letra, comentando que nunca quiso “promover un lenguaje peyorativo” y añadiendo: “Como mujer gorda y afroamericana, han utilizado contra mí muchas palabras hirientes, así que entiendo el poder que pueden tener las palabras (ya sea de forma intencional o, en mi caso, no intencional)”.

En el Reino Unido, el término en cuestión es ampliamente considerado como algo ofensivo. En 2003, ocupó el segundo lugar en una encuesta realizada por la cadena BBC sobre los términos más ofensivos en el Reino Unido relativos a cualquier persona con discapacidad. En Estados Unidos, no obstante, todavía se utiliza con más frecuencia.

La escritora australiana y defensora de las personas con discapacidad, Hannah Diviney, fue una de las primeras en denunciar a Lizzo, con un tuit que se volvió viral. En un artículo publicado en The Guardian el lunes, Diviney lamentó que se repitiera la misma situación en tan poco tiempo. “Pensé que habíamos cambiado la industria de la música y que habíamos iniciado una conversación global sobre por qué el lenguaje discriminatorio contra las personas con discapacidad –intencional o no– no tiene espacio en la música”, escribió Diviney. “Pero creo que me equivoqué”.

El compromiso de Beyoncé con la narración musical y visual no “excusa su uso del lenguaje discriminatorio contra las personas con discapacidad, un lenguaje que se utiliza e ignora con demasiada frecuencia”, escribió Diviney. “Un lenguaje que pueden estar seguros que nunca ignoraré, sin importar de quién venga o cuáles sean las circunstancias”.

La organización benéfica británica para la discapacidad Sense publicó inicialmente en Twitter, a propósito de la canción “Heated” de Beyoncé, que era “decepcionante que otro artista utilice un término ofensivo en su canción tan poco tiempo después de que se indicara cuán hiriente es la palabra”, y pidió “más educación para mejorar la toma de conciencia sobre la discapacidad”.

Posteriormente, la elogiaron por haber aceptado cambiar la letra. “Beyoncé tiene un historial de defensa de la inclusividad, y nos alegra que haya escuchado las opiniones y haya aceptado volver a grabar la letra que muchas personas con discapacidad consideran ofensiva. Reconocemos que la palabra no fue utilizada intencionalmente para causar daño, pero las palabras tienen poder y pueden reforzar las actitudes negativas que afrontan los grupos marginados”.

“Queremos agradecer a Beyoncé por haber escuchado y esperamos seguir disfrutando del álbum”.