Johnson & Johnson dejará de fabricar talco para bebés en todo el mundo
Johnson & Johnson indica: 'Hemos tomado la decisión comercial de realizar una transición hacia una cartera de talcos para bebés elaborados exclusivamente a base de harina de maíz'. Foto: S Roy/Pacific Press/Rex/Shutterstock

Johnson & Johnson dejará de vender y fabricar talco para bebés a nivel mundial, dos años después de poner fin a sus ventas en Estados Unidos y Canadá.

La empresa sanitaria se ha enfrentado a decenas de miles de demandas de consumidores que alegan que sus productos elaborados a base de talco, entre ellos la inmediatamente reconocible marca Johnson’s baby powder, les han provocado cáncer.

“Como parte de una evaluación de la gama de productos a nivel mundial, hemos tomado la decisión comercial de realizar una transición a una cartera de talcos para bebés elaborada exclusivamente a base de harina de maíz“, indicó la empresa en un comunicado. “Como resultado de este cambio, los talcos para bebés de Johnson’s elaborados a base de talco dejarán de ser vendidos a nivel mundial en 2023”.

En 2020, la empresa anunció que dejaría de vender la versión elaborada a base de talco en Norteamérica debido a la caída de la demanda como consecuencia de lo que indicó era “información errónea” sobre la seguridad del producto y las demandas.

Esta decisión es consecuencia de la retirada voluntaria por parte de Johnson & Johnson de un lote de talco para bebés, después de que los organismos reguladores de la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos encontraran rastros de asbesto en el producto. La empresa indicó que se retirarían 33 mil frascos de talco para bebés “en aras de la precaución”.

Johnson & Johnson, que señaló que ya vendía la versión del talco para bebés elaborada a base de harina de maíz en todo el mundo, indicó que seguía manteniendo que el talco para bebés elaborado a base de talco no causaba cáncer.

“Nuestra postura respecto a la seguridad de nuestro talco cosmético sigue siendo la misma”, dijo la empresa. “Respaldamos firmemente décadas de análisis científicos independientes realizados por expertos médicos de todo el mundo que confirman que el producto Johnson’s baby powder elaborado a base de talco es seguro, no contiene asbesto y no causa cáncer”.

Johnson & Johnson, que se enfrenta a aproximadamente 38 mil demandas, señaló que la decisión de dejar de vender el producto se debía a la “optimización” de su cartera de productos.

“Evaluamos y optimizamos continuamente nuestra cartera para posicionar mejor el negocio para un crecimiento a largo plazo”, explicó la empresa. “Esta transición ayudará a simplificar nuestra oferta de productos, ofrecer una innovación sostenible y satisfacer las necesidades de nuestros consumidores, clientes al igual que la evolución de las tendencias mundiales”.

En abril, fracasó una propuesta presentada por los accionistas en la que se pedía el fin de las ventas a nivel mundial del talco para bebés.

En octubre, Johnson & Johnson creó una filial, LTL Management, a la que asignó las demandas relacionadas con el talco y declaró a la empresa en quiebra, poniendo en pausa las acciones legales.

Antes de la declaración de quiebra, la empresa se enfrentaba a gastos de 3 mil 500 millones de dólares en veredictos y acuerdos, incluyendo uno en el que se concedió a 22 mujeres una sentencia de más de 2 mil millones de dólares.

El talco Johnson’s baby powder se vende desde 1894 y se convirtió en un símbolo de la imagen familiar de la empresa.