Las historias de las más grandes películas abandonadas de Hollywood
Ghost in the machine ... Superman Lives de Tim Burton con Nicolas Cage nunca será estrenada. Ilustración: Amelie Hughes/The Guardian

La película de Batgirl, anunciada anteriormente por Warner Bros, es el último proyecto de gran presupuesto que nunca verá la luz, a pesar de encontrarse en fase de postproducción, con la filmación ya finalizada. Hollywood es brutal, por cada película que se estrena hay muchas otras que nunca logran llegar a la gran pantalla. Se trata de proyectos en los que los estudios invierten millones, solo para que sean rechazados en la fase de redacción del guion, atrapados en ese infame “infierno de desarrollo”, o incluso detenidos a mitad de producción. Una parte del atractivo de las películas abandonadas es que podemos construirlas en nuestra cabeza y convertirlas en lo que queramos. Pero quizás el elemento más interesante de estas películas fantasma es el modo en que muchas siguen atormentando al cine: influyendo en las decisiones que toman los actores y directores, cambiando el tipo de historias que obtienen financiamiento e incluso, en algunos casos, debilitando a los estudios establecidos desde hace tiempo. Aquí, los expertos nos cuentan las historias secretas de tres películas que han dejado un legado sorprendente, a pesar de que nunca se realizaron…

Torso

Brian Michael Bendis es un artista de cómics galardonado. Es el coautor (junto con Marc Andreyko) de Torso, una novela gráfica de los años 90 basada en la historia real del asesino del torso de Cleveland y los esfuerzos del agente de “Los intocables” Eliot Ness por capturarlo. Las versiones cinematográficas de David Fincher y Paul Greengrass nunca se produjeron.

Torso tenía todos los elementos de un algo que le gustaría a Hollywood: era real y era una especie de secuela de una película exitosa, Los intocables: la película de Brian De Palma de 1987 que seguía a Ness en su persecución de Al Capone.

Marc y yo escribimos un borrador y lo presentamos y fue casi una comedia de errores. Tuvimos un productor muy famoso que discutía con nosotros sobre si Eliot Ness era una persona real o no. Y entonces, de repente, David Fincher se apuntó. Es uno de mis héroes. El proyecto se estaba posicionando como una especie de trilogía junto con Seven y Zodiac.

Iba a ser en blanco y negro, Matt Damon iba a ser Ness. No sé cuál era el reparto oficial, pero se me ocurrían todos estos nombres: John Malkovich, Casey Affleck, Rachel McAdams. La película estaba aprobada, y después pasó algo que hizo que desapareciera. Y yo me quedé como: “Oh, bueno, pude conocer a David Fincher, eso fue bastante genial”. Pero en mi corazón, yo sentía: “No, realmente quería ver esa película”.

Las historias de las más grandes películas abandonadas de Hollywood - batgirl
Ahora no se proyecta… Leslie Grace como Batgirl en la película cancelada de DC. Foto: DC Films

Luego, un par de años más tarde, Paul Greengrass se unió al proyecto, y yo me emocioné aún más. Creo que sabía cómo sería la película de Fincher, pero Greengrass… me dije: “¿Cómo será eso?” Estaba intrigado. Pero entonces eso desapareció.

Quiero decir: nunca te sientas mal por alguien que tiene una opción. Alguien te da dinero para que te sientes y te quedes quieto. No hay una persona en el planeta que no tenga sus proyectos que todavía no se han realizado, cosas que realmente quieren. Tal vez simplemente no es el tiempo, no es el momento. No es algo personal. Y Torso es un ejemplo perfecto, he vivido toda una vida de interacciones y experiencias realmente geniales debido a que aún no tengo la película.

Creé la verdadera novela gráfica Fortune and Glory, basada en mis experiencias en Hollywood, y terminó siendo mi libro más comercial. Es el libro con el que más se identificó la gente, porque incluso si no estaban en Hollywood, sabían lo que se sentía en ese momento: “Esa reunión fue un asco”.
Hace un par de años me presentaron al director Corin Hardy, y ahora se está desarrollando Torso como serie de televisión. La saga continúa.

Superman Lives

Holly Payne es directora, productora y escritora. Produjo The Death of Superman Lives, un documental de 2015 escrito y dirigido por su difunto esposo Jon Schnepp, que analiza la producción de la adaptación de Superman de Tim Burton entre 1996 y 1998, la cual habría estado protagonizada por Nicolas Cage.

En el momento en que Superman Lives se encontraba en fase de preproducción, se trataba de un gran esfuerzo y un gran riesgo. Habría supuesto un cambio radical para Superman. Nicolas Cage se encontraba en el mejor momento de su carrera, pero era un comodín. No necesariamente tenía el aspecto robusto de Christopher Reeve, pero aportaba un carácter extraño. Y eso es lo que buscaba Tim.

La película habría cambiado el terreno de juego de las películas de superhéroes. Las películas de Tim Burton son muy optimistas, así que había una mayor esperanza y ligereza, pero con la estética de Burton. No habría sido de tonos oscuros como Batman, pero habría sido extraña.

Jon Peters (el polémico productor de la película de Burton y antiguo novio de Barbra Streisand) se fijó en el modelo de George Lucas. Él quería construir un mundo, y no estaba pensando en el personaje de Superman que tantas personas adoran. Lo que más nos preguntaron después de que saliera el documental fue: “¿Jon Peters está loco?” Sí, en cierto modo lo está, pero entendimos cuál era su punto de vista. Su visión y la de Burton no conectaron. Y creo que tuvo mucho que ver con el ego. Me encanta que nuestra entrevista estuviera un poco relacionada con la representación que hizo Paul Thomas Anderson de Jon Peters en Licorice Pizza (donde fue memorablemente interpretado por Bradley Cooper), porque algunas de las cosas de las que hablamos con Peters aparecieron en esa película.

En realidad, la sentencia de muerte de la película fueron las limitaciones de presupuesto. Sin embargo, también fue el reparto y la disputa entre Peters y Burton. La ironía reside en que el dinero que no invirtieron en Superman Lives lo invirtieron en (la película de acción de Will Smith, de la que tanto se burlaron) Wild Wild West… y después esa película fracasó.

Nuestra motivación para realizar el documental consistía en mostrar a los creativos que pusieron toda su inspiración, trabajo duro e ideas en una película que nunca vio la luz. Muchas personas que trabajaron en la película asistieron al estreno y nos dijeron de primera mano: “Esto es increíble. Me hicieron sentir que esto podría haber sido algo grande y no me avergüenzo de haber formado parte de esto”.

The Girl in Pink Tights

La Dra. Lucy Bolton es profesora de estudios cinematográficos en la Universidad Queen Mary de Londres, y ha colaborado con el British Film Institute en la organización de eventos sobre Marilyn Monroe. The Girl in Pink Tights fue un musical de 1954 que Monroe rechazó.

The Girl in Pink Tights era un musical de Broadway y exactamente el tipo de papel del que Monroe ya estaba cansada. Los estudios habían descubierto que era una gran actriz para las comedias musicales –y efectivamente tenía una brillante capacidad cómica–, pero los personajes siempre eran rubios y tontos, y ella sentía que eso reflejaba el trato que recibía de los estudios. Tuvo una relación conflictiva con el productor y ejecutivo del estudio, Darryl Zanuck, que, aunque ganó millones gracias a ella, no la respetaba. Tuvo que pelear con él para que la tomaran en serio.

El hecho de separarse del estudio suponía sin duda un riesgo, tanto personal como profesional. Monroe siempre confió en las personas que la rodeaban, y cuando el estudio renegoció para conseguir más dinero y más control, su esposo Joe DiMaggio, en particular, consideró que ella simplemente debía hacer la película. Sin embargo, ella siguió aguantando porque estaba muy decidida a no hacerlo. La vulnerabilidad es una gran parte de su imagen cultural popular, pero en términos de su profesión, y conociendo su valor, era astuta, fuerte y decidida.

En lugar de quedarse en casa y esperar a que se resolviera la batalla contractual, salió y se comportó como la estrella mundial que era, por ejemplo, entreteniendo a las tropas que estaban en Corea durante su luna de miel. Zanuck subestimó por completo el amor del público por Monroe.

Siempre hubo actores que trabajaron de forma independiente, desde Carole Lombard en los años 30, pero esta fue una batalla de alto perfil y contribuyó a reducir el poder de los jefes de los grandes estudios. La compañía 20th Century Fox la recuperó con un mejor contrato, pero también creó su propia productora, Marilyn Monroe Productions. Y, aunque solo realizó una película, El príncipe y la corista, es una actuación estupenda y ella es increíble en ella.

Resulta difícil saber si hubiera existido algo particularmente tóxico o maravilloso en The Girl in Pink Tights. Sin embargo, impulsó a Monroe a separarse del estudio y a afirmar su independencia. Y creo que el impacto de eso es inmenso, porque ella negoció para protagonizar The Seven Year Itch, que fue una imagen definitoria para ella. Y con otras películas que hizo después (aunque algunas eran musicales) como Bus Stop o Some Like It Hot, no solo eran las películas de la rubia tonta. Esos papeles son algo más. Y ella misma lo hizo posible.