Una mujer china es ‘detenida por vestir un kimono japonés’
Antes de la pandemia, el alquiler de un kimono o el yukata, que es más ligero, para sesiones fotográficas era una actividad muy popular entre los turistas chinos en Japón. Foto: Franck Robichon/EPA

Una mujer china dijo que la policía la detuvo durante horas y la acusó de “buscar peleas y provocar problemas” por vestir un kimono japonés y tomar fotos en una calle de una ciudad china.

La mujer vestía el kimono y usaba una peluca mientras hacía un cosplay de un popular personaje de la serie de manga Summer Time Rendering. Se estaba tomando fotos en la ciudad china de Suzhou cuando ella y su fotógrafo fueron abordados por un agente de policía, según muestra un video grabado y compartido en las redes sociales.

En el video, la mujer explica que estaba realizando una sesión de fotos, no obstante, el oficial le dice: “Si vinieras aquí vestida de Hanfu, no diría esto. Pero estás usando un kimono, siendo una china. ¡Eres una china! ¿No es así?”

Hanfu es el término que designa la vestimenta tradicional china Han. La mujer preguntó por qué le estaba gritando y el agente contestó que era sospechosa de “buscar peleas y provocar problemas”, una acusación generalizada que normalmente utilizan las autoridades chinas contra disidentes, periodistas y activistas.

El video termina poco después de que los agentes la agarran y se la llevan.

La mujer comentó que estaba formada para comprar comida en una calle famosa por sus restaurantes japoneses cuando se le acercó el oficial. La mujer comentó que la llevaron a la comisaría y la interrogaron durante aproximadamente cinco horas, hasta la 1 de la madrugada, y que registraron su teléfono y le confiscaron su kimono. La mujer señaló que la habían “educado” y que le habían dicho que no hablara del incidente en internet.

No fue posible contactar con la policía de Suzhou, la cual aún no ha comentado públicamente las afirmaciones de la mujer.

El video fue visto por decenas de millones de personas y provocó un acalorado debate en las redes sociales chinas, donde el nacionalismo ha aumentado. La hostilidad o la incomodidad hacia Japón ha existido en China desde hace varias décadas, debido a su brutal invasión y ocupación contra China y a las atrocidades cometidas en tiempos de guerra, como la masacre de Nankín. Las visitas periódicas de políticos japoneses al santuario de Yasukuni también suelen provocar la indignación de China y otros países asiáticos, como Corea del Sur.

En los últimos años, el gobierno de Japón se ha mostrado aparentemente más firme respecto al comportamiento expansionista de Beijing en la región, en particular hacia Taiwán. Conforme el país se ha ido alineando con Estados Unidos y otros aliados occidentales, ha aumentado el enojo oficial y doméstico de China hacia Japón.

Sin embargo, muchos comentaristas en internet parecían pensar que el supuesto trato dispensado a la mujer era exagerado. Algunos instaron a las personas a calmar el “ultranacionalismo” o expresaron su preocupación sobre el hecho de juzgar la ropa que vestían las personas. Antes de la pandemia, el alquiler de un kimono o de un yukata, que es más ligero, para las sesiones fotográficas era una actividad popular entre los turistas chinos en Japón.

“Realmente siento que el ambiente social ha dejado a la gente sin palabras hasta el punto de no querer decir nada”, comentó uno de ellos.

“Está bien educarla, pero ¿no es un poco exagerado acusarla de ‘buscar peleas y provocar problemas’ y llevársela?”, opinó otra persona.

Otros señalaron el momento –una fecha próxima al aniversario de la rendición de Japón, hace 77 años– sugiriendo que la mujer debería haber actuado con mayor sensibilidad y haber atraído la atención sobre sí misma.

Hu Xijin, un destacado comentarista de línea dura y exeditor del periódico Global Times, también se pronunció al respecto, indicando que las acciones de la mujer no eran ilegales y que las personas deberían tener la posibilidad de vestirse libremente, pero que existían ciertos puntos delicados.

“El kimono no debería estar prohibido en nuestra sociedad, y en realidad no existe tal prohibición. Pero cuando alguien quiere usar un kimono, le aconsejo que preste atención a su entorno… para evitar en lo posible convertirse en el centro de una polémica innecesaria”.

La cadena de televisión controlada por el Estado, CCTV, también comenzó a promover un hashtag en las redes sociales que alienta a las personas a vestir el Hanfu, según indica un informe de What’s On Weibo.