Apuñalamientos en Canadá: lo que sabemos hasta el momento de los ataques en Saskatchewan
Apuñalamientos en Canadá: algunas víctimas eran objetivos y otras fueron atacadas al azar, informa la policía.

Diez personas murieron y al menos 15 resultaron heridas en una serie de apuñalamientos perpetrados en 13 lugares de una comunidad indígena y un pueblo cercano de la provincia canadiense de Saskatchewan el domingo.

La policía comenzó a recibir informes de apuñalamientos alrededor de las 5:40 de la mañana del domingo en la comunidad de la Nación James Smith Cree. Rápidamente llegaron informes de otras agresiones en el pueblo cercano de Weldon, ubicado al noreste de Saskatoon. Ambas comunidades tienen una población reducida de 3 mil 400 y 200 personas, respectivamente.

Al menos 15 personas fueron trasladadas al hospital, aunque “es posible que haya más víctimas heridas que se trasladaron por su cuenta a varios hospitales”, indicó Rhonda Blackmore, comandante de la Real Policía Montada de Canadá en Saskatchewan. Mark Oddan, vocero del servicio de ambulancia aérea Stars, informó que se enviaron dos helicópteros desde las ciudades de Saskatoon y otro desde Regina.

Al parecer, algunas de las víctimas eran objetivos, pero otras parecen haber sido atacadas al azar, señaló Blackmore. No proporcionó ningún motivo.

La policía identificó a los sospechosos como Damien Sanderson, de 31 años, y Myles Sanderson, de 30, y les solicitó que se entregaran. Se dice que ambos tienen cabello negro y ojos de color café, aunque se desconoce la relación entre ellos. Los dos fueron vistos por última vez conduciendo un Nissan Rogue negro con la placa 119 MPI en Regina, la capital de Saskatchewan, aproximadamente a 320 km al sur de los lugares donde se produjeron los ataques, en la Nación James Smith Cree y en el pueblo de Weldon.

El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, calificó los ataques como “horribles y desgarradores” en un comunicado para dar apoyo a los familiares de los fallecidos. “Los ataques de hoy en Saskatchewan son horribles y desgarradores. Mi pensamiento se centra en quienes perdieron a un ser querido y en los que resultaron heridos”, expresó en un tuit.

Una testigo indicó que creía que uno de los sospechosos se acercó a ella y a su hija diciendo que se encontraba herido.

Doreen Lees, de 89 años, explicó que ella y su hija creyeron ver a uno de los sospechosos cuando un automóvil pasó por su calle en Weldon a primera hora de la mañana. Lees comentó que un hombre se les acercó y dijo que se encontraba herido y que necesitaba ayuda, pero que se fue cuando su hija le dijo que pediría ayuda. “No quiso mostrar su cara. Tenía una gran chaqueta que le cubría la cara.

Le preguntamos su nombre y nos dijo su nombre entre dientes dos veces, pero aun así no pudimos entenderlo”, contó la mujer a la agencia de noticias Associated Press. “Él dijo que tenía la cara tan herida que no podía mostrarla”. Lees agregó que el hombre estaba solo y “un poco tambaleante”.

El alcalde de Saskatchewan, Scott Moe, también emitió un comunicado en el que calificó los ataques como “violencia sin sentido”.

“No existen palabras para describir de forma adecuada el dolor y la pérdida causados por esta violencia sin sentido. Todo Saskatchewan está de luto por las víctimas y sus familias”, comentó.

Los residentes de la Nación James Smith Cree relataron los hechos en las redes sociales. Una mujer publicó una foto de la manija de la puerta rota, añadiendo que le alegraba que su hermana pequeña no estuviera en casa cuando forzaron la puerta. “Esto me traumatizará para siempre”, escribió. Otras personas –entre ellas una joven que vio a su abuelo la noche anterior y se enteró de que este había sido víctima de los ataques– publicaron homenajes a los familiares fallecidos.