Las mejores novelas policíacas y de suspenso
Holliday Grainger y Tom Burke como los investigadores de Robert Galbraith, Robin Ellacott y Cormoran Strike. Foto: Everett Collection Inc/Alamy

‘The Ink Black Heart’ de Robert Galbraith (Sphere, 25 libras)

Con mil 24 páginas, la sexta aventura de los investigadores privados Cormoran Strike y Robin Ellacott es la más larga hasta la fecha, pero a pesar de los capítulos farragosos, esta historia sobre ataques a través de internet compensa el esfuerzo. Edie Ledwell, cocreadora de la popular caricatura de YouTube The Ink Black Heart, se acerca a la agencia con la esperanza de descubrir la identidad de su acosador en internet, Anomie, pero la rechazan debido a la gran carga de trabajo que tiene. Poco después, Edie es encontrada asesinada en el cementerio de Highgate, en el norte de Londres, y su colaborador y exnovio yace gravemente herido en las cercanías. Es incapaz de nombrar al agresor, pero Anomie, quien inventó un juego basado en la caricatura, afirma ser el responsable. Strike y Ellacott intentan desenmascarar a Anomie, entrando al juego e interactuando con los obsesivos fans de The Ink Black Heart. Esta novela ciertamente podría ser considerada como la contestación de Galbraith, alias J. K. Rowling, al tratamiento que recibió en internet, pero sospecho que no es una coincidencia que esté ambientada en 2015, la época en que se desarrolló la campaña #Gamergate de acoso misógino que, como en este caso, incluyó doxing (revelación de información personal), amenazas de violación y de muerte, así como teorías conspirativas. Se trata de un cuento que alerta sobre el impacto del mundo virtual en la vida de las personas reales.

‘The Skeleton Key’ de Erin Kelly (Hodder & Stoughton, 16.99 libras)

En el último libro de Erin Kelly se examina un tipo diferente de fanáticos: los cazadores de tesoros, como aquellos obsesionados por el libro de acertijos Masquerade, de Kit Williams, de 1979. En este caso, la inspiración es el igualmente exitoso libro The Golden Bones, creado por el artista Frank Churcher: la historia de la asesinada Elinore, cuyos huesos, hechos de oro y piedras preciosas, se encuentran enterrados en distintos lugares de toda Inglaterra. Ahora solo queda uno por descubrir. Churcher ha crecido en riqueza y estatura, mientras que su familia, que disfruta de una existencia burguesa boho en el área de Hampstead en Londres, se ha vuelto cada vez más disfuncional, y a algunos de los cazadores de tesoros tampoco les ha ido muy bien. El clan se reúne para celebrar el 50 aniversario de la publicación del libro, y hay un equipo de rodaje encargado de realizar un documental, pero cuando la “gran revelación” del último hueso sale terriblemente mal, los esqueletos metafóricos comienzan a brotar de las alacenas. Con una rica descripción de los personajes y una trama compleja, pero dinámica, Kelly se encuentra en su mejor momento, ya que desmenuza sin piedad los egos monstruosos y las relaciones tóxicas, al tiempo que aumenta la tensión.

‘The Bullet That Missed’ de Richard Osman (Viking, 20 libras)

El tercer libro de la serie bestseller El Club del Crimen de los Jueves ve a los habitantes del lujoso pueblo de jubilados de Kentish embarcarse en otra investigación. En esta ocasión, la exespía Elizabeth, la enfermera jubilada Joyce, el psiquiatra Ibrahim y el exsindicalista Ron investigan la desaparición de Bethany Waites, acontecida diez años antes. Waites, una periodista que investigaba un fraude masivo relacionado con el IVA, presuntamente murió cuando su automóvil se precipitó por un acantilado en Dover. Nunca se encontró el cuerpo, pero las circunstancias eran sospechosas, y cuando los jubilados comienzan a investigar el caso sin resolver se convierte en un caso abierto. Se producen secuestros, chantajes y asesinatos, pero el cuarteto se lo toma con calma, al igual que lo hacen con los caprichos del envejecimiento. Cálida, ingeniosa y –a pesar del número de cadáveres– relajante como siempre, esta es una lectura apacible para una tarde de otoño.

‘Sometimes People Die’ de Simon Stephenson (Borough, 14.99 libras)

Al volver a ejercer en 1999 tras ser suspendido por robar opioides, un joven médico escocés acepta un trabajo en el único lugar que lo recibe: St Luke’s, un hospital del Servicio Nacional de Salud ubicado en el East End londinense que carece de personal y fondos suficientes y que tiene el aspecto de “un hospital psiquiátrico que un niño distraído hubiera modificado con media docena de piezas de Lego que no coinciden”. Mientras lucha para combatir una desconcertante serie de enfermedades de las que solo ha leído en los libros de texto –dengue, escorbuto, raros síndromes genéticos–, consultando muchas veces a través de un intérprete, un creciente número de muertes inesperadas de pacientes crea una atmósfera de paranoia. La policía actúa de forma ineficaz, un miembro del personal tras otro se convierte en el principal sospechoso, un colega se quita la vida y nuestro narrador anónimo sufre una recaída… Escrito con un ingenio sarcástico estilo Adam Kay e intercalado con descripciones de la vida profesional real de los médicos asesinos, sin duda resulta absorbente, aunque los aficionados al crimen podrían desear una trama más focalizada y menos picaresca.

‘Marple: Twelve New Stories’ de varios autores (HarperCollins, 20 libras)

Aunque la escritora de novelas policíacas Sophie Hannah ha escrito novelas en las que aparece Hercule Poirot, esta es la primera vez que la editorial de Agatha Christie permite la reintroducción de Miss Marple, reinterpretada aquí en una colección sumamente agradable de 12 nuevas historias de escritoras que abarcan desde Naomi Alderman y Jean Kwok hasta Dreda Say Mitchell y Leigh Bardugo. La detective solterona que, en las propias palabras de Christie, “esperaba lo peor de todos y de todo, y que, con una exactitud casi aterradora, solía tener razón”, se encuentra resolviendo crímenes en Manhattan (Alyssa Cole), la Costa Amalfitana (Elly Griffiths) y Cabo Cod (Karen M McManus), así como en su tierra natal de St. Mary Mead (Val McDermid y Ruth Ware) o en el igualmente respetable pueblo de Meon Maltravers (Lucy Foley). Es posible que algunas propuestas coincidan más con la tradición de la edad de oro que otras, sin embargo, hay suficiente ingenio brillante y académico de Marple para satisfacer al fanático más exigente de Christie.

Las mejores novelas policíacas y de suspenso - qatar-2022