Ucrania pide que Rusia sea declarado ‘Estado terrorista’ tras informe condenatorio
El sitio de Mariupol, en el que el asalto ruso mató a 22 mil civiles, podría definirse como un acto terrorista según las leyes estadounidenses e internacionales, de acuerdo con el informe. Foto: Evgeniy Maloletka/AP

El jefe de la Oficina de la Presidencia de Ucrania ha pedido sanciones estadounidenses y europeas generalizadas contra Moscú después de que un informe oficial elaborado por un grupo de trabajo internacional concluyera que Rusia ahora debería ser declarada “patrocinador estatal del terrorismo”.

La llamada de Andriy Yermak, el segundo funcionario del gobierno ucraniano más poderoso después del presidente Volodímir Zelenski, se produjo después de que Ucrania acusara a Rusia de sabotaje a los oleoductos del Nord Stream, una acusación que se suma a su afirmación de que Rusia ha mostrado todas las características de un Estado terrorista bajo las leyes de Estados Unidos y el derecho internacional.

Tal designación, a la que la administración estadounidense se ha resistido hasta ahora, permitiría imponer sanciones secundarias a cualquier entidad o persona que comercie o apoye a los organismos gubernamentales de Rusia, incluidos los bancos estatales. También permitiría a los ciudadanos y empleados estadounidenses demandar a Rusia por daños monetarios o compensación material por lesiones personales o muerte causadas por el terrorismo del estado ruso. Los rusos que buscan ingresar a Estados Unidos enfrentarían mayores restricciones.

Yermak elogió las sanciones existentes, pero dijo que el impacto no ha sido decisivo y agregó: “A menudo se dice que el dinero es como el agua: siempre encuentra la forma de fluir. Para combatir esto, Occidente necesita duplicar las sanciones existentes”.

Habló después de que un informe de un grupo de trabajo internacional sobre sanciones que asesoraba al gobierno ucraniano concluyó que Rusia había alcanzado la definición legal de “Estado terrorista” según las leyes estadounidenses y canadienses. Tal designación solo se ha dado a Corea del Norte, Siria, Irán y Cuba, y probablemente resultaría en la expulsión completa de Rusia del sistema financiero y generaría nuevas preguntas sobre su estatus como miembro del consejo de seguridad de la ONU.

El informe, elaborado por destacados abogados, economistas y diplomáticos y publicado el jueves, dice: “La esencia del terrorismo se puede resumir bien como ‘violencia premeditada y políticamente motivada perpetrada contra objetivos no combatientes’”.

Dijo que los eventos horribles en Ucrania “no fueron instancias únicas (que involucraron) elementos rebeldes de las fuerzas armadas rusas”, sino que fueron “diseñados y llevados a cabo con la intención específica de aterrorizar a la población ucraniana”. Dado que el Estado ruso fue el principal perpetrador, fue más allá de ser un patrocinador del terrorismo, según el informe.

Los casos citados que podrían considerarse terrorismo incluyen eventos en la ciudad ucraniana de Bucha, donde expertos internacionales encontraron evidencia de violación, tortura y violencia sexual, el lanzamiento de misiles rusos en un centro comercial en Kremenchuk, matando al menos a 20 personas e hiriendo a docenas más, y durante el asedio de Mariupol, cuando el asalto ruso mató a 22 mil civiles y destruyó el 95% de la ciudad.

Dijo que se habían infligido daños en al menos 131 mil 300 viviendas civiles, 188 mil 100 vehículos, 934 instalaciones educativas y 2 mil 472 instalaciones de atención médica.

El informe fue preparado por un comité de sanciones que incluía a Michael McFaul, el exembajador de Estados Unidos en Rusia, y fue designado por Yermak.

Los autores admiten que existe el riesgo de que una medida tan extrema resulte contraproducente, por ejemplo, echando por tierra el frágil acuerdo para permitir la exportación de cereales ucranianos a través del Mar Negro. Pero dicen que las medidas de mitigación están disponibles, incluida una declaración del gobierno de Estados Unidos de que sus ciudadanos no pueden demandar a Rusia individualmente, por lo que se merman los activos estatales rusos en el extranjero.

El informe decía que “el tiempo para el incrementalismo ha terminado. (…) A través de sus acciones en su guerra contra Ucrania, la Federación Rusa ha alcanzado o excedido cualquier umbral legal o político razonable para designarla como patrocinador estatal del terrorismo con otras naciones y entidades que actualmente tienen tal designación.

“Los crímenes de guerra versus los actos de terrorismo son distinciones sin diferencia. El tipo, el alcance y el propósito de la violencia premeditada y políticamente motivada que el estado ruso está desplegando contra los no combatientes ucranianos es impactante. Exige una respuesta”.

La-Lista Síguenos en nuestras redes sociales