Ataque en Tailandia: niños muertos en apuñalamiento y tiroteo masivo en una guardería
Treinta y ocho personas murieron en el ataque en la guardería en Tailandia.

Treinta y ocho personas fueron asesinadas, la mayoría de ellas niños pequeños, en un ataque sin precedentes perpetrado con un arma de fuego y un cuchillo en una guardería ubicada en el noreste de Tailandia. El hecho ha horrorizado al país.

El atacante, un expolicía, abrió fuego mientras los niños dormían en la guardería del distrito de Na Klang, en la provincia de Nong Bua Lamphu de Tailandia, aproximadamente al mediodía del jueves, indicaron la policía y los testigos.

La policía informó que la mayoría de los niños asesinados en la guardería fueron apuñalados hasta la muerte. Cuando salió de la guardería, el atacante condujo su automóvil en dirección a los transeúntes y les disparó, y después regresó a su casa, donde se disparó a sí mismo, a su esposa y a su hijo.

La policía identificó al atacante como Panya Khamrab, un exteniente coronel de la policía de 34 años que había sido despedido del cuerpo de policía el año pasado por posesión de metanfetamina y que había comparecido ante el tribunal el jueves por un cargo de drogas.

Los testigos indicaron que el hombre estaba en un estado de agitación cuando llegó a la guardería en Tailandia.

Las imágenes del lugar de los hechos mostraron un aula de la guardería, con las paredes cubiertas de letras del alfabeto y pinturas de animales. Los cuerpos de los niños yacían en colchonetas, con sábanas blancas puestas sobre ellos.

El primer ministro de Tailandia, Prayuth Chan-ocha, quien tiene previsto visitar Nong Bua Lamphu el viernes, dijo en un comunicado publicado en Facebook que ofrecía sus más profundas condolencias a las familias de las víctimas. “Ordené al jefe de la policía que acudiera inmediatamente a la zona y a todos los organismos relacionados que ayudaran a todos los afectados con urgencia”, indicó.

Una profesora que habló con la cadena Thai Rath TV comentó que vio a Panya abriendo fuego en el estacionamiento antes de caminar hacia la guardería. “Le rogué (que se detuviera) pero estaba cargando la bala, así que corrí a la parte de atrás y cerramos la puerta, salimos corriendo por la ventana”, explicó. Los niños, de entre dos y cuatro años, estaban durmiendo en ese momento, señaló.

Otra profesora contó al canal que estaba hablando por teléfono cuando escuchó un fuerte estruendo. “Pensé que era un petardo, después, cuando vi por la ventana, vi a la gente en el suelo. Lo vi cargando el arma”, explicó. Otra profesora presente intentó cerrar la puerta, sin embargo el hombre disparó, dijo, y añadió que corrió detrás de una pared para cubrirse.

La profesora explicó que en ese momento había 24 niños en la guardería en Tailandia. Se informó que había menos niños presentes de lo normal, debido a las fuertes lluvias que obligaron a algunos a quedarse en casa.

Una testigo, Paweena Purichan, de 31 años, comentó a la agencia de noticias AFP que se sabía localmente que el atacante tenía problemas de adicción a las drogas. Ella se dirigía en su motocicleta a su tienda cuando lo vio conducir de forma errática.

“Tenía la intención de chocar con otras personas en la calle”, contó a AFP. “El atacante embistió una moto y dos personas resultaron heridas. Yo aceleré para alejarme de él. Había sangre por todas partes”.

Las autoridades indicaron que los resultados de la autopsia determinarían si el hombre había consumido drogas antes del ataque.

“Principalmente, creemos que se debe a las drogas y al estrés (de su comparecencia ante el tribunal)”, dijo el jefe de policía.

Tailandia, junto con Myanmar y Laos, forma parte del Triángulo de Oro del sudeste asiático, que desde hace tiempo ha sido un notorio centro de tráfico y producción de drogas.

La Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) advirtió en junio que se estaban produciendo, traficando y consumiendo “volúmenes extremos de metanfetamina” en el sudeste asiático. El aumento de la oferta había provocado que los precios al por mayor y en la calle en Tailandia cayeran a mínimos históricos en 2021, indicó.

Ataque en Tailandia: niños muertos en apuñalamiento y tiroteo masivo en una guardería - guardería-tailandia
Exterior de la guardería en Nong Bua Lamphu. Foto: AFPTV/AFP/Getty Images

Los tiroteos masivos en Tailandia son poco frecuentes, aunque en 2020 un soldado, enojado con sus superiores por un acuerdo inmobiliario, mató al menos a 29 personas e hirió a 57 tras abrir fuego en cuatro lugares, entre ellos un concurrido centro comercial ubicado en el noreste del país. El ataque, y otros informes recientes sobre violencia con armas de fuego, generaron un debate público sobre las tasas de posesión de armas que se registran en el país.

La posesión de un arma de fuego ilegal puede conllevar una pena de cárcel de hasta 10 años y/o una multa de hasta 20 mil bats, aunque las armas no registradas siguen siendo frecuentes debido a la poca aplicación de la ley.

Tailandia tenía aproximadamente 10 millones de armas de fuego de propiedad privada en 2016, según el sitio web Gunpolicy.org.

Esta cifra incluye unos 4 millones de armas de fuego ilegales y no registradas. Las armas de fuego utilizadas en el ataque del jueves fueron obtenidas de forma legal.

Ataque en Tailandia: niños muertos en apuñalamiento y tiroteo masivo en una guardería - qatar-2022