Las estudiantes iraníes se unen al grito de guerra mientras continúan las protestas
Una imagen tomada de las redes sociales de la que se afirma que muestra a estudiantes iraníes expresando su descontento con los dirigentes del país. Foto: Twitter

Las estudiantes de preparatoria se han convertido en las últimas iraníes en unirse a las protestas antigubernamentales en masa, mientras el país lamenta la muerte de una adolescente en los primeros días de las protestas

Nika Shahkarami, que vivía en Teherán y habría cumplido 17 años el domingo, desapareció en septiembre. Su familia encontró su cuerpo en la morgue de un centro de reclusión 10 días después, informó la cadena BBC Persian.

El martes, el presidente Ebrahim Raisi hizo un llamado a la unidad contra las protestas, incluso mientras estas seguían creciendo, uniendo a los iraníes más allá de las divisiones étnicas y de clase, a pesar de la represión del gobierno.

Raisi repitió el argumento oficial del gobierno de que el movimiento de protesta está impulsado por provocadores extranjeros, aunque reconoció que los iraníes estaban enojados por las “deficiencias” de la República Islámica.

No obstante, la ira pública está tan extendida que incluso un periódico de línea dura desafió abiertamente a las autoridades, acusándolas de permanecer en estado de negación respecto a sus propios fallos y falta de popularidad.

“Ni los enemigos extranjeros ni la oposición nacional pueden llevar a las ciudades a un estado de disturbios sin un trasfondo de descontento”, señalaba un editorial del periódico Jomhuri Eslami. “La negación de este hecho no ayudará”.

Las manifestaciones han durado casi dos semanas, y representan el desafío popular más serio contra los ancianos líderes teocráticos de Irán en más de una década. Y a diferencia de los movimientos de protesta anteriores, han estado liderados por mujeres.

En un principio, las protestas fueron provocadas por la muerte de una joven kurda que había sido detenida por la policía de la moral, y el nombre de Mahsa Amini se ha convertido en un grito de guerra digital para sus simpatizantes.

Sin embargo, las protestas se han convertido en un llamado más amplio al cambio, procedente de una población frustrada por los controles políticos, así como por el aislamiento y el estancamiento económico.

Las fuerzas de seguridad han respondido mediante munición real y una violencia brutal, matando ya a más de 50 personas y deteniendo a más de mil 500.

No obstante, los iraníes continúan saliendo a las calles, y en sus hogares, escuelas y oficinas atacan o retiran las imágenes de los dos líderes supremos que han gobernado al país desde la revolución: el ayatola Jomeini y actualmente el ayatola Alí Jamenei.

En un video de una clase, una chica sustituyó una imagen de los dos hombres por el slogan del movimiento de protesta, según mostraron las imágenes compartidas en las redes sociales. En otra imagen, un grupo de adolescentes se tomó una fotografía haciendo gestos obscenos en dirección a los dos hombres.

Las estudiantes iraníes se unen al grito de guerra mientras continúan las protestas - protestas-en-iran-1024x1280
Una imagen tomada de las redes sociales en la que aparecen estudiantes iraníes mostrando lo que opinan de los dirigentes del país.

Las manifestantes han adoptado un grito de guerra que se originó con las combatientes kurdas: “Mujeres. Vida. Libertad”. En videos grabados en todo Irán, las mujeres caminan y bailan por las calles sin cubrir su cabello y quemando sus pañuelos.

En los lugares en los que las personas no pueden marchar, han organizado protestas en espacios cerrados y han eludido la represión gubernamental en internet con el fin de publicar videos y fotos.

Las autoridades iraníes tienen un largo historial de emplear la fuerza letal contra los manifestantes, incluso en 2019 y 2009. A medida que el movimiento cobra fuerza, y los gobernantes en Teherán se muestran cada vez más nerviosos, los gobiernos occidentales han advertido a Jamenei contra provocar una escalada.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, dijo que estaba “seriamente preocupado por los informes sobre la intensificación de la represión violenta”. Washington respaldó las soluciones tecnológicas que permitirían que los ciudadanos iraníes eludieran los controles de internet impuestos por su gobierno. También amenazó con “mayores costos” para los responsables del uso de la violencia contra los manifestantes pacíficos.

Francia presionó para que la Unión Europea “se centre en los altos funcionarios y los responsabilice”, informó la agencia de noticias Associated Press. En el Reino Unido, el gobierno convocó al embajador iraní, y el secretario de Relaciones Exteriores, James Cleverly, describió los niveles de violencia como “verdaderamente impactantes”.

El gobierno ha intentado atemorizar a las celebridades y a los periodistas iraníes para que permanezcan en silencio en internet, y obligar a los civiles comunes a regresar a sus hogares, pero hasta el momento sus esfuerzos han tenido un éxito dispar.

El lunes los estudiantes protestaron contra las detenciones masivas efectuadas en Teherán, con una manifestación en la ciudad conservadora de Mashhad, donde sugirieron que muchos de ellos habían sido detenidos hasta el punto de que la prisión más infame del país parecía más bien un campus.

“¡La Universidad de Sharif se ha convertido en una cárcel! La prisión de Evin se ha convertido en una universidad”, gritaron. La Universidad Sharif se convirtió en un campo de batalla durante el fin de semana, donde los estudiantes se vieron asediados por las fuerzas de seguridad que utilizaron gases lacrimógenos y muchos de ellos fueron detenidos.

Las estudiantes iraníes se unen al grito de guerra mientras continúan las protestas - protestas-en-iran-2-1024x1280
Otra protesta en un salón de clases.

Las alumnas marcharon por las calles sin sus hiyabs, gritando “Mujeres. Vida. Libertad” en la ciudad de Karaj, al oeste de la capital, y en la ciudad kurda de Sanandaj, según muestran imágenes ampliamente compartidas.

Las escenas evocaban los días posteriores a la Revolución Islámica de 1979, que llevó al poder al actual gobierno. En aquel momento, al igual que en la actualidad, un gran número de mujeres salieron a protestar contra el uso obligatorio del hiyab, y las estudiantes de preparatoria desempeñaron un papel fundamental, aunque al final las manifestaciones fueron reprimidas.

Se ha arrestado a docenas de periodistas iraníes en un aparente intento de frenar las noticias sobre las protestas, y el gobierno ha intentado cortar el acceso a internet y prohibir el acceso a los principales sitios de redes sociales utilizados para organizar las protestas y compartir noticias.

Las autoridades también incautaron a un músico que puso música a los coros y mensajes de protesta. La lúgubre canción de Shervin Hajipour Por se convirtió en un himno no oficial casi de la noche a la mañana; el cantante fue puesto en libertad bajo fianza.

“Por mi hermana, por tu hermana, por nuestras hermanas”, canta en la canción, en reconocimiento al papel crucial de las mujeres al frente de las manifestaciones.

Las estudiantes iraníes se unen al grito de guerra mientras continúan las protestas - qatar-2022