Indonesia prohíbe la venta de medicamentos en jarabe tras la muerte de al menos 99 niños
Medicamentos líquidos en una farmacia en Yakarta. El Ministerio de Salud no ha indicado las marcas de jarabes que está investigando, sino que impuso una prohibición general 'como medida de precaución'. Foto: Mast Irham/EPA

Indonesia prohibió la venta de todos los medicamentos en jarabe mientras investiga las muertes de casi 100 niños ocurridas este año, advirtiendo que los líquidos pueden contener ingredientes relacionados con lesiones renales letales.

La medida se produce pocas semanas después de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) emitiera una alerta sobre cuatro jarabes para la tos fabricados en India que, según indicó, podían estar vinculados a la lesión renal aguda y a la muerte de 70 niños en Gambia.

Indonesia informó que está investigando 206 casos de lesión renal aguda (LRA), la mayoría en niños menores de cinco años, y 99 muertes, aunque señaló que el número real de casos podría ser mayor.

El jueves, el ministro de Salud del país indicó que se habían detectado dos ingredientes vinculados a la LRA en productos encontrados en los hogares de algunos de los pacientes.

“Se comprobó que algunos jarabes utilizados por pacientes infantiles con LRA menores de cinco (años) contenían etilenglicol y dietilenglicol que no debían estar en el producto, o en una cantidad muy pequeña”, comentó Budi Gunadi Sadikin, según informó la agencia de noticias Reuters. No especificó la cantidad.

En los análisis de laboratorio de la OMS de los productos contaminados que se están investigando en Gambia, se encontró etilenglicol y dietilenglicol en “cantidades inaceptables” en las muestras.

La OMS indicó este mes que, aunque los productos contaminados solo habían sido detectados hasta el momento en Gambia, “es posible que hayan sido distribuidos a otros países”. Todos los países deben encontrar y “retirar estos productos de la circulación para evitar más daños a los pacientes”, añadió la OMS.

No obstante, la agencia de supervisión de alimentos y medicamentos de Indonesia señaló que los cuatro jarabes para la tos y el catarro detectados en Gambia, presuntamente fabricados por la empresa Maiden Pharmaceuticals, con sede en la India, no estaban disponibles en el país.

El Ministerio de Salud no ha precisado las marcas de jarabes que está investigando, sino que impuso la prohibición general, “como medida de precaución”, de la venta de todos los medicamentos líquidos. Indicó que se mantendrá la prohibición hasta que las autoridades hayan completado sus investigaciones relativas a los jarabes médicos no registrados sospechosos de contener etilenglicol y dietilenglicol.

En Indonesia se ha registrado un aumento del número de casos de LRA desde enero, aunque un vocero del Ministerio de Salud comentó esta semana que se había producido un “fuerte incremento” desde finales de agosto.

En Gambia, donde la muerte de 70 niños ha provocado un debate nacional sobre la regulación de los medicamentos, el presidente, Adama Barrow, ordenó la construcción de “un laboratorio nacional de control de calidad para los medicamentos y la seguridad alimentaria” y prometió el endurecimiento de las leyes para garantizar que la regulación sea eficaz.

“Les aseguro a todos que el gobierno hará todo lo posible para llegar al fondo de este incidente”, dijo en un comunicado a principios de este mes.

En un informe de investigación preliminar publicado el 11 de octubre, la policía de Gambia nombró cuatro jarabes para niños fabricados por Maiden Pharmaceuticals que, según indicó, fueron importados a través de una empresa farmacéutica con sede en Estados Unidos.

El informe, visto por Reuters, indicó que la empresa estadounidense había encargado 50 mil botellas de dichos jarabes, de las cuales 41 mil 462 botellas fueron puestas en cuarentena o incautadas, y se desconoce el paradero de otras 8 mil 538. Las investigaciones están en curso.

Se contactó a la OMS para obtener sus comentarios.

Reuters contribuyó a este artículo.