Un misil norcoreano cruza por primera vez la frontera marítima con Corea del Sur
Corea del Norte disparó al menos 10 misiles, entre ellos uno que cayó cerca de las aguas surcoreanas por 'primera vez', dijo el ejército de Seúl. Foto: Jung Yeon-Je/AFP/Getty Images

Corea del Norte disparó al menos 10 misiles frente a sus costas orientales y occidentales en la mañana del miércoles, y uno de ellos cayó en aguas más meridionales que nunca, según informó el ejército surcoreano, que poco después respondió disparando misiles sobre una frontera marítima.

El número sin precedentes de lanzamientos fue confirmado después de los informes anteriores sobre tres misiles balísticos de corto alcance disparados frente a la costa oriental de Corea del Norte, lo que motivó la emisión de una insólita advertencia de ataque aéreo en una remota isla surcoreana.

Todavía no se ha confirmado el tipo de los demás misiles.

Uno de los primeros misiles confirmados cayó a menos de 60 km de la costa de Corea del Sur, indicó el ejército de Seúl.

“El lanzamiento del misil norcoreano es muy inusual e inaceptable, ya que cayó cerca de las aguas territoriales surcoreanas al sur de la línea de límite norte (una frontera marítima disputada entre las dos Coreas) por primera vez” desde la división de la península, indicó Kang Shin-chul, director de operaciones del Estado Mayor Conjunto (JCS) del ejército surcoreano.

Los lanzamientos ocurrieron pocas horas después de que Pyongyang exigiera a Estados Unidos y a Corea del Sur el cese de los ejercicios militares a gran escala, señalando que “no se puede seguir tolerando esta imprudencia y provocación militar”.

El lanzamiento inicial también fue reportado por la Guardia Costera de Japón, la cual indicó que no había recibido reportes de lesiones o daños.

El JCS de Corea del Sur dijo que emitió una advertencia de ataque aéreo para la isla de Ulleung aproximadamente en el momento en que se produjo el lanzamiento del misil.

Señaló que al menos uno de los misiles cayó a 26 km al sur de la Línea de límite norte, otro misil cayó a 57 km de la ciudad surcoreana de Sokcho, ubicada en la costa oriental, y otro a 167 km de Ulleung.

“Nuestro ejército no puede tolerar nunca el acto de provocación de Corea del Norte y responderá severamente al mismo en estrecha cooperación con Estados Unidos”, indicó el JCS en un comunicado.

La agencia de noticias Yonhap citó a un funcionario del condado de Ulleung que dijo que los empleados evacuaron a un sótano cuando sonó la alerta.

El presidente surcoreano Yoon Suk-yeol convocó una reunión de emergencia del Consejo de Seguridad Nacional como respuesta a los lanzamientos.

Pocas horas después, aviones surcoreanos F-15K y KF-16 dispararon tres misiles tierra-aire guiados al mar al otro lado de la Línea de límite norte.

“La respuesta de nuestros militares reafirma nuestra determinación de responder con firmeza a cualquier provocación y demuestra que somos capaces de atacar con precisión a nuestro enemigo”, indicó el JCS después del lanzamiento de los misiles a modo de respuesta.

El ministro de Defensa de Japón, Yasukazu Hamada, señaló: “Corea del Norte recientemente lanzó misiles balísticos en rápida sucesión y ha intensificado de forma unilateral sus persistentes provocaciones. Las acciones de Corea del Norte amenazan la paz y la seguridad de nuestro país, la región y la comunidad internacional, y son absolutamente inaceptables”.

El lunes, Estados Unidos y Corea del Sur comenzaron Vigilant Storm, uno de sus ejercicios militares aéreos conjuntos de mayor magnitud, en el que cientos de aviones de combate de ambas partes realizan simulacros de ataque durante las 24 horas del día. Los ejercicios –en los que participan más de 240 aviones, entre ellos avanzados aviones furtivos– fueron los primeros ejercicios importantes de este tipo en cinco años.

Un día después, Pyongyang lanzó una advertencia a Washington y Seúl, calificando los ejercicios como una provocación que puede atraer “medidas complementarias más poderosas”.

En un comunicado, Pak Jong Chon, secretario del gobernante Partido de los Trabajadores que es considerado un estrecho confidente del líder Kim Jong-un, calificó los actuales ejercicios militares entre Corea del Sur y Estados Unidos como “agresivos y provocadores”.

Pyongyang ha afirmado en repetidas ocasiones que los ejercicios militares son ensayos de invasión.

Corea del Norte ha realizado un número récord de pruebas de misiles este año, incluyendo un par de misiles balísticos de corto alcance el viernes, e indicó que la reciente serie de lanzamientos fue en respuesta a los ejercicios aliados.

Funcionarios del servicio de inteligencia y militares de Corea del Sur y Estados Unidos han advertido que Corea del Norte también se está preparando para llevar a cabo su primera prueba de armas nucleares desde 2017.

Un misil norcoreano cruza por primera vez la frontera marítima con Corea del Sur - prueba-misiles-corea-1280x763
Las pruebas de misiles de Corea del Norte del miércoles se producen después de una serie de lanzamientos recientes, incluyendo lo que Pyongyang señaló como ejercicios nucleares tácticos. Foto: KCNA VIA KNS/AFP/Getty Images

Cheong Seong-chang, investigador del Instituto Sejong, dijo a la agencia de noticias AFP que los lanzamientos de misiles del miércoles parecían ser “la demostración armada más agresiva y amenazante contra el Sur desde 2010”.

“Ahora es una situación peligrosa e inestable que podría conducir a conflictos armados”, señaló.

Reuters, Agence France-Presse y Associated Press contribuyeron a este artículo.

Un misil norcoreano cruza por primera vez la frontera marítima con Corea del Sur - qatar-2022-5dic-hd