Xi Jinping dice al ejército de China que se centre en la preparación para la guerra
Xi Jinping en una visita a un centro de comando militar el miércoles. Foto: Li Gang/AP

El presidente chino Xi Jinping indicó al Ejército Popular de Liberación que “centre toda su energía en el combate” para prepararse para la guerra, informó un vocero del Partido Comunista de China.

Las fotografías de Xi, que recientemente aseguró su tercer mandato como líder del partido, con su uniforme del ejército durante una visita a un centro de comando ocuparon un lugar destacado en la primera plana del Diario del Pueblo el miércoles.

Xi indicó que el ejército debe “reforzar exhaustivamente el entrenamiento militar para prepararse para la guerra”, tras haber advertido en un reciente congreso del partido sobre las “peligrosas tormentas” que se avecinan.

“Centren toda (su) energía en la lucha, trabajen arduamente en el combate y mejoren (su) capacidad para ganar”, fue citado. El ejército también debe “defender con determinación la soberanía nacional y la seguridad nacional”, ya que China se encontraba en una situación de seguridad “inestable e incierta”, supuestamente señaló Xi.

Aunque Xi también ordenó al ejército que se centrara en la preparación para la guerra en 2013, poco después de asumir el poder, y nuevamente en 2017, los analistas políticos señalan que esta vez intensificó notablemente su retórica. En una visita similar al centro de comando en 2016, dijo a los oficiales que fueran “leales” e “ingeniosos” en el combate y “valientes y capaces de ganar guerras”.

“Está enviando un mensaje a Estados Unidos y a Taiwán”, comentó Willy Lam, miembro senior de la fundación Jamestown Foundation, con sede en Washington. Aunque la fuerza militar de China aún no estaba a la altura de la de Estados Unidos, la toma de decisiones de Xi no siempre estaba basada en un cálculo racional, explicó.

Xi atacó de forma disimulada el apoyo cada vez más explícito de Estados Unidos a Taipei en el 20º congreso del partido, que concluyó en Beijing el mes pasado, culpando a la “interferencia extranjera” de agravar las tensiones. Xi considera que la toma de Taiwán constituye un elemento clave de su legado e indicó en su discurso de inauguración del congreso: “Nunca prometeremos renunciar al uso de la fuerza”.

¿Podría Xi seguir el ejemplo de Putin e intentar anexionar Taiwán?

El presidente estadounidense Joe Biden ha prometido en repetidas ocasiones que Estados Unidos defendería a Taiwán en caso de que fuera atacado. Después de que la presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, visitó Taiwán en agosto, el Ejército Popular de Liberación presuntamente trasladó varios buques y aviones de guerra cerca de la línea media, una frontera no oficial entre China y Taiwán en el estrecho de Taiwán.

En los últimos meses, Xi ha empleado un tono cada vez más agresivo para instar a sus cuadros militares a “atreverse a luchar” e impulsar su “espíritu de lucha” para defender los intereses nacionales en un entorno político hostil. En su discurso de inauguración del congreso del partido, utilizó 17 veces la palabra douzheng (“lucha”), lo cual hizo recordar el énfasis de Mao Zedong en la “lucha de clases” y el combate contra la influencia extranjera e imperialista, y usó la palabra “seguridad” aproximadamente 50 veces.

Esta semana, un vocero del Ministerio de Relaciones Exteriores chino criticó la visita del ministro de Comercio del Reino Unido, Greg Hands, a Taiwán, y expresó al gobierno británico que “deje de enviar señales equívocas a las fuerzas separatistas a favor de la independencia de Taiwán”.