Alessandro Michele deja Gucci después de siete años como director creativo
Alessandro Michele, visto aquí en Milán después de presentar la colección Otoño/Invierno 2020/2021 de Gucci, dejó su cargo de director creativo de la casa de moda. Foto: Luca Bruno/AP

Alessandro Michele renuncia a su cargo de director creativo de Gucci.

El grupo francés Kering, que es propietario de Gucci entre otras marcas de lujo, anunció su salida el miércoles. Michele ocupó el cargo desde 2015.

En un comunicado, el presidente y director ejecutivo de Kering, François-Henri Pinault, agradeció a Michele su gestión de siete años. “Su pasión, su imaginación, su ingenio y su cultura pusieron a Gucci en el centro del escenario, donde se encuentra su lugar”, dijo.

Kering no ha revelado quién será el sucesor de Michele, que deja el cargo con efecto inmediato.

Promovido por el CEO de Gucci, Marco Bizzarri, el nombramiento de Michele de jefe de accesorios a director creativo en 2015 fue una sorpresa para la industria de la moda.

No obstante, rápidamente ayudó a impulsar un periodo de fuerte crecimiento y reavivó el entusiasmo por la casa de moda italiana de lujo.

Los ingresos de Gucci casi se triplicaron durante su etapa en el cargo, pasando de 3 mil 900 millones de euros en 2015 a 9 mil 700 millones en 2021. En ocasiones, las tasas de crecimiento trimestral se aproximaron al 50%.

Con una apreciación de la historia de la casa italiana, Michele fusionó los elementos característicos del legado de Gucci con una estética más moderna.

Su enfoque de género fluido (desde 2017, Gucci ha presentado las colecciones de hombre y de mujer juntas) y el uso de una cacofonía ecléctica de estampados, colores y texturas atrajo a una nueva generación de consumidores jóvenes en Europa, Estados Unidos y China.

Los mocasines con forro de piel y accesorios con forma de herradura y las bolsas cruzadas adornadas con el logotipo de la doble G se hicieron rápidamente virales.

Durante su reinado atrajo a legiones de admiradores famosos, como Lady Gaga, Beyoncé, Billie Eilish, Dakota Johnson y Jodie Turner-Smith.

Sin embargo, desde 2017 el ritmo de crecimiento de los ingresos había disminuido de forma constante.

En octubre de 2021 se reveló que las ventas crecieron un 3.8% en el tercer trimestre, cifra inferior a las expectativas de los analistas.

Las personas con información privilegiada atribuyeron la fatiga de la marca al efecto de la pandemia, especialmente en mercados centrales como el asiático.

En comparación con otros rivales del lujo, incluidos LVMH y Hermès, las acciones de Kering han tenido un rendimiento inferior.

Los esfuerzos de Gucci para combatir este declive incluyeron la reducción de su calendario anual de desfiles y la eliminación de sus colecciones anuales de crucero y preotoño.

La casa de moda también emprendió una serie de colaboraciones con marcas inesperadas como Adidas y un “Proyecto Hacker” con Balenciaga.

En 2017, Harry Styles fue nombrado embajador de Gucci. Apareció en varias campañas y este mismo mes lanzó una colección colaborativa titulada Ha Ha Ha.