La vacuna universal contra la gripa podría estar disponible en 2 años
La nueva vacuna está diseñada para preparar al sistema inmunitario contra los 20 subtipos de influenza A y B, lo cual podría armar al organismo para hacer frente a cualquier virus de la gripa que surja. Foto: Peter Byrne/PA

Una vacuna universal contra la gripa que proteja contra todas las cepas del virus podría estar disponible en los próximos dos años, según indicó un destacado científico.

Se descubrió que una vacuna experimental basada en la misma tecnología de ARNm utilizada en las muy exitosas vacunas anticovid protege a ratones y hurones contra la gripa grave, lo cual sienta las bases para que se realicen ensayos clínicos en seres humanos.

El profesor John Oxford, virólogo de la Queen Mary University en Londres, que no participó en el trabajo, comentó que la vacuna desarrollada en la Universidad de Pensilvania podría estar lista para su uso después del próximo invierno.

“No puedo dejar de hacer hincapié en el gran avance que supone este trabajo”, comentó Oxford al programa Today de Radio 4 de la cadena BBC. “El potencial es enorme, y creo que a veces subestimamos estos grandes virus respiratorios”.

Los investigadores han estado trabajando en vacunas universales contra la gripa desde hace más de una década, sin embargo, el último avance, publicado en la revista Science, es considerado como un paso importante hacia una vacuna que podría ayudar a proteger a los seres humanos de una pandemia de gripa potencialmente devastadora.

Las vacunas contra la gripa estacional, que protegen contra hasta cuatro cepas del virus, son actualizadas cada año para garantizar que correspondan a los virus de la gripa en circulación. La nueva vacuna está diseñada para preparar al sistema inmunitario contra los 20 subtipos de influenza A y B, lo cual podría armar al organismo para hacer frente a cualquier virus de la gripa que surja.

La última vez que el mundo experimentó una pandemia de gripa fue en 2009, cuando un virus que pasó de los cerdos a los humanos se propagó por todo el mundo. Aunque ese brote fue mucho menos letal de lo que temían las autoridades de salud, la pandemia de gripa de 1918 demostró cuán peligrosas son las nuevas cepas que pueden matar a decenas de millones de personas.

Proporcionar a las personas un nivel de inmunidad “estándar” contra toda la gama de cepas de la gripa podría conducir a muchas menos enfermedades y menos muertes cuando se produzca la próxima pandemia de gripa, señaló el Dr. Scott Hensley, investigador del equipo en Pensilvania. Los experimentos con ratones y hurones demostraron que la vacuna antigripal de ARNm provocaba altos niveles de anticuerpos que se mantenían estables durante varios meses y protegían contra el virus.

Aunque los resultados de las pruebas con animales son prometedores, es necesario realizar ensayos clínicos para comprobar si la vacuna protege a los seres humanos de la misma manera sin causar efectos secundarios problemáticos. La vacuna plantea cuestiones a los reguladores acerca de la aprobación de una vacuna que podría proteger contra los virus con potencial pandémico, pero que en realidad aún no han aparecido.

“Esta vacuna solo ha sido probada en animales hasta la fecha y será importante investigar su seguridad y eficacia en humanos”, comentó el Dr. Andrew Freedman, profesor de enfermedades infecciosas en la Universidad de Cardiff. “Parece ser un enfoque muy prometedor para el objetivo de producir una vacuna universal contra la gripa, así como vacunas que protejan contra múltiples miembros de otras familias virales, como los rinovirus y los coronavirus”.

Adolfo García-Sastre, director del Institute for Global Health and Emerging Pathogens del hospital Mount Sinai en Nueva York, señaló que las actuales vacunas contra la gripa no protegían contra los virus de la influenza que tienen potencial pandémico. “Esta vacuna, si funciona bien en las personas, lo lograría”.

“Los estudios son preclínicos, en modelos experimentales”, añadió. “Son muy prometedores y, aunque sugieren una capacidad protectora contra todos los subtipos de virus de la influenza, no podemos estar seguros hasta que se realicen ensayos clínicos en voluntarios”.