El fondo Earthshot concede 1 millón de libras a científicos británicos que luchan contra la crisis climática
Kate, luciendo un vestido verde rentado, y Guillermo llegan a los premios Earthshot en Boston. Foto: Kirsty O'Connor/PA

Los científicos que sustituyeron los envases de plástico por algas figuran entre las personas galardonadas con un premio de un millón de libras del fondo Earthshot del príncipe de Gales.

El premio está destinado a recompensar soluciones innovadoras para hacer frente a las emergencias climática y de biodiversidad, y debe su nombre al desafío Moonshot planteado por el expresidente estadounidense John F. Kennedy en los años sesenta, que unió a millones de personas en torno al objetivo de llevar una persona a la luna en el plazo de una década.

En una ceremonia repleta de estrellas celebrada en Boston, Massachusetts, el príncipe Guillermo anunció los cinco ganadores de su premio, que fue creado en 2020. El príncipe y la princesa de Gales estuvieron acompañados por celebridades de la talla de Annie Lennox, Billie Eilish, David Beckham, Ellie Goulding y Rami Malek.

El príncipe comentó a los asistentes: “Creo que las soluciones de Earthshot que han visto esta tarde demuestran que podemos superar los mayores retos de nuestro planeta. Y al apoyarlas e impulsarlas podemos cambiar nuestro futuro. Junto con los ganadores y finalistas de esta noche, y aquellos que serán descubiertos en los próximos años, espero que el legado de Earthshot siga creciendo, ayudando a nuestras comunidades y a nuestro planeta a prosperar”.

El fondo Earthshot concede 1 millón de libras a científicos británicos que luchan contra la crisis climática - WhatsApp-Image-2022-12-05-at-16.02.41
El príncipe y la princesa de Gales con la alcaldesa Michelle Wu durante una visita a Boston Harbour Defences para escuchar la forma en que la ciudad hace frente al aumento del nivel del mar. Foto: Chris Jackson/PA

Una de las ganadoras fue la empresa Notpla, con sede en el Reino Unido, que está creando una alternativa a los envases de plástico a partir de algas marinas. La empresa emergente creó una alternativa natural y biodegradable al plástico fabricada a partir de algas marinas y plantas, que se puede utilizar para crear toda una variedad de productos de envasado, como una burbuja para retener líquidos, un revestimiento para recipientes de alimentos y un papel para la industria de la cosmética y la moda. Hasta la fecha, la empresa ha fabricado más de un millón de cajas de comida para llevar para la página web de reparto de comida a domicilio Just Eat.

Pierre Paslier, cofundador de Notpla, comentó: “Nadie quiere vivir en un mundo lleno de residuos plásticos, pero aún estamos a tiempo para actuar. Nunca ha habido un momento mejor para utilizar soluciones naturales para resolver el reto de los plásticos”.

Otro ganador fue un grupo de mujeres indígenas que han estado vigilando la Gran Barrera de Coral en Australia. Su proyecto combina 60 mil años de conocimientos indígenas con tecnologías digitales para proteger la tierra y el mar. El programa Indigenous Women of the Great Barrier Reef ha capacitado a más de 60 mujeres, que han proporcionado datos científicos además de proteger lugares de gran importancia cultural y espiritual.


También fue premiada una empresa con sede en Omán que desarrolló una técnica para convertir el CO2 en roca y almacenarlo permanentemente bajo tierra, con el objetivo de mineralizar mil toneladas de CO2 capturado localmente cada año hasta 2024.

Otros proyectos que se llevaron un premio a casa fueron una empresa emergente que suministra estufas de combustión más limpia a mujeres de Kenia con el objetivo de reducir la contaminación en interiores y proporcionar una forma más segura de cocinar, y una empresa que suministra invernaderos sostenibles a agricultores en la India.