Vive y deja volar: revelan la historia del tema de Paul McCartney para 007
Paul McCartney canta el tema de la película de James Bond Vive y deja morir en la televisión estadounidense en 1972. Foto: Bettmann/Archivo Bettmann

Siempre pareció inconcebible que los productores de James Bond quisieran sustituir a Paul McCartney por otro cantante para “Vive y deja morir”, sobre todo porque su canción principal para el clásico de Roger Moore de 1973 se convirtió en un éxito masivo. Sin embargo, la historia contada por el productor discográfico de los Beatles, George Martin, y repetida por McCartney, era que los productores de 007 pensaban que la grabación de McCartney con su banda Wings era solo un demo y que querían una voz femenina.

Ahora, Allan Kozinn y Adrian Sinclair, autores de un libro que se publicará próximamente, descubrieron contratos inéditos en un archivo universitario estadounidense que muestran que los productores de Bond siempre quisieron contar con McCartney para los créditos iniciales y con otro intérprete para la escena de la discoteca de la película.

Vive y deja volar: revelan la historia del tema de Paul McCartney para 007 - 2033
Roger Moore y Jane Seymour en la película de James Bond Vive y deja morir, 1973. Foto: Anwar Hussein/Getty Images

Kozinn, crítico musical del periódico The New York Times durante 38 años hasta 2014, comentó: “Esta ha sido una vieja historia en el mundo de la música, los productores de Vive y deja morir querían sustituir a McCartney por una cantante femenina. Martin contó la historia muchas veces. Paul la retomó muchas veces. En realidad, las comunicaciones internas revelaron que siempre estuvo en el contrato que habría dos versiones de la canción”.

En sus memorias de 1979, All You Need is Ears, Martin recordó haberle puesto la grabación de McCartney a Harry Saltzman, productor de las películas de Bond junto con Albert “Cubby” Broccoli: “Me pidió que me sentara y me dijo: ‘Estupendo. Me gusta lo que hicieron, un sencillo muy bonito, me gusta la partitura. Ahora dime, ¿a quién crees que deberíamos pedirle que la cante?’

Aquello me sorprendió por completo. Después de todo, tenía en sus manos la grabación de Paul McCartney que habíamos hecho. Y Paul McCartney era Paul McCartney. Pero era evidente que lo trataba como un demo. ‘No entiendo. Tienes a Paul McCartney’, le dije. ‘Sí, sí, está bien. ¿Pero a quién vamos a contratar para que la cante para la película?’ ‘Lo siento. Sigo sin entender”, respondí, pensando que tal vez había algo que no me habían dicho. ‘Ya sabes, tenemos que tener una chica, ¿no?'”.

En una entrevista, McCartney comentó: “Los productores de la película encontraron un tocadiscos. Una vez terminada la grabación, le dijeron a George: ‘Es genial, un demo maravilloso. Entonces, ¿cuándo vas a hacer la canción real y a quién vamos a contratar para que la cante? Y George respondió: ‘¿Qué? Esta es la canción real'”.

Sinclair, un documentalista galardonado, comentó: “Eso se convirtió en una parte de la colección de historias que George y Paul contarían a lo largo de los años, y nunca nadie lo corrigió”.

Añadió que el material de archivo –comunicaciones internas entre abogados y otras personas que representaban a McCartney y a los productores de Bond, Eon Productions– “socava la historia y la presenta desde una perspectiva muy diferente”.

Los contratos revelan que el abogado suegro de McCartney, Lee Eastman, le negoció unos honorarios de 15 mil dólares por componer Vive y deja morir con su entonces esposa, Linda. Otros acuerdos financieros, incluidos los derechos de publicación, le hicieron ganar unos 50 mil dólares, con el 50% de las ganancias netas.

Vive y deja volar: revelan la historia del tema de Paul McCartney para 007 - 4178
Paul McCartney y su esposa Linda llegan al estreno de Vive y deja morir en 1973. El padre de Linda era el abogado de McCartney.
Foto: Hulton Archive/Getty Images

En uno de los documentos, Ron Kass, exdirector de la compañía discográfica de los Beatles Apple Records contratado por Eon,envió un escrito a Saltzman: “Paul McCartney ha aceptado escribir la canción principal titulada Live and Let Die. Él y su grupo musical Wings interpretarán la canción principal bajo los créditos iniciales”.

Kozinn señaló: “Así que podemos decir con bastante seguridad que no iban a sustituir a Paul. Una de las versiones iba a ser con Wings, que sonaría en los créditos iniciales de la película y en los créditos finales. También habría una versión en vivo de la canción interpretada por B.J. Arnau, una cantante de soul, durante la escena del club. Cuando vimos esos documentos no pudimos evitar pensar que se trataba de un malentendido”

“Martin no estaría familiarizado con los términos de ese contrato, pero Paul sin duda sí. Una de las cosas que descubrimos es que, si es una buena historia, Paul la secundará. No tenía ninguna razón para suponer que alguien vería ese contrato”.

La historia se encuentra entre las investigaciones de su libro The McCartney Legacy: Volume I: 1969-1973, descrito como la exploración más detallada de la vida creativa de McCartney después de los Beatles. Refleja que, en los 50 años transcurridos desde la separación de los Beatles, los 26 álbumes de McCartney posteriores a los Beatles han vendido más de 86.5 millones de copias.
McCartney fue contactado para obtener sus comentarios.

La imagen principal de este artículo fue modificada el 18 de diciembre de 2022, ya que aparecía invertida en una versión anterior.

La-Lista Síguenos en nuestras redes sociales